SIN MI HERRAMIENTA DE TRABAJO, QUÉ

SIN MI HERRAMIENTA DE TRABAJO, QUÉ

Nada valió. Dwarley Rafael Guerrero, el camarógrafo del Canal RCN que estuvo retenido por las Farc del sábado 26 al martes 29 de enero pasados, rogó, suplicó y hasta les lloró a los guerrilleros para que no le quitaran su cámara, su único instrumento de trabajo. Argumenté que hacía con ella lo de mi día a día y que mantenía a una familia. Incluso mis compañeros me ayudaron a ejercer presión, pero nada , recuerda.

04 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Nada valió. Dwarley Rafael Guerrero, el camarógrafo del Canal RCN que estuvo retenido por las Farc del sábado 26 al martes 29 de enero pasados, rogó, suplicó y hasta les lloró a los guerrilleros para que no le quitaran su cámara, su único instrumento de trabajo. Argumenté que hacía con ella lo de mi día a día y que mantenía a una familia. Incluso mis compañeros me ayudaron a ejercer presión, pero nada , recuerda.

Empezó como camarógrafo hace diez años. Ha estado en zonas de guerra, en combates donde el fuego cruzado le hace temer por su vida y ha presenciado el dolor y el silencio que quedan después de una masacre. Uno siempre está preparado para todo, pero para un secuestro es difícil , afirma. Sin embargo, debió vivir la retención de las Farc junto con Ramón Martínez, corresponsal del canal, dos técnicos y un reportero gráfico free lance.

Los guerrilleros nos pidieron calma, lo que hace pensar todo tipo de cosas, pues decían que la orden de los altos mandos era tenernos varios meses en su poder. Cada hora que pasé allá fue como un día. Pedimos hablar con algún superior y fue terrible: O se callan o mandamos a traer unas cadenas para que se sientan como verdaderos secuestrados , nos respondieron".

Además, el martes por la mañana, poco antes de que nos liberaran, nos dijeron que nos iban a separar y eso hubiera sido terrible. La presión del Ejército, que estaba cerca, fue lo que nos salvó , cuenta.

Sin seguro.

Hace un año, Guerrero adquirió una cámara de las más modernas para reportería de televisión, a un alto costo. Recibió un préstamo de una entidad bancaria y puso su casa como prenda de garantía. Se comprometió a pagar un millón de pesos mensuales. La cámara no estaba asegurada, pues en el país ninguna compañía lo hace debido a "que tienen movilización y buena parte del tiempo permanecen fuera del sitio de trabajo, por lo que están expuestas , según explica la asesora de seguros Isabel Godoy.

Ahora, el camarógrafo intenta definir la manera como pagará su deuda. Y también, la forma como continuará trabajando, pues está amenazado por el grupo subversivo.

Por su parte, Alvaro García, director de noticias del Canal RCN, está manejando muy atantamente toda la situación. Del mismo modo que el tema de su seguridad y la de sus compañeros, pues nos damos cuenta de que cada vez es más peligroso trabajar la noticia de orden público. Además, estos hechos no son solo un ataque contra los periodistas, también contra el derecho que tiene la gente a estar informada , dijo.

Guerrero, de 30 años, es soltero y vive con su familia. En los últimos días, dice, ha podido dormir lo que no logró en la retención. Y hasta se acuerda del chiste cruel que le hizo al guerrillero que le informó que a lo mejor iban a estar secuestrados varios meses. Vamos a durar acá tanto como un Bom bril? . El hombre armado se rió. Pero yo sentí mucha tristeza en ese momento , dice.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.