MERCADO INMOBILIARIO MEXICANO ATRAE CAPITAL FORÁNEO

MERCADO INMOBILIARIO MEXICANO ATRAE CAPITAL FORÁNEO

La inquietud ante una posible guerra en el Medio Oriente, los bajos rendimientos en Estados Unidos y el reciente reconocimiento de las tres principales agencias calificadoras de que México es una economía con grado de inversión, explican el aumento de inversionistas institucionales estadounidenses que buscan un refugio seguro en el mercado inmobiliario mexicano.

05 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

La inquietud ante una posible guerra en el Medio Oriente, los bajos rendimientos en Estados Unidos y el reciente reconocimiento de las tres principales agencias calificadoras de que México es una economía con grado de inversión, explican el aumento de inversionistas institucionales estadounidenses que buscan un refugio seguro en el mercado inmobiliario mexicano.

Según analistas de la industria en ambos países, más de US$1.000 millones entraron a México en los últimos ocho meses, provenientes de inversionistas institucionales de EE.UU.

Y viene más en camino.

La Torre Mayor, un edificio de oficinas de US$250 millones construido por el clan canadiense Reichman, está a punto de abrir sus puertas en el Paseo de la Reforma, una de las avenidas más importantes de Ciudad de México. Ya se ha alquilado a Deloitte & Touche LLC cerca de una cuarta parte del que será el edificio más alto de Latinoamérica.

Otros jugadores importantes incluyen a la filial de arrendamiento de GE Capital y reconocidos consorcios de inversión en bienes raíces como los estadounidenses AMB Property y Prologis, que silenciosamente han construido carteras de préstamos y participaciones por miles de millones de dólares. GE México, con US$1.300 millones en el mercado, es ahora el principal protagonista en el mercado inmobiliario local. Apenas estamos empezando en México , dice Gary Garrabrant, de la estadounidense Equity International Properties, que es parte de la familia de operadores de bienes raíces Sam Zell. La filial, que no cotiza en bolsa, ha invertido cerca de US$200 millones en varias iniciativas en México desde 2001: US$75 millones con la española NH Hoteles en una cadena de hoteles orientada al segmento de negocios; US$30 millones para comprar una participación en Desarrolladora Homex, una constructora de viviendas de bajo costo, y otros US$100 millones en una empresa conjunta llamada Corporate Properties of the Americas, con Black Creek Capital, de EE.UU., para desarrollar parques industriales.

El interés en las propiedades mexicanas llega en un momento en que el mercado bursátil mexicano se ha estancado, aunque su rendimiento ha sido superior al promedio durante la mayor parte del mercado bajista mundial. El índice IPC ha cedido un 2,3% en lo que va del año y ha caído un 20,5% desde su nivel máximo de mayo del año pasado.

Esta semana, Corporate Properties of the Americas cerró una venta de US$300 millones de una posición accionaria a Washington State Investment Board, el primer fondo de inversión de empleados públicos de EE.UU. en invertir directamente en propiedades mexicanas.

Ante la preocupación de que una burbuja en el mercado de bienes raíces de EE.UU. podría estar a punto de estallar, invertir en México parece innecesariamente arriesgado para algunos. No obstante, urbanizadores como Jim Mulvihill, de Black Creek Capital, ven a México como una protección ante la volatilidad de EE.UU.

Los mercados de bienes raíces comerciales e industriales están tan subdesarrollados en México, dice Mulvihill, que todavía se puede comprar calidad. En EE.UU., todos los acuerdos de calidad ya se hicieron .

Los acuerdos que está estructurando su empresa, Black Creek Capital, están hechos a la medida de los inversionistas institucionales de EE.UU., pues están denominados en dólares y, en el caso de los parques industriales, los ingresos por arrendamientos están garantizados.

La firma inmobiliaria internacional Hines también está recaudando capital para aumentar su actividad en México. Dos fondos de bienes raíces dedicados a los mercados emergentes y lanzados por la empresa estadounidense a mediados de los 90 ahora tienen cerca del 30% de sus activos en México, unos US$200 millones, recaudados principalmente de aseguradoras y fondos privados de inversión. Un tercer fondo, con activos por unos US$400 millones, está siendo considerado para este año.

La semana pasada, Hines hizo efectivas inversiones que la compañía realizó en 1997, con la venta de la Torre del Angel, un edificio de oficinas en Ciudad de México, y dos parques industriales en Querétaro y Guadalajara. El paquete, por un total de US$110 millones, representó la mayor operación de propiedades comerciales en la historia de México. Lo recaudado es probable que sea invertido en el nuevo fondo de Hines.

Luis Gutiérrez, el presidente ejecutivo de la firma inmobiliaria G. Acción, dice que la decisión del año pasado de Standard & Poori s de otorgar el grado de inversión a la deuda soberana de México, dos años después de que Fitch y Moodyi s Investors Service emitieran mejoras similares, liberó a muchas instituciones para que aumenten su exposición a México. Por supuesto que la situación en EE.UU., con sus mercados debilitados y un exceso de liquidez, también nos ayuda , dice Gutiérrez.

El mejor indicador del atractivo de los bienes raíces de México puede que sea el comportamiento de los mexicanos más ricos, quienes suelen invertir su dinero en el extranjero. El capital mexicano está volviendo al mercado, señala Sandor Valner del banco comercial Valor Consultores. El año pasado, su grupo lanzó dos fondos, por un total de US$100 millones, para proyectos hoteleros.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.