EL DULCE OFICIO DE LA CAÑA

EL DULCE OFICIO DE LA CAÑA

Lunes, miércoles y viernes un olor almibarado adorna el aire en la finca El Hatillo, en la zona rural de Yalí.

23 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Lunes, miércoles y viernes un olor almibarado adorna el aire en la finca El Hatillo, en la zona rural de Yalí.

Son los días en que la actividad frenética del cañaduzal se vuelca a la caldera para robarles a los tallos de caña su dulce y convertirlo en libras de panela que posteriormente salen a los mercados de todo el departamento, y de allí a una taza de chocolate, de café o de agua de panela como destino final.

El proceso, por supuesto, se inicia en las manos de los corteros, sigue a lomo de mula o a bordo de jaulas en las cuales los vástagos llegan al centro de acopio y continúa en el trapiche, donde tiene lugar la molienda.

En el molino, el bagazo sale por un lado y una tubería lleva el zumo hacia un pozuelo. De allí, el guarapo continúa hacia el caldero por una tubería plástica para que el balso y el cadillo hagan que la mugre salga a flote y el jugo purificado se asiente en el fondo.

El punto exacto del jarabe se adquiere a través de una combinación de altas temperaturas y varias horas meciendo pacientemente. Luego, el melado va a dar a una batea de madera y de ahí a los pequeños moldes que dan la forma y el peso exacto de una libra de panela.

Después el producto lo empacan en cajas o bolsas de papel kraft y lo transportan a los centros de consumo.

La experiencia acumulada por años, le da al administrador de El Hatillo, Leonardo Acevedo, la capacidad de responder, sin consultar manuales, que de una tonelada de caña se producen unas ocho arrobas.

"Sea barata o cara, cada ocho días usted coge la platica", dice, defendiendo las bondades de esta actividad económica que según el gerente de la Central Cooperativa del Nordeste (Ceconor), les da el sustento a unas 300 mil familias en Antioquia.

En el nordeste se produce el 40 por ciento de la panela que consume el departamento, en Campamento, el 20 por ciento, y en 40 municipios más, el resto.

El consumo total del departamento oscila entre 80 a 100 mil toneladas anuales.

FOTO/Julio César Ramírez EL TIEMPO.

1- La industria de la panela es la principal generadora de empleos permanentes en el campo antioqueño, por encima del cultivo de café.

2- De una tonelada de caña salen unas ocho arrobas de panela. El bagazo tampoco se pierde porque con él se alimenta el fuego de las calderas.

3- La paciente labor de los operarios del trapiche dura horas soportando las altas temperaturas hasta que el zumo de caña se convierte en melcocha.

4- En el nordeste antioqueño se produce el 40 por ciento de la panela que consume el departamento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.