QUE NO FALTE LA BELLEZA

QUE NO FALTE LA BELLEZA

Una cosa es que no falte el pintalabios en la cartera y otra bien distinta es que se disparen sus ventas, justo cuando el país atraviesa dificultades económicas.

24 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Una cosa es que no falte el pintalabios en la cartera y otra bien distinta es que se disparen sus ventas, justo cuando el país atraviesa dificultades económicas.

Sin embargo, precisamente por la crisis, las mujeres colombianas están gastando menos en ropa y zapatos, entre otras cosas, y más en cosméticos y salones de belleza.

Con los coloretes, las cremas y los perfumes ellas tratan de mitigar la carencia de otros productos que han dejado de comprar , explica Rafael España, director de investigaciones económicas de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco).

La tendencia la confirma el presidente de Jolie de Vogue, Enrique Morales, quien asegura que en unidades el consumo de cosméticos creció el año pasado entre 6 y 7 por ciento.

Las ventas de todas las categorías de cosméticos, incluidos los productos de aseo personal como champús, jabones, fragancias y cremas para la cara y el cuerpo, ascendieron el año pasado a 1.000 millones de dólares en Colombia, el doble de lo que se reportó en 1997. Cifra superior a las de países como Venezuela, Chile, Perú o Ecuador.

En coloretes, sombras, pestañinas y esmaltes para las uñas las mujeres colombianas contribuyeron con 150 millones de dólares, aproximadamente, unos 400.000 millones de pesos (ver gráfico).

Morales cree que el repunte también se debe a que las mujeres están ocupando cada vez cargos más ejecutivos, y a la expansión de las grandes tiendas de cadena.

Nosotros crecimos el año pasado un 15 por ciento en ventas y ganamos cuatro puntos de participación en el mercado detallista , dijo Morales.

Ebel Internacional, por su parte, reportó crecimientos del 30 por ciento en las ventas de sus cosméticos y dice tener una participación del 33 por ciento del mercado.

Esta empresa hace parte de un esquema que también ha impulsado el negocio: las ventas directas o multinivel. Ebel cuenta con un ejercito de 130.000 consultoras. En todo el país y en todas las empresas principalmente Yambal, Avon, Oriflem y la propia Ebel- hay 400.000 personas dedicadas al mismo negocio.

La jefe de cosméticos de la cadena de supermercados Cafam, Esperanza Torres, asegura que la categoría sí ha crecido, pero no de manera pareja, pues el incremento entre una marca y otra puede oscilar entre el 5 y el 25 por ciento. El determinante es el precio. Debido a que el poder adquisitivo ha disminuido, las mujeres se han desplazado a marcas más económicas, y son estas las que han mostrado un mayor crecimiento , dice.

El director de la Cámara de Cosméticos de la Andi, Jaime Concha, sostiene que la evolución del sector de los cosméticos también ha influido en el repunte.

Pasa lo mismo que con los detergentes, que no solo limpian la ropa sino que protegen el color, suavizan, etc. Hoy en día los cosméticos tienen mucho valor agregado: protegen del sol, humectan, dan brillo .

Las movidas.

La fidelidad de las mujeres hacia sus cosméticos ha hecho que varias multinacionales hayan puesto nuevamente sus ojos en Colombia. Silueta y Revlon están entre las más recientes. Esta última regresó al país para tratar de conquistar el 25 por ciento del mercado de estratos altos, en donde compite con marcas como Li oreal, Max Factor y Maibilline.

La multinacional inglesa Coty Inc. También llegó recientemente, y su meta es conquistar en un año una tajada del 5 por ciento.

Wilcos S.A., especializada en cremas, realizó inversiones superiores a los 800 millones de pesos para el lanzamiento en Colombia de nuevas líneas de productos de su marca Bonnie.

Loewe, una firma Española, también llegó hace poco al país. El año pasado sus ventas crecieron 30 por ciento en perfumería.

Las marcas locales, por su parte, no se han quedado atrás a la hora de dar la pelea, con el fin de repartirse una torta que deja millonarias ganancias. Es el caso de Jolie de Vogue y Ebel, entre otras.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.