A los pirómanos e incendiarios

A los pirómanos e incendiarios

Revista BOCAS - Edición 89.

Foto:
Por: BOCAS
22 de septiembre 2019 , 05:00 a.m.

No hay duda: los pasados agosto y septiembre fueron meses catastróficos para los bosques del mundo. Solo la Amazonia, la selva tropical más grande del planeta, cuyos terrenos los comparten nueve países, perdió 2,5 millones de hectáreas en agosto, lo que serían 4,2 millones de campos de fútbol, según el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil (Inpe).

Las imágenes de Brasil que hemos visto en los últimos meses –con los árboles quemados y los animales muertos por las llamas– no solo reflejan la dolorosa realidad de ese país, sino la de Colombia, Bolivia, Chile y Angola –en el continente africano– donde también ha habido quemas extensas.

Pero lo más penoso es saber que los mayores responsables de este crimen son los seres humanos. Por eso, desde BOCAS, les dirigimos estas palabras a los causantes de estas tragedias ecológicas: pirómanos e incendiarios (que no son lo mismo).

Según Paulo Moutinho, investigador del IPAM, organismo de investigación amazónico, más que la temporada de sequía, la causa de los incendios forestales, en Brasil y en el mundo, es el fuego utilizado para limpiar áreas ya deforestadas con el fin de abrir caminos y preparar la tierra para el cultivo o para el ganado. Quemas supuestamente controladas, para la ganadería y la agricultura, que se salen de control.

También hay teorías conspirativas, como la del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que aseguró que las ONG habrían provocado los últimos incendios para llamar la atención contra su gobierno, por haberles suspendido los recursos. Sin embargo, de eso no hay pruebas.

Colombia también ha vivido recientemente ese horror. Este año se han afectado más de 100.000 hectáreas de bosques y pastos por incendios forestales, para los que se han tenido que utilizar más de 600 mil galones de agua para apagarlos. Los departamentos que han registrados alerta máxima son Cundinamarca, Cauca, Tolima y Nariño, según el director Nacional de Bomberos, Germán Miranda.

En agosto, en Colombia, cada tres horas se presentó un incendio forestal y los casos en los que se ha logrado capturar a los por pirómanos e incendiarios han sido varios. Por ejemplo, el 22 de agosto, 100 hectáreas fueron quemadas en Jamundí (Valle del Cauca) por un grupo de personas que quería invadir el terreno.

En Cundinamarca, los bomberos informaron que este año han sido consumidas 3.875 hectáreas. Y, en Tolima, de julio a agosto de este año, 8.000 hectáreas.

El 31 de agosto, un incendio en Charta, Santander, afectó 150 hectáreas, producto de una quema controlada que hicieron unos campesinos y que, obviamente, no salió bien.

El 3 de septiembre, en Medellín, el cerro de las Tres Cruces sufrió un incendio de diez horas y luego, otro, el 5 de septiembre. Por esto fueron capturados tres menores de edad como responsables del hecho. Y solo dos días antes, en el cerro El Volador fueron capturados dos hombres por prenderle fuego a este otro pulmón verde de la ciudad.

Dolorosas horas vivieron los caleños cuando, el 10 de septiembre, vieron cómo el cerro de Cristo Rey se quemó con llamas de más de cinco metros que amenazaron con llegar al zoológico de la ciudad.

Pues bien, a ustedes, pirómanos e incendiarios, queremos recordarles que la destrucción de recursos naturales en Colombia es un delito que puede tener penas de 15 años de prisión y multas de entre 100 a 15.000 salarios mínimos mensuales legales vigentes, según la ley 599 del 2000. La gobernación del Valle del Cauca, además, ofrece una recompensa de 10 millones por quienes están provocando los incendios.

Importante recordar que los incendios han puesto en riesgo a un millón de indígenas que viven en las selvas amazónicas. Sólo en el territorio indígena de Arariboia, en Maranhão, el pueblo Awá, que vive sin contacto con el mundo exterior, corre el riesgo de desaparecer.

Por fortuna, parece que hay intenciones para ayudar a la selva amazónica. Por ejemplo, los líderes del G7 –Alemania, Canadá, Francia, Estados Unidos, Japón, Italia y Reino Unido– se pusieron de acuerdo para combatir los últimos incendios en la Amazonia.

Sin embargo, el presidente Bolsonaro rechazó la ayuda económica, unos 18 millones de euros, hasta que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, le pida disculpas por llamarlo mentiroso –en alusión a sus compromisos ambientales– y por tratar la soberanía de la Amazonia como un tema internacional. “El amazonas es nuestro, no de ustedes. Brasil es como la Virgen que desean todos los extranjeros pervertidos”, dijo.

Macrón, por su parte, dijo: “La pérdida del primer pulmón del planeta es un problema mundial. Ningún país puede decir que solo le concierne a él, aunque se respeten las soberanías”.

Por otro lado, la fundación del actor Leonardo DiCaprio y los filántropos Laurene Powell Jobs y Brian Seth, creó un fondo de 5 millones de dólares para la preservación y la biodiversidad de la Amazonia, y para ayudar a las comunidades indígenas que habitan la región.

Además, los presidentes de Brasil, Colombia, Ecuador, Bolivia, Perú, Guyana y Surinam firmaron un pacto por la Amazonia, en Leticia, que según el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, contiene “acciones concretas” y “un itinerario de actividades” para preservar la región.

Pero, más que estas ayudas, cuando los bosques ya están quemados y llenos de cenizas, no sobra recordar que la clave es la prevención: no hacer quemas de basura, ni tirar colillas de cigarrillo encendidas, ni dejar elementos abandonados de vidrio en los bosques y el campo. Y claro, avisar enseguida de cualquier atisbo de incendio.

Es, simplemente, tanto para los ciudadanos como para los gobiernos, un tema de conciencia.


REVISTA BOCAS
EDICIÓN 89. SEPTIEMBRE - OCTUBRE DEL 2019

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.