Y LAS UNIVERSIDADES

Y LAS UNIVERSIDADES

Los asuntos del sector educativo son tan numerosos, extensos y complejos que resulta imposible dominarlos todos, sea en la perspectiva científica o en la política. A pesar de esa limitación que impone la realidad, los responsables de la política y el desarrollo cultural del país deben abarcar todas las expresiones institucionales de la educación para darles coherencia y ejercer el liderazgo que exige la creación de consensos sobre el tipo de país hacia donde se orienta el esfuerzo de formación de lo que hoy se denomina el Capital Humano. Otro tanto ocurre a los medios de comunicación, que sobre educación poco comunican, a tal punto que pareciera que el tema les produce un enorme hueco negro en sus salas de redacción.

25 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Los asuntos del sector educativo son tan numerosos, extensos y complejos que resulta imposible dominarlos todos, sea en la perspectiva científica o en la política. A pesar de esa limitación que impone la realidad, los responsables de la política y el desarrollo cultural del país deben abarcar todas las expresiones institucionales de la educación para darles coherencia y ejercer el liderazgo que exige la creación de consensos sobre el tipo de país hacia donde se orienta el esfuerzo de formación de lo que hoy se denomina el Capital Humano. Otro tanto ocurre a los medios de comunicación, que sobre educación poco comunican, a tal punto que pareciera que el tema les produce un enorme hueco negro en sus salas de redacción.

En este primer semestre de gobierno, el mayor énfasis de los pronunciamientos oficiales se ha puesto en la educación básica, donde se siente que hay movimiento y actividad en relación con estrategias de cobertura y calidad. Pero la educación superior parece haber hecho su propio hueco negro en el edificio del Ministerio, pues de eso no se sabe quién se hace cargo, ni qué dice el que se hace cargo, si es que hay alguien a cargo Y es un tema delicado, teniendo en cuenta que el Gobierno ha propuesto en el Plan de Desarrollo la creación de 360.000 cupos en educación postsecundaria (tecnológica y universitaria).

Esto es fácil de plantear, pero si se consideran el tamaño de las instituciones, la forma como se manejan, el carácter privado de la mayor parte de ellas y la desconexión entre ellas y con el resto del sistema educativo, la cosa no parece sencilla. El plan, por ejemplo, no establece ninguna propuesta de transformación agresiva de la educación media, de tal manera que haya una conexión fuerte entre este nivel y los niveles superiores. Por el contrario, se mantiene intacto el modelo que asocia la educación media con los niveles inferiores.

Este es un tema central para las posibilidades de crecimiento de la educación superior, y en ese sentido están marchando las grandes reformas educativas de muchos países. En efecto, la educación media en el mundo contemporáneo tiene que parecerse más a la universidad que a la escuela primaria: los jóvenes deben tener mayor capacidad de elegir lo que quieren estudiar, tiene que haber opciones de aprendizajes técnicos, tecnológicos, científicos y humanísticos que tengan validez en los niveles básicos de las carreras técnicas y profesionales. En fin, debe haber una conexión real que hoy no existe.

Por otra parte, hay problemas de la educación superior que están vigentes y que no se parecen al paraíso terrenal. Hay artículos de la Ley 30 que siguen haciendo estragos, las universidades minúsculas que forman taxistas con título de doctor siguen allí, la ausencia de investigación es notoria y los pequeños reinos de politiquería e ineficiencia surgidos en algunas universidades públicas al amparo de una supuesta autonomía no han sido confrontados.

Está bien la acreditación, es loable el esfuerzo que se ha hecho con las pruebas de Estado para ciertas profesiones, merece todo el apoyo la intención de apoyar a los estudiantes más pobresPero, qué hacer para que por lo menos terminen el bachillerato? Y cuántas universidades estarán en capacidad de crear 10.000 cupos cuando hoy tienen 3.500 o 4.000, que es el tamaño promedio de la mayoría de nuestros centros superiores, que todavía no superan las expectativas de un colegio mediano?.

Seguro que hay quienes están pensando el tema en el Ministerio, aunque no los conozcamos. Sería bueno que le contaran al país cómo se está cocinando la Universidad para estos cuatro años, de los cuales solo quedan tres y medio.

frcajiao@yahoo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.