EL EURO, REFUGIO ANTE FUEGO EN IRAK

EL EURO, REFUGIO ANTE FUEGO EN IRAK

El euro parece haber adquirido en las últimas semanas la condición de moneda refugio después de que comenzó a aumentar la tensión y la probabilidad de una guerra contra Bagdad, aunque analistas señalan que el dólar podría regresar a su valor habitual cuando se haya resuelto la situación iraquí.

05 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

El euro parece haber adquirido en las últimas semanas la condición de moneda refugio después de que comenzó a aumentar la tensión y la probabilidad de una guerra contra Bagdad, aunque analistas señalan que el dólar podría regresar a su valor habitual cuando se haya resuelto la situación iraquí.

El euro ha entrado en ese club de privilegiados al que sólo pertenecían el dólar, la libra esterlina, el franco suizo, el lingote de oro y los diamantes, cotizándose en sus niveles más alto ante el dólar después de su aparición virtual en octubre de 1999.

Sin embargo, como aparentemente la zona euro está lejos de convertirse en el nuevo bastión del crecimiento mundial, los analistas recalcan que para la divisa europea aún es difícil transformarse de manera definitiva en una de los tradicionales valores refugio.

Para Audrey Childe Freeman, economista de la Banca Canadiense Imperial de Comercio (CIBC),único motivo que convierte al euro en moneda refugio es porque geopolíticamente está mucho menos expuesto que el dólar.

hecho que el euro se haya apreciado ante la libra esterlina es una confirmación de ese hecho, puesto que Gran Bretaña es el aliado más cercano y fiel de Estados Unidosañade Childe Freeman, subrayando queíndices fundamentales de la zona euro no justifican esa apreciación.

La divisa europea ha ganado más del 20 por ciento en relación al dólar tras su calamitosa introducción verdadera el primero de enero del 2002.

En 2002 la progresión del euro fue de 15,5 por ciento y en lo que va de 2003 se ha visto firmemente apuntalado por la tensión en Irak.

Por su parte, el economista en jefe del Banco Central Europeo (BCE), Otmar Issing, se ha inquietado públicamente sobre la debilidad de la economía alemana, principal motor de la zona euro.

que nos preocupa que el mayor país de la zona euro esté a la zaga en cuanto a su crecimiento y creación de empleoshabía dicho recientemente en una entrevista con la AFP.

Alemania había evitado por poco la recesión en 2002 con un crecimiento de 0,2 por ciento de su PIB, mientras que a la vez las cifras francesas no eran mucho más estimulantes, puesto que su crecimiento se estableció en 1 por ciento.

Es llamativo el hecho de que ambos países fueran señalados por sus asociados europeos por haber sobrepasado el tope del déficit presupuestario fijado por el pacto de estabilidad, un 3 por ciento del PIB, y que ello no haya perturbado el irresistible avance del euro.

Según Steven Pearson, economista del banco HBOS,cifras permiten presagiar una fuga de capitales fuera de la zona euro cuando haya concluido el conflicto iraquí y se hayan hecho más patentes los signos de una recuperación económica en Estados Unidos.

En ese contexto, advierte el economista,tendencia variaría en el mercado de cambios y la divisa europea caería estrepitosamente ante el dólar.

Pearson vaticina que el euro regresará a la paridad con el dólar en junio del 2003 y que en los meses siguientes seguirá perdiendo terreno hasta establecerse a 0,95 dólar, muy cerca del nivel que mantuvo durante casi todo el año 2002.

-Debilidad del dólar, arma de doble filo.

Nueva York.

La debilidad del dólar, en su nivel más bajo en más de tres años cuando la perspectiva de una guerra en Irak acecha a los mercados, es celebrada por los exportadores de Estados Unidos pero no está exenta de riesgos para la economía de ese país.

largo plazo, esto ayuda a las exportaciones estadounidenses y por lo tanto a la economía del paísindicó Henri Willmore, economista del banco Barclays, en momentos en que el euro se cotiza a 1,08 dólares, contra 0,82 dólares cuando el billete verde estuvo en su apogeo, a fines de 2000.

Un dólar más débil vuelve en efecto más baratos los productos estadounidenses vendidos en el extranjero, y por lo tanto más atractivos.bueno para las multinacionales como IBMconstató Larry Wachtel, estratega de la casa de corretaje Prudential Securities.

No obstante, una moneda debilitada, que vuelve los bienes importados más costosos, es generalmente sinónimo de riesgo inflacionario.

La mayoría de los economistas descarta sin embargo ese peligro, dado el nivel actual muy bajo de la tasa de inflación en Estados Unidos.

Algunos economistas plantean los riesgos de una fuga de capitales si el dólar no sube rápidamente.

observadores esperan que esta tendencia bajista del dólar asuste a los inversores extranjerosindicó Levkovich, ya que ésta implica una depreciación y una mayor inestabilidad de sus activos.

podría entonces pesar sobre los mercados bursátilesañadió, aunque algunos, como Larry Wachtel, creen que el valor del dólar solo influye parcialmente sobre la bolsa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.