LA POÉTICA COTIDIANA DE HORA 25

LA POÉTICA COTIDIANA DE HORA 25

Una palabra para definir a Farley Velásquez y su grupo Hora 25, de Medellín, podría ser atrevimiento. Ellos, que hicieron el año pasado una polémica adaptación contemporánea de Macbeth, llamada New gangsters, ahora llegan a la Casa del Teatro, en Bogotá, con La mujer de las rosas.

27 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Una palabra para definir a Farley Velásquez y su grupo Hora 25, de Medellín, podría ser atrevimiento. Ellos, que hicieron el año pasado una polémica adaptación contemporánea de Macbeth, llamada New gangsters, ahora llegan a la Casa del Teatro, en Bogotá, con La mujer de las rosas.

Así como con New gangsters, que trasladaba las intrigas palaciegas de Shakespeare a las comunas de Medellín, la nueva producción genera la ovación unánime de algunos o el rechazo total. No hay medias tintas entre sus espectadores, o los quieren o no los soportan.

Y eso parece no importarle a Velásquez, quien se muestra convencido de que está construyendo un lenguaje propio, buscando su manera de pintar en escena, siempre con temas muy urbanos y cotidianos.

En La mujer de las rosas, tal vez lo más sobresaliente es la puesta. Un escenario ambientado con pocos elementos y luces que centran la atención en las escenas, permite que el público se meta poco a poco en una bella historia de amor.

Otro de los aspectos destacables del montaje, pero que sin embargo llega a convertirse en su principal enemigo, es la sencillez del relato. La historia se puede resumir en un párrafo y luego, los continuos círculos hacen que se sienta reiterativa.

El color, los claroscuros y la poética saturan en cierto momento, justamente por esa repetición que se evidencia. La música brasileña crea atmósferas pero es un arma de doble filo pues aparece como el principal apoyo de la pieza y no un simple elemento constructor del todo.

Las coreografías están bien compuestas y los símbolos remiten mucho al mundo del realismo mágico, algo que seguramente gustará en el exterior, cuando Hora 25 se presente en el Festival de Bremen ( Alemania), a donde está invitado.

De cualquier manera, con los pros y los contras, La mujer de las rosas es un trabajo serio; el de un grupo comprometido y que cree que la escena es una posibilidad de hablar poéticamente de la vida. Eso, sin duda, se siente en todas sus creaciones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.