EL FANTASMA DEL SANTOS

EL FANTASMA DEL SANTOS

La goleada 5-1 que le propinó Santos al América dejó en el ambiente un sentimiento de incredulidad de lo que le puede deparar la Copa Libertadores a los tres equipos colombianos.

19 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

La goleada 5-1 que le propinó Santos al América dejó en el ambiente un sentimiento de incredulidad de lo que le puede deparar la Copa Libertadores a los tres equipos colombianos.

Hoy y mañana, Cali y Medellín abren su participación contra River y Boca, respectivamente. El pronóstico es reservado porque ni Cali ni Medellín (el campeón) son la sombra de lo que fueron el año pasado.

En el caso del Cali, varios jugadores están muy por debajo de su nivel normal y como conjunto apenas se está acoplando. Por eso, los hinchas no podrán esperar que el equipo juegue como aquel que era casi invencible antes de la muerte de Carepa Gaviria y Giovanni Córdoba. Pese al triunfo 2-0 sobre Tuluá, algunos directivos dijeron que a varios jugadores les falta más sacrificio en la cancha.

River viene de sacar un punto en el último minuto contra Newelli s en la primera fecha del torneo Clausura. En la crónica del partido que hizo el diario Clarín se dice que el equipo no tuvo solidez en el fondo ni claridad en la salida y careció de sorpresa . Critica a D Alessandro, quien debutó como capitán, porque no emergió nunca como el conductor que necesitaba el equipo .

Medellín, que será visitante en La Bombonera, solo ha ganado un punto en el Torneo Apertura. Andrés Orozco, fundamental para ganar la estrella, se fue para Rácing. Además, algunos de sus titulares tienen poca experiencia internacional. El portero David González es apenas un preescolar, que brilló en la final del campeonato. Es muy joven, muy bueno en su puesto, pero le faltan años de fútbol y muchos goles para madurar.

Tiene como rival a Boca, que recibió una inyección de ánimo y categoría con el regreso de Carlos Bianchi a la dirección técnica. En Argentina dicen que volvió a parecerse al estratega: sin brillos ni derroches, pero, eso sí, con orden y perseverancia.

Como están las cosas, es mucho más parejo el partido Cali-River. El temor mayor es por la suerte del Medellín. Ojalá ambos equipos colombianos dejen hasta el último aliento en la cancha. Ojalá les vaya bien, porque el 5-1 es un fantasma, no solo para el América.

fermil@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.