Secciones
Síguenos en:
CÓDIGO PARA LA CONVIVENCIA

CÓDIGO PARA LA CONVIVENCIA

El nuevo Código de Policía facilitará la convivencia, mejorará la seguridad y permitirá mayor eficiencia en la tarea de las autoridades, aseguró ayer el alcalde Antanas Mockus al lanzar la campaña de divulgación de las normas de regulación ciudadana.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
25 de junio 2003 , 12:00 a. m.

El nuevo Código de Policía facilitará la convivencia, mejorará la seguridad y permitirá mayor eficiencia en la tarea de las autoridades, aseguró ayer el alcalde Antanas Mockus al lanzar la campaña de divulgación de las normas de regulación ciudadana.

"El Código es la Constitución Política aplicada en el terreno de las reglas que deben guiar los comportamientos y el ejercicio de los derechos ciudadanos", dijo al explicar de manera pedagógica los usos fundamentales del manual.

La ofensiva para difundir masivamente en los próximos seis meses las 250 normas que contiene el Código, que entra a regir en 27 días, está en manos de la Secretaría de Gobierno, el Fondo de Vigilancia y Seguridad, la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB) y la empresa de Acueducto y Alcantarillado (EAAB).

Precisamente, algunas de las principales normas están relacionadas con los comportamientos que deben asumir los bogotanos frente a la seguridad en los servicios públicos, contaminación auditiva, espacio público, alumbrado, postes y tapas de alcantarillado (ver recuadro).

Con una inversión de 900 millones de pesos, la campaña para que los ciudadanos conozcan la letra menuda del Código, contempla la distribución directa de ejemplares en más de 400 puntos de atención al ciudadano con que cuenta el Distrito, la enseñanza en la calle por medio de los gu as de Misión Bogotá y la publicación del texto completo en los directorios telefónicos del año entrante.

Las autoridades de Policía que se encargarán de aplicar el Código son el Alcalde Mayor, los alcaldes locales, los inspectores de Policía, los comisarios de Familia, el Consejo de Justicia de Bogotá, los comandantes de Estaciones y CAI y los miembros de la Policía Metropolitana.

Multas y sanciones.

Una de las principales novedades del Código es el aumento.

del valor de las multas para los infractores y la aplicación de sanciones pedagógicas para resarcir el daño causado por una conducta contraria a la convivencia.

Las multas más fuertes son para las empresas que promuevan la invasión del espacio público a travás de ventas ambulantes en semáforos, separadores y andenes. En este caso, van desde 103 mil pesos la mínima, hasta 6 millones de pesos la máxima.

"Se acabó la ápoca en que las multas eran de 200 y 1.000 pesos", dijo Mockus en la plazoleta del Museo Nacional, donde con una representación escánica de un conflicto entre dos vecinos por la apertura de una tienda que afecta la tranquilidad de la vecindad, comenzó la pedagogía del nuevo Código de Policía.

PARA CUMPLIR AL PIE DE LA LETRA.

En la calle:.

* No se puede orinar o hacer otra necesidad fisiológica.

* No se puede desperdiciar agua lavando el carro frente a la casa.

* Al sacar su moscota debe portar el bozal, la cadena y una pala para recoger los excrementos.

* Vacas, caballos y burros no pueden deambular por el espacio público sin dueños.

* Los carros no pueden salpicar a los peatones al pasar por los charcos.

* No puede haber ventas ambulantes en espacio público.

* Es obligación que los menores de 7 años están acompañados de sus padres o personas mayores.

En TransMilenio:.

* Ceder las sillas a los menores de 7 años, personas de la tercera edad, discapacitados y mujeres embarazadas.

* Ingresar a las estaciones por los puentes peatonales o cebras demarcadas.

* Respetar las filas para la compra de los tiquetes.

En ciclorrutas:.

* No se pueden utilizar para el tránsito de vehículos, motos o zorras.

* No se pueden pasear animales o mascotas por estos espacios.

En la vecindad:.

* Es obligación separar en bolsas diferentes el papel, el vidrio, latas, plásticos y residuos.

* No perturbar la tranquilidad con ruidos provenientes de equipos de sonido o fiestas.

* Los borrachitos que deambulen por las calles deben ser llevados a sus casas por la Policía.

ESTO DIJERON...

- Soraya Montoya.

Secretaria de Gobierno.

"Queremos hacer cumplir estrictamente las normas porque vale la pena para tener una mejor ciudad y aprender a autorregularnos en nuestros comportamientos cotidianos".

- Jorge Daniel Castro.

CTE. Policía de Bogotá.

"La convivencia es un compromiso compartido entre las autoridades y la ciudadanía. Las normas del Código regulan las libertades y derechos que tenemos todos, por eso es un manual de convivencia".

FOTO/Carlos Julio Martínez EL TIEMPO.

Con esta escena en la que intervienen el Alcalde Mockus, la secreria de Gobierno, Soraya Montoya y el comandante de la de la Policía, General Castro (en el centro), comenzó la pedagogía del Código.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.