Secciones
Síguenos en:
DENUNCIAN VENTA DE PATRIMONIO CULTURAL

DENUNCIAN VENTA DE PATRIMONIO CULTURAL

El Instituto Colombiano de Antropología e Historia (Icanh) denunció ante la Interpol Colombia que Christie s y Bruun Rasmussen, dos de las casas de subastas más famosas del mundo, ofrecerán de manera irregular 45 piezas de arte precolombino de las culturas Tairona, Sinú, Quimbaya y Calima, entre otras, a compradores de todo el mundo, en las próximas dos semanas.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
08 de junio 2003 , 12:00 a. m.

El Instituto Colombiano de Antropología e Historia (Icanh) denunció ante la Interpol Colombia que Christie s y Bruun Rasmussen, dos de las casas de subastas más famosas del mundo, ofrecerán de manera irregular 45 piezas de arte precolombino de las culturas Tairona, Sinú, Quimbaya y Calima, entre otras, a compradores de todo el mundo, en las próximas dos semanas.

Precisamente Christiei s tiene en su página principal de internet una pieza Tairona que utiliza de gancho para su subasta que, acompañada de muestras de arte africano y de Oceanía, se realizará en París el 12 de junio próximo (ver recuadro). Las otras 7 piezas se pondrán a disposición del público en Dinamarca, el 19 de junio.

Una fuente de la Interpol Colombia confirmó que ya hizo contactos con su homóloga francesa con relación al caso de Christie s, en París.

La función nuestra es difundir la información y esperamos que las autoridades de ese país verifiquen si pueden o no detener la subasta. Ya nos comunicamos con la secretaría general de la Interpol, en Lyon (Francia), y aunque nuestro concepto no los obliga, les corresponde revisar si las piezas tienen todos los documentos al día .

Pero no solo los estamentos policiales están preparándose para dar esta batalla. La ministra de Cultura, María Consuelo Araújo, y la directora del Icanh, María Victoria Uribe, están revisando con qué opciones diplomáticas cuentan para impedir que se trafique con la cultura material colombiana.

El problema legal.

La Convención de la Unesco, fechada en 1970 y ratificada por Colombia en 1986, incluye las medidas que deben adoptarse para prohibir e impedir la importación y la transferencia de propiedad ilícita de Bienes Culturales . Esta convención también fue ratificada por Francia, además de casi 90 países.

Y son precisamente esos tratados, de los cuales Francia es el gran abanderado mundial, los que dan una esperanza a que Colombia recupere esa parte de su historia y su patrimonio.

Eso da una buena oportunidad para que, si no se repatrian, al menos se pueda evitar que las piezas se vendan , dice Víctor González, coordinador de Arqueología y Patrimonio del Icanh.

González, una de las más autorizadas fuentes en el tema, afirma de las piezas en subasta que podemos decir con mucha certeza que sí son colombianas y certificar que no se encuentran registradas en el listado de patrimonio arqueológico, única forma de que estén legalmente en manos de particulares. Tampoco hay autorización oficial para su salida del país .

Es verdad que al no tener claridad sobre su contexto, es decir dónde y en que circunstancias fueron halladas estas piezas, parte de su valor científico está perdido para siempre.

Sin embargo, a pesar de que no tienen mucha información arqueológica, su lugar natural deben ser los museos para evitar que se fomente el comercio de más bienes y con eso se sigan destruyendo más sitios arqueológicos , afirma González.

Bendetta Roux, por su parte, afirma desde Christie s en Nueva York que no tenemos conocimiento de ningún intento por retirar esos lotes (de piezas colombianas) y hasta que no hablemos con nuestra oficina de París, el martes, no podremos comentar el asunto .

La embajada francesa en Colombia indicó no tener conocimiento del caso y aclaró que si algún contacto se ha hecho entre entidades policiales, esa oficina no tiene por qué saberlo.

LA JOYA DE LA CORONA.

El pendiente Tairona en oro, de 13,1 centímetros de alto, que abre la página de internet de Christie s, tiene un valor estimado por esa casa de entre 380 y 450 millones de pesos.

Proviene, dicen ellos, de una posesión del francés Arthur Rouet (1843-1911) y pertenece actualmente a su nieta.

Este francés viajó a E.U., trabajó en los primeros trenes del lejano oeste y regresó a Europa en 1870 para participar en la guerra franco-prusiana. Con él, dice Christie s, viajó el pendiente.

En 1929 un incendio destruyó la casa familiar de los Rouet, accidente del cual sólo se habría salvado esta pieza.

Ellos van a tratar de argumentar que estaba en posesión de esa familia desde hace años, como se hizo hace tiempo con una estatua que aparecía en los registros del parque San Agustín hasta 1987 y luego fue encontrada en un catálogo de Bruun Rasmussen en 1998 , dice Víctor González, del Icahn.

Esa vez se logró evitar su venta, pero la estatua no ha regresado a Colombia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.