DESEMPLEO SIN CONTROL

DESEMPLEO SIN CONTROL

El nivel del desempleo en Ibagué sigue acentuando sus alarmantes cifras. La capital tolimense continúa en el primer lugar del estudio que año tras año realiza el Departamento Nacional Estadística, Dane.

04 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

El nivel del desempleo en Ibagué sigue acentuando sus alarmantes cifras. La capital tolimense continúa en el primer lugar del estudio que año tras año realiza el Departamento Nacional Estadística, Dane.

En efecto, la tasa de desempleo en esta capital llegó al 21.9 por ciento, 6.1 puntos por encima del promedio de las trece áreas metropolitanas, en las que se toma la medida.

El número de desempleados que se calcula en Ibagué es de 49 mil personas. Cuatro mil más que en el 2001, y 15 mil más que en el 2000.

La razón del incremento de esta cifra se debe a que en la ciudad hay poca oferta laboral, para atender la nueva fuerza de trabajo que año tras año crece.

Además, se presenta en la ciudad otro preocupante fenómeno que complica aún más la situación: disminución del empleo existente.

De esta manera, la tasa de desempleo en esta ciudad llegó en diciembre pasado a la cifra tope del 21.9 por ciento, mientras que en el mismo periodo del año 2000 era del 17.8 por ciento.

Los subempleados categoría que describe e identifica la baja calidad del empleo, sigue por encima del 42. 2 por ciento, es decir unas 95 mil personas que realizan alguna actividad, así sólo les ocupe durante una hora a la semana. Esta cifra aumentó en 26 mil personas más que en diciembre del año 2001.

Otro factor que altera y contribuye al aumento de esta tasa de desempleo es el gran número de desplazados que tiene la ciudad.

Casi 25 mil personas han llegado a la capital tolimense como consecuencia de la intimidación proveniente de los actores del conflicto armado contra la población rural.

Según la directora de la Red de Solidaridad en el Tolima, Claudia Piñeros, los desplazados inciden directamente en el aumento del desempleo en la capital.

Así la política de retorno esté logrando los objetivos pretendidos, ya que ancianos y casados están regresando a sus terrenos abandonados, la población joven, sí prefiere quedarse en la ciudad porque consideran que es más fácil lograr desempeñarse laboralmente en Ibagué. Esa población la ve uno vendiendo cualquier cosa o deambulando por las calles.

Sin estrategias claras.

Para el alcalde de Ibagué, Jorge Tulio Rodríguez, la situación es bastante compleja. La principal causa del desempleo para el mandatario radica en que, las tarifas de la energía y la prestación del servicio, no dan garantías para que la ciudad sea vista con buenos ojos para los industriales que pretendan asentar sus fábricas.

Las esperanzas para un posible repunte del empleo en la capital tolimense están cifradas en dos puntos. El primero, que el sector de la construcción logre el auge que pretende el gobierno nacional con la política dePaís de propietariosi , donde en Ibagué se deben generar aproximadamente unos 3.000 empleos, según Camacol Tolima.

La otra alternativa es el Atpa, que obliga a que en la ciudad se capaciten unas diez mil personas que ingresarían a laborar en la cadena algodón textil confección, con el objetivo de que el Departamento alcance la competitividad necesaria para lograr los mayores beneficios de este tratado de preferencias arancelarias.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.