Secciones
Síguenos en:
LA GUACA DESPLAZÓ A UNA FAMILIA

LA GUACA DESPLAZÓ A UNA FAMILIA

Las 24 horas de cautiverio de Ailen Rocío David, sobrina del soldado profesional Wilson de Jesús Artunduaga, hacen parte de uno de los episodios de la tragedia que hoy vive la familia del uniformado que hizo parte del grupo que encontró varios millones de dólares enterrados en la antigua zona de distensión.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
07 de junio 2003 , 12:00 a. m.

Las 24 horas de cautiverio de Ailen Rocío David, sobrina del soldado profesional Wilson de Jesús Artunduaga, hacen parte de uno de los episodios de la tragedia que hoy vive la familia del uniformado que hizo parte del grupo que encontró varios millones de dólares enterrados en la antigua zona de distensión.

Los cinco hermanos, ocho sobrinos y los padres del soldado profesional, capturado el pasado 29 de abril en Popayán, tuvieron que abandonar sus casas porque supuestos emisarios de las Farc los visitaron para exigirles que les devuelvan el dinero tomado por los soldados implicados en el hallazgo de la guaca en la zona de distensión .

Ahora no sabemos qué va a pasar con nosotros. Por culpa de un dinero que jamás hemos tenido ya perdimos nuestro hogar , dice desconsolada Luz Marina Holguín.

El desespero de la familia es total, el rapto de la menor de 17 años, en la noche del miércoles pasado, fue un aviso de que la cosa iba en serio.

Esa noche ocho hombres armados llegaron hasta la humilde vivienda, situada en el lote 56 del sector de Villa García, zona subnormal en la ladera del suroccidente de Popayán, para preguntar por el soldado y el dinero. Ellos nos dijeron que querían la verdad sobre la plata y por eso me llevaron , dice la menor.

Recuerda que dos hombres se llevaron a su madre para uno de los cuartos, mientras otros tres se quedaron con ella y la obligaron a subir a un taxi que esperaba al final de la empinada calle. Me pusieron una venda en los ojos y solo la quitaron cuando me metieron en un cuarto. Me decían que tenía que colaborar para que todo terminara bien .

Dijo que no sabía nada y solo superon del dinero cuando capturaron a su tío.

Ailen Rocío fue abandonada cerca al río Palacé, otra vez con los ojos vendados. Esperó tirada en el piso a que el ruido del motor del carro en que fue transportada desapareciera. Fueron dos horas de camino hasta llegar a la Panamericana. A las 11 de la noche se dio cuenta de que estaba en la vereda Río Blanco, a 20 minutos del área urbana de Popayán. Estoy bien, vengan por mí , les dijo por teléfono a su Luz Marina Holguín y a Alvaro David. Ni la familia ni las autoridades dieron información sobre la razón de la liberación.

Ahora, alojados donde amigos, los familiares de Wilson de Jesús Artunduaga, esperan que la pesadilla termine.

No podemos pagar con nuestras vidas por algo que ignoramos. Ellos deben entender que siempre hemos sido humildes y así seguiremos , dice Hermelinda Artunduaga, madre del soldado.

FOTO.

Alien Rocío David

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.