Secciones
Síguenos en:
A los aficionados del tenis
A LOS AFICIONADOS AL TENIS

Novak Djokovic, Rafael Nadal y Roger Federer.

Foto:

A los aficionados del tenis

Revista BOCAS - Edición 93.

La temporada tenística 2020 empezó mal; el (falso) positivo de Robert Farah fue un baldado de agua fría para todos los amantes del deporte blanco. El número uno del mundo en dobles –con su inseparable compañero, Juan Sebastián Cabal– tuvo que soportar la presión mediática, las dudas, los abogados y la incertidumbre de una sanción que prácticamente podía acabar con su carrera. Las pruebas y un talentoso equipo de abogados lograron dejar todo de lado –la cantidad de boldenona en su cuerpo resultó ser ridícula– y ahora él y Cabal –los tenistas que más alto han dejado la bandera del tenis nacional– se preparan otra vez para defender el número uno y su gran objetivo: los Juegos Olímpicos de Tokio. 2020 tomó otro matiz.

Y no solo por ellos.

El tenis vive un momento histórico y esta temporada puede ser inolvidable.

Los nuevos talentos comenzaron a empujar. Dominic Thiem ya tiene tres finales de Grand Slam y eventualmente tendrá que levantar un trofeo grande. La NextGen, con el precioso tenis del griego Stéfanos Tsitsipás, el talento del alemán Alexander Zverev y la terquedad en el fondo del ruso Daniil Medvédev, tienen todo para tomar el relevo, pero no es tan fácil y ese es el motivo de esta carta.

¿Es posible que haya un relevo para el Big 3? ¿Qué pasará el día que Federer, Nadal y Djokovic cuelguen sus raquetas? O mejor aún: ¿quién se quedará con los números del mejor de todos los tiempos?

Después de ganar el Abierto de Australia y alcanzar el impresionante número de 17 Grand Slams, el padre de Novak Djokovic lanzó un reto que puso a sacar cuentas a todo el mundo: “Estoy seguro de que este año igualará en Grand Slams a Federer”. Federer tiene 20 trofeos de Grand Slam, Nadal tiene 19, para igualar a Federer tendría que ganar Roland Garros (el feudo absoluto de Nadal: 12 títulos), Wimbledon (el patio trasero de Federer: 8 títulos) y el US Open. La hazaña de ganar los cuatro títulos en una sola temporada en la rama masculina únicamente la han logrado Don Budge en 1938 y Rod Laver en dos ocasiones, en 1962 y 1969, pero…

No parece imposible: el Big 3 se ha mostrado capaz de superar lo imposible. El récord anterior de títulos de Grand Slam era de Pete Sampras con 14, al lado de los números de los 20 de Federer, los 19 de Nadal y los 17 de Nole, y de lo que todavía pueden alcanzar, esos 14 títulos parecen un logro menor.

El título individual en los Juegos Olímpicos es un objetivo sin cumplir para Djokovic y Federer. Nadal ganó la medalla de oro en singles y dobles, mientras que Federer ganó dobles con Wawrinka. Pero el oro en singles es un tesoro que “su majestad” y Nole quieren en su vitrina.

Además de los títulos de Grand Slam hay otro récord que Djokovic puede acariciar: el mayor número de semanas en el número uno. Federer es el líder de la clasificación con 310 semanas, le sigue Sampras con 286, Djokovic tiene 278 y ahora se aferra al número uno sin ganas de soltarlo.

Para muchos, Federer es el dios indiscutible sin importar los números. La belleza de su juego y su personalidad lo hacen un referente deportivo que va más allá del tenis, pero sus récords también son de locos y todavía puede romper uno que parecía imbatible: los 109 torneos ATP de Jimmy Connors. El suizo tiene 103 y en caso de querer romperlo a toda costa, solo le bastaría con jugar unos cuantos torneos 250 ATP. Nadal tiene 84 y Djokovic “solo” 78.

En Masters 1000 la pelea es entre Nadal y Djokovic; Nadal tiene 35, Nole tiene 34 y Federer apenas 28. El que les sigue en la lista es Agassi con 17.

Nadal no habla tanto como Djokovic, pero también tiene entre ceja y ceja el récord absoluto de títulos de Grand Slam y su voz suena más mesurada: “Mi único objetivo es continuar jugando buen tenis, seguir disfrutando este deporte y ser feliz”, ¿pero quién puede dudar de que también puede ser el uno histórico?

Para los nuestros, la temporada tampoco es menor; Daniel Galán puede entrar a los 100 primeros del ranking y eso no es un asunto menor; siempre hablamos del Big 3, pero para ser parte de la elite hay que competir y solo se compite entre los mejores. Entrar a los 100 primeros le permitiría a Galán jugar en el cuadro principal de los Grand Slams. Falla y Giraldo fueron top 100 prácticamente durante una década y, sin duda, han sido los mejores colombianos en singles de todos los tiempos en la rama masculina.

En la rama femenina también hay un récord flotando: los 24 títulos de Margaret Court –una mujer que ha sido criticada por homófoba y racista– pueden ser superados por la mejor tenista de esta era: Serena Williams, que tiene 23.

Y la gran ilusión del tenis colombiano –además de todo lo que pueden hacer Farah y Cabal– es Camila Osorio, la ganadora del US Open Junior del año pasado y que, en su ingreso al profesionalismo, ha dejado buenas sensaciones y está en el puesto 204. Tiene tiempo y tenis para subir y plantarse pronto en las 100 primeras.

REVISTA BOCAS
EDICIÓN 93. FEBRERO - MARZO DEL 2020

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.