DISLEXIA: CUANDO LAS LETRAS HABLAN

DISLEXIA: CUANDO LAS LETRAS HABLAN

Esta cifra pone en evidencia la importancia del tratamiento precoz de esta alteración, ya que en al menos el 1 por ciento de los afectados, los síntomas se agudizan en la edad adulta.

07 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Esta cifra pone en evidencia la importancia del tratamiento precoz de esta alteración, ya que en al menos el 1 por ciento de los afectados, los síntomas se agudizan en la edad adulta.

Los problemas de aprendizaje de los niños disléxicos no están relacionados con su capacidad intelectual ni con otros trastornos psicológicos.Sin embargo, el desconocimiento de la enfermedad lleva a confundir los síntomas y dificulta el diagnóstico. De ahí la necesidad de informar a los padres y los educadores con el fin de facilitar la integración de estos niños."Hay que desterrar la idea de que los niños disléxicosson tontos o retrasados. Todo lo contrario, son muy inteligentes porque al tener un aprendizaje visual son capaces de procesar 32 imágenes por minuto", señala un reconocido médico.

Los niños disléxicos se encuentran desorientados porque piensan en imágenes y son incapaces de leer las palabras de las que no tienen una imagen, lo que les provoca confusión, desorientación y distorsión de la realidad. Pero estos niños reúnen otra serie de características que les distingue positivamente.Los niños disléxicos se destacan por su "creatividad, su intuición, el pensamiento en imágenes y la percepción multidimensional, aunque suelen ser personas muy despistadas".

Posible origen genético.

Los afectados por la dislexia no comprenden el proceso de asociación del sonido y de la forma de las letras que se hacen muy rápidamente en el cerebro."Hoy sabemos que su origen genético es probable y proviene de un disfuncionamiento de los procesos psicológicos y visuales implicados en el reconocimiento de las palabras.Existen anomalías en el nivel de la corteza cerebral de los disléxicos y, principalmente, en el hemisferio izquierdo", señala el doctor Philipe Everard, jefe del Servicio de Neuropediatría del Hospital Robert Debré, de París.Un estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Jyven Finlandia, ha comprobado que el hemisferio izquierdo del cerebro es menor en los bebés con alto riesgo de padecer dislexia que en los que supuestamente no la tienen.Al menos uno de los padres de los 100 niños examinados era disléxico, lo que determinaba el riesgo de sus hijos.La posibilidad de sufrir dislexia se multiplica por ocho en los niños que tienen al menos un padre con este problema. Según, Paavo Leppcoordinador del estudio, "aunque estos resultados no pueden ser considerados definitivos, éste podría ser un primer paso para desarrollar una técnica que permita identificar a los niños con alto riesgo de sufrir este trastorno".Durante el estudio se comprobó que al oír los sonidos de dos consonantes que se pronuncian de manera diferente en términos de temporalidad, en concreto los sonidos /ata/ y /atta/, el hemisferio izquierdo de los niños con mayor riesgo de dislexia era distinto al de los que no tenían antecedentes familiares.

FOTO:La dislexia afecta al 10 por ciento de la población escolar y adulta. Se presenta con mayor frecuencia en los niños varones, en una proporción de 8 a 1. Esto puede deberse a que las mujeres tienen más facilidad para compensar la dislexia y a que desarrollan más el área del lenguaje que los hombres.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.