Secciones
Síguenos en:
TESTIMONIO FINAL

TESTIMONIO FINAL

Con tal nombre, el ex presidente Turbay Ayala tituló la intervención que hizo en el pasado Congreso Nacional Liberal. Dice que es un legado que deja a los simpatizantes de la causa liberal, hecho con base en su experiencia, y cuyo propósito es lograr las mejores condiciones de lucha para el Partido Liberal y desbrozar la ruta triunfal de su recorrido democrático.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
06 de junio 2003 , 12:00 a. m.

Con tal nombre, el ex presidente Turbay Ayala tituló la intervención que hizo en el pasado Congreso Nacional Liberal. Dice que es un legado que deja a los simpatizantes de la causa liberal, hecho con base en su experiencia, y cuyo propósito es lograr las mejores condiciones de lucha para el Partido Liberal y desbrozar la ruta triunfal de su recorrido democrático.

En horabuena dicho pronunciamiento. Todo ha sido muy positivo en el actual proceso de la colectividad, pero hay algo que preocupa: el radicalismo de gran parte de los dirigentes, ante la pérdida del poder, parapetándose únicamente en el cuento de la socialdemocracia (v.gr. Internacional Socialista).

Por eso, más que bienvenidas son la reflexiones del Dr Turbay, ante la ambivalencia y confusión que reina por la posición contradictoria de los nuevos directivos, Piedad Córdoba y Camilo Sánchez.

Esto dijo: El partido no mira con prevención, pero tampoco tiene preferencias por doctrinas políticas y filosofías foráneas, probablemente importantes, pero ajenas a la manera de ser de nuestro pueblo . La afiliación del Partido a la Internacional Socialista, no se puede entender como una enajenación de los principios que le dan vida a nuestra colectividad y que no han sido sustituidos, sino enriquecidos en su dimensión social .

En el partido no hay espacio para los excesos políticos, ni para las aventuras sectarias. El liberalismo no es una secta de resentidos condenados a rumiar odios, sino una fuerza social y política en capacidad de entenderse con otras fuerzas democráticas, en el servicio de los intereses de la comunidad .

No concibo al partido, como una cofradía de Ayatolahs... El partido no acoge ninguna doctrina fundamentalista, ni pretende perder su carácter pluralista .

* Magíster en Estudios Políticos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.