A SU SALUD, PATIÑO, A SU SALUD

A SU SALUD, PATIÑO, A SU SALUD

Qué lástima. Solo faltó un detalle, uno de esos que siempre queda debiendo el fútbol: que esa pelota fuerte de Jairo Patiño al palo derecho del arquero Comizzo hubiera sido gol. Lástima, era el momento preciso, 18 del segundo tiempo, para culminar el partidazo de Patiño anoche en Cali. Pero fueron suficientes su viveza por la derecha, su ocho y su pase preciso para el gol de Carlos Castillo.

20 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Qué lástima. Solo faltó un detalle, uno de esos que siempre queda debiendo el fútbol: que esa pelota fuerte de Jairo Patiño al palo derecho del arquero Comizzo hubiera sido gol. Lástima, era el momento preciso, 18 del segundo tiempo, para culminar el partidazo de Patiño anoche en Cali. Pero fueron suficientes su viveza por la derecha, su ocho y su pase preciso para el gol de Carlos Castillo.

No creí en el Patiño del Pasto el año pasado, no en su momento. No era fácil. Pero anoche demostró que tiene cómo atravesar las lagunas de Giovannni Hernández y, también, las del medio campo del Cali.

Porque Cali ganó bien, pero tuvo momentos de angustia en el medio campo y de lucidez solo en la defensa. Andrés Mosquera se jugó un excelente partido y la última línea contuvo a River que, sin ser nada del otro mundo (Cavenaghi y D Alessandro no metieron miedo) sí hizo ver a un Cali enredadísimo en el primer tiempo y que difícilmente tenía cómo cambiar el juego.

De Giovanni resultó definitivo su manejo del balón durante los 15 primeros minutos del segundo tiempo. Ahí fueron decisivos su entereza y, finalmente, ese reclamado liderazgo para coger la pelota y ordenar el partido. El Cali cambió. Sin embargo, de él, aún hay más para esperar, sin duda, como de Elkin Murillo (buen premio el primer gol para un momento difícil).

Por fortuna, apareció Patiño para mover en medio del caos del Cali en el primer tiempo la defensa de River y en el segundo , para ser contundente en ataque. Es prematuro decir que será figura, pero habrá que seguirlo, en el resto de la Copa. El fútbol nos quedó debiendo ese gol de Patiño. Pero Patiño no nos quedó debiendo nada.

torale@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.