ESCÁNDALO RONDA AL ALCALDE

ESCÁNDALO RONDA AL ALCALDE

Un escándalo que hasta hace poco tenía carácter doméstico se desbordó y tiene a Ibagué como escenario nacional de una extraña historia en la que se conjugan un homicidio, acusaciones de corrupción, supuestas persecuciones políticas y hasta eventuales líos de faldas.

05 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Un escándalo que hasta hace poco tenía carácter doméstico se desbordó y tiene a Ibagué como escenario nacional de una extraña historia en la que se conjugan un homicidio, acusaciones de corrupción, supuestas persecuciones políticas y hasta eventuales líos de faldas.

En el ojo del huracán está el alcalde, Jorge Tulio Rodríguez, luego del asesinato del abogado Félix Eduardo Martínez, abaleado el 19 de enero pasado en la ciudad.

Martínez era el vicepresidente de la Red de Veedurías Ciudadanas del Tolima (Revisar), una ONG que, en los dos últimos años, ha acusado penalmente a Rodríguez nueve veces por violación del régimen de inhabilidades e incompatibilidades, enriquecimiento ilícito, y prevaricato por acción y omisión, entre otros.

En una carta divulgada la semana anterior, pero fechada el 19 de julio del 2002 y remitida a Armando Estrada, entonces ministro del Interior, Martínez denunció amenazas contra su vida que provendrían del Alcalde, de los hermanos de este, Mario y Aída, y de alguno de sus padres .

Jorge Tulio Rodríguez niega cualquier vínculo con ese crimen y solicita una investigación hasta las últimas consecuencias (ver entrevista).

La casa en el aire.

El caso más famoso en esta pelea entre Revisar y el Alcalde surgió alrededor de una casa que Rodríguez compró en las afueras de Ibagué, en la vía que conduce a Espinal, dos meses antes de posesionarse. Según la Red de Veedurías, la propiedad vale más de 740 millones de pesos, cifra que no concordaría con las posibilidades económicas del mandatario.

El proceso, que sigue abierto, obligó a Rodríguez a rendir un informe sobre sus estados financieros e incluso requirió el desplazamiento desde Bogotá de un equipo de peritos del CTI, encargados de avaluar la vivienda.

El enfrentamiento entre las partes llegó a ser tan virulento que, por ejemplo, la defensa del Alcalde le solicitó a la Fiscalía un concepto psicológico de uno de los denunciantes. La conclusión final de una especialista de la Sección de Criminalística fue que el testigo tenía rasgos paranoides en su personalidad, que lo llevan a distorsionar la información visual... .

Tres denuncias más por prevaricato han obligado a la Fiscalía a abrir investigaciones. Sin embargo, ninguna de las acusaciones planteadas hasta hoy por Revisar ha sido fallada en contra de Rodríguez, y cuatro ya fueron archivadas.

El último señalamiento de la Red de Veedores, conocido una semana antes del asesinato de Martínez, es que el padre del Alcalde es contratista de la empresa Interaseo del Sur S.A., que se encarga de la recolección de basuras, un tema sobre el cual Rodríguez tiene poder de decisión.

No tenemos nada contra una persona en particular porque no somos políticos, sino una ONG sin ánimo de lucro , aclara un miembro activo de la Red, que quiere mantener su nombre en reserva. Sin embargo, reconoce que el 75 por ciento de las denuncias que han hecho tienen que ver con la administración de Rodríguez.

Quién mató al veedor?.

La repercusión del asesinato de Félix Martínez ha sido tan grande que, por primera vez, la Dirección Seccional de Fiscalías de Ibagué tuvo que crear una subunidad para investigar un solo crimen.

Dos fiscales, dos expertos del CTI, dos agentes del DAS y dos hombres de la Sijín conforman el equipo que trata de averiguar quién mató al vicepresidente de la Red.

EL TIEMPO pudo establecer que, hasta el momento, la Fiscalía maneja tres hipótesis principales. La primera, que apunta directamente al alcalde Rodríguez.

De todos modos, según un alto funcionario del ente acusador que pide reserva de identidad, esto no significa que el Alcalde vaya a ser vinculado formalmente a la investigación.

La segunda hipótesis sugiere que el crimen podría estar relacionado con la representación que llevaba Martínez de unos 400 desplazados de los 3.000 que habitan en el barrio Villa del Sol.

Según versiones preliminares, habría descontento de un sector de los refugiados con el trabajo de Martínez.

La tercera línea de investigación se enfoca hacia las labores de Martínez como veedor, y las enemistades que eso le pudo acarrear. También se habla de un posible lío de faldas, pero no hay mayores detalles sobre esta teoría.

Por su parte, la viuda del abogado, Claudia Manrique, recuerda que su esposo escribió la famosa carta al Ministro bajo una gran tensión: La revista Semana acababa de publicar un artículo sobre Eduardo Restrepo Victoria, un personaje muy cuestionado de Ibagué conocido como El Socio . Félix tenía mucho miedo de que pensaran que la revista se había enterado de El Socio por él .

Restrepo es señalado como miembro de la organización criminal de El Alacrán , uno de los líderes del cartel del norte del Valle.

La investigación sigue su curso. Hay presiones de la ONG para que se lleve el caso a Bogotá. Así se lo pidieron formalmente varias personas en Ibagué, el lunes, al vice presidente Francisco Santos. Así lo gritaron muchos el pasado 20 de enero, durante el multitudinario entierro de Félix Martínez.

FOTO.

Félix Eduardo Martínez

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.