Secciones
Síguenos en:
INVASIONES, UNA BOMBA SOCIAL

INVASIONES, UNA BOMBA SOCIAL

Las invasiones en Villavicencio podrían convertirse en un problema de orden público si no se empiezan a tomar medidas que frenen la ocupación ilegal de terrenos.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
06 de junio 2003 , 12:00 a. m.

Las invasiones en Villavicencio podrían convertirse en un problema de orden público si no se empiezan a tomar medidas que frenen la ocupación ilegal de terrenos.

Así lo advirtieron autoridades civiles y de Policía en la capital de Meta, luego de que el miércoles se aplazó por tercera vez el desalojo de 1.600 familias del barrio La Reliquia, en el suroriente de esta ciudad, las cuales ocupan un vasto sector de lotes al lado de caños de aguas negras.

Fuentes de la Alcaldía informaron que la acción no se hizo porque, además de costarle por lo menos 200 millones de pesos al municipio, no había condiciones de seguridad en la zona para un acto en el que probablemente hubiera habido enfrentamientos con la fuerza pública, como ocurrió hace dos años, durante otro intento de desalojo.

El procedimiento debe hacerse con cuidado y protegiendo la vida de los niños. Aún estamos implementando los albergues y centros de atención. Lo que haríamos sería detonar una bomba social que hay en La Reliquia , manifestó una funcionaria de Bienestar Familiar.

La situación en este barrio oriental es la más grave que debe enfrentar la Alcaldía, por la magnitud del terreno, hay al menos otras tres invasiones en los barrios La Nohra, Villa Suárez, Industrial y Villa Juliana, cuyos habitantes -aproximadamente 1000 familias-- están dispuestos a todo con tal de defender lo que creen es de ellos.

Hace una semana también se aplazó otro desalojo de 27 casas en Villa Suárez, según los habitantes, porque se había violado el debido proceso.

Nosotros no queremos seguir enfrentándonos con la Policía, no somos ladrones y podríamos comprar un lote si nos dan las facilidades para hacerlo porque no queremos quedarnos sin casa , dijo Erasmo Prieto, presidente de la Junta de Acción Comunal de La Reliquia.

Pero el problema va más allá. Además de que la administración de Villavicencio no tiene aún un censo oficial de familias invasoras y un registro de los terrenos invadidos, algunas versiones indicarían que hay políticos locales promoviendo la ocupación de más lotes en otros sectores de la ciudad.

En La Madrid, un lote que la Alcaldía tiene para solucionar los problemas de desplazados en La Nora, fue invadido recientemente por 200 familias y la Policía tuvo que actuar. La gente decía que un político los había conminado a hacerlo , dijo una fuente de la Alcaldía.

Sin embargo la denuncia aún no tiene nombres, pero confirma que detrás de las ocupaciones ilegales se levantan microempresas para vender lotes y aprovecharse de la necesidad de vivienda: Aquí hay personas que se adueñaron hasta de 10 lotes y son grandes comerciantes. Están pescando en río revuelto , dijo el presidente de la JAC de La Reliquia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.