GUERRAS

GUERRAS

Mientras en Colombia continúa la guerra del terrorismo acabando con vidas humildes y de la oligarquía, como reclamaban algunos y el mundo está a punto de iniciar un conflicto bélico de proporciones catastróficas, en Ibagué, la guerra verbal y~periodística, no tiene fin.

14 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Mientras en Colombia continúa la guerra del terrorismo acabando con vidas humildes y de la oligarquía, como reclamaban algunos y el mundo está a punto de iniciar un conflicto bélico de proporciones catastróficas, en Ibagué, la guerra verbal y~periodística, no tiene fin.

Estados Unidos, desconociendo todas las recomendaciones de las Naciones Unidas, como lo ha hecho siempre,~para no intervenir en Irak, se~presta a darle una lección al mundo para demostrar quién es el que manda. Los esfuerzos de Koffi Anam,~dolido, porque no se le pone cuidado a sus mensajes, adujo, que tal vez esa posición de las potencias, era debido a su condición de que un negro está al frente del organismo mundial. Cierto o no, es que mientras el mundo siente el terrorismo~y tambores de guerra, en nuestra parroquia,~los ataques y contraataques, son pan de cada día.

El centro de la batalla parroquial, ha sido el alcalde Jorge Tulio Rodríguez, que dicho sea de paso, se ha defendido bien, en el escenario que le toca, ante la justicia, por lo que no se entiende, el porqué salen defensores de oficio, que sólo han polarizados las páginas de los periódicos y noticieros, así como a la opinión pública. De un lado las baterías y mísiles, se han dirigido a las denuncias penales, por supuestos actos de corrupción, enriquecimiento ilícito y cuanta norma del código penal se considera violada para atacar, apoyándose en veedurías, que~si nos atenemos a los resultados,~han quedado muy cuestionadas en sus verdaderas intenciones. Claro, han pretendido ser mártires de la guerra. Por el otro, el sistema de defensa,~con algunos abogados que no se han contentado con sus triunfos en los estrados sino que también quieren hacer parte~de la batalla periodística. El llamado de atención de la defensora del lector~del El Tiempo, es motivo para que mientras que tal situaciónbélicai ocurre, se ha dejado de lado, el control político y ciudadano que debe hacérsele a la Administración Municipal, ya que si bien, ha tenido muchos aciertos, en algunos aspectos la gestión no ha sido la ideal. Pretender que el Concejo de Ibagué, haga debates serios, es pedirle peras al olmo. O que el Personero o la Contralora, se pronuncien, no con los consabidos shows publicitarios sino con informes de gestión relevantes, es~pensar que la paz nos llegue del cielo.

Utilicemos las letras, para ser proactivos, tanto en la crítica como en las propuestas. La justicia dirá, sin las denuncias, como hasta ahora, son pegadas con babas, o~ por el contrario, aparte del debate moral y ético, el alcalde Jorge Tulio, ha cometido errores, aparte de~consentir que personas allegadas se involucren en su gestión.

Estamos a la espera de las propuestas, sobre el desempleo, los impuestos, el relleno sanitario, la inseguridad, el espacio público, etc, verdaderas batallas que hay que luchar.

Estamos cerca a una guerra mundial, mientras en Ibagué, estamos en guerra parroquial. Suena casi lo mismo, pero definitivamente son distintas.

* Abogado litigante~

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.