GOBIERNO SE JUEGA CONFIANZA EMPRESARIAL

GOBIERNO SE JUEGA CONFIANZA EMPRESARIAL

Los empresarios fueron parcos al hablar de los anuncios del Contralor, en el sentido de que apenas 706.000 millones de pesos de los 2,4 billones del Impuesto al Patrimonio se destinarán realmente al fortalecimiento de las Fuerzas Militares. (VER CUADRO: RECAUDOS DEL 1,2%)

22 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Los empresarios fueron parcos al hablar de los anuncios del Contralor, en el sentido de que apenas 706.000 millones de pesos de los 2,4 billones del Impuesto al Patrimonio se destinarán realmente al fortalecimiento de las Fuerzas Militares.

(VER CUADRO: RECAUDOS DEL 1,2%).

El presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, dijo que eso realmente no les preocupaba. El presidente de la SAC, Rafael Mejía, insistió en que el sector privado apoya al Ministerio de Defensa, que siempre ha estado dispuesto a explicar en qué se utilizan los recursos .

Pero esto no quiere decir que el sector productivo y los demás contribuyentes del 1,2, que ya han girado 1,8 billones para cumplir con el tributo, vayan a perdonarle al Gobierno cualquier descuido . Todo lo contrario. Se trata de un impuesto sobre el cual exigirán más que nunca claridad y resultados.

Al fin y al cabo, en muy pocas oportunidades el sector empresarial ha estado tan dispuesto a aportar de su bolsillo, como lo ha estado en este caso. Bien lo dijo ayer el director de la Dian, Mario Aranguren: Nos hemos dado cuenta de que la gente sí le creyó al Gobierno. Los contribuyentes han pagado las tres cuotas más cumplidamente que nunca. Solo hay una mora de 75.000 millones de pesos .

Prueba de la buena disposición que tenían los colombianos frente al tributo, columna vertebral de la conmoción interior decretada el 11 de agosto del 2002, fueron los aportes voluntarios que se recibieron con el pago de la primera cuota: 8.975 millones de pesos provenientes del bolsillo de 10.390 personas naturales.

Pero esa disposición a aportar se ha hecho sobre la base de que solo así habrá seguridad para ejercer las actividades productivas.

Es exagerado decir que las palabras del Contralor son el inicio del fin de la luna de miel entre Gobierno y empresarios. No obstante, es claro que si no hay resultados, reinará la decepción entre los más de 300.000 contribuyentes del impueso al patrimonio.

Y no faltarán las voces de quienes digan: se lo advertí. Por lo menos, lo dirán el Procurador General, Edgardo Maya, quien en septiembre del 2002 habló de crear un fondo para evitar que los recursos obtenidos se fueran en asuntos diferentes al objetivo propuesto. Días después, en noviembre, algunos magistrados de la Corte Constitucional expresaron sus dudas sobre la destinación del dinero proveniente del tributo.

Aunque desestime las denuncias del Contralor, el Gobierno debe saber que de la claridad en el manejo del impuesto al patrimonio depende también la confianza de los empresarios, y atender llamados como el de Villegas de la Andi, de convocar una veeduría para controlar el uso de los recursos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.