AZNAR, TAN LEJOS DE ESPAÑA

AZNAR, TAN LEJOS DE ESPAÑA

Sólo contra España, José María Aznar enarbola la bandera de la guerra contra Irak, mientras que los partidos políticos, la opinión pública y hasta los actores más importantes de este país han unido sus voces para pedirle que escuche menos a Washington y más a los españoles.

04 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Sólo contra España, José María Aznar enarbola la bandera de la guerra contra Irak, mientras que los partidos políticos, la opinión pública y hasta los actores más importantes de este país han unido sus voces para pedirle que escuche menos a Washington y más a los españoles.

La tensión acumulada explotó este fin de semana durante la entrega de los Premios Goya. La máxima gala del cine español se transformó en una protesta en vivo y en directo contra el Gobierno. Hasta Penélope Cruz, novia de Tom Cruise, llevaba en su solapa un No a la guerra .

Uno de los momentos más fuertes fue cuando Javier Bardem, el actor español del momento, aprovechó su distinción como mejor actor por Los lunes al sol, para enviarle el siguiente mensaje a Aznar: Ganar las elecciones no es un cheque en blanco. Hay que escuchar al pueblo .

Y es que hoy uno de cada siete españoles cree que no hay razones suficientes para atacar a Irak. Peor aún para el Gobierno, el 64,7 por ciento cree que España debería sumarse a la posición del Eje franco-alemán , que se opone a una guerra sin pruebas y sin aval de la ONU.

Todos los partidos políticos distintos al gobernante Partido Popular, rechazan hoy la posición del jefe del Gobierno. Un duro golpe para Aznar, que acaba de atacar al eje París-Berlín orquestando una carta de respaldo a Bush con ocho jefes de Estado y de Gobierno europeos.

La Moncloa ha sentido el golpe. La ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, repite que España no puede manejar su política internacional a partir de encuestas; mientras que Aznar asegura disponer de pruebas que demuestran que Irak amenaza la seguridad del mundo.

El jefe del Gobierno se reunió el domingo con el líder de la oposición, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, para intentar un consenso en el tema. Pero no sólo no lo logró, sino que las cosas empeoraron.

Aznar acusó ayer a los socialistas de irresponsables y de carecer de sentido de Estado por no apoyar sus tesis. Rodríguez Zapatero respondió que su partido no va a aceptar una actitud de seguidismo a Estados Unidos y llamó a toda España a movilizarse en contra de la guerra.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.