CHÁVEZ PREVÉ NUEVOS CONTROLES CAMBIARIOS

CHÁVEZ PREVÉ NUEVOS CONTROLES CAMBIARIOS

El gobierno del presidente izquierdista Hugo Chávez se dispone a anunciar hoy estrictos controles sobre la compra y venta de dólares y otras monedas duras, ampliamente previstos. (VER GRAFICO: PRECIO DE LA HUELGA)

05 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

El gobierno del presidente izquierdista Hugo Chávez se dispone a anunciar hoy estrictos controles sobre la compra y venta de dólares y otras monedas duras, ampliamente previstos.

(VER GRAFICO: PRECIO DE LA HUELGA).

Se espera que el anuncio, que se produce después de una suspensión de dos semanas de todas las transacciones de cambio de divisas, contribuya a hundir aún más en la recesión a esta economía de US$90.000 millones anuales. Según los analistas, la medida mermaría el crecimiento en hasta un 25% este año y aumentaría la inflación, el desempleo y la escasez de bienes de consumo.

La imposición de los controles pone fin a un período de 12 meses en el que el bolívar flotó libremente frente al dólar. El valor de la moneda cayó un 44% durante ese lapso. Más de la mitad de esa baja ocurrió durante los últimos dos meses a medida que una huelga general en contra del gobierno afectó considerablemente las exportaciones petroleras y la recaudación fiscal. La constante y creciente inestabilidad política generó una demanda de dólares que provocó una fuga de entre US$6.000 millones y US$8.000 millones en 2002.

Ni un dólar más para los golpistas. Los bolívares pertenecen al pueblo , dijo Chávez ayer, refiriéndose a sus enemigos políticos, mientras entregaba títulos de propiedad a ocupantes ilegales de terrenos en la ciudad. La celebración marcó el aniversario de un sangriento y fallido golpe de estado que Chávez encabezó en 1992 cuando comandaba un batallón de paracaidistas. Los controles cambiarios, que entrarían en efecto mañana, son una medida necesaria para proteger las reservas internacionales de Venezuela, las cuales están aún en un nivel aceptable... No vamos a permitir que caigan más , dijo Chávez. Las reservas venezolanas de divisas ascienden a unos US$14.000 millones.

Para detener la fuga, Chávez establecerá un tipo de cambio fijo controlado por el gobierno de entre 1.600 bolívares y 1.750 bolívares por dólar. La tasa sería revisada mensualmente para tomar en cuenta la inflación, según ha dicho el ministro de Finanzas Tobías Nobrega.

La tasa de cambio estará muy por debajo del cierre de 1.853 bolívares por dólar del 22 de enero, el último día en que se negoció la moneda y se ubicará por lo menos un 20% por debajo de la tasa que ya se ha establecido en el mercado negro ilegal, de 2.220 bolívares por dólar.

Los economistas predicen que la tasa del mercado negro se disparará por encima de los 3.000 bolívares por dólar en los próximos meses.

La instauración de los controles cambiarios está orientada a impedir que Venezuela vaya a la quiebra este año e incumpla los pagos de su deuda externa de US$22.000 millones, dijo Francisco Rodríguez, jefe de la Oficina de Asesoría Económica y Financiera de la Asamblea Nacional de Venezuela. El funcionario advirtió que los controles podrían no ser suficientes. Incluso el manejo más cuidadoso de los dólares podría dejar los niveles de las reservas peligrosamente bajos y forzaría al gobierno a elegir entre pagar su deuda externa y pagar los salarios de los empleados públicos. Podrían tener que imprimir dinero para evitar la moratoria, pero el resultado sería una hiperinflación , dijo. La situación es tan grave, agregó, que un alza significativa en la producción de petróleo, la cual se ha visto disminuida por la huelga, a cerca de dos terceras partes de los niveles de 3,1 millones de barriles al día anteriores al paro, aún dejaría al gobierno con un déficit presupuestario de cerca de un 8% de su Producto Interno Bruto.

Los controles seguramente van a crear un mercado negro para el dólar y un mercado negro de bienes , predice José Barrionuevo, analista de mercados emergentes de Barclays Capital. Las empresas extranjeras, señala, huirán de la incertidumbre política y económica.

Aun las multinacionales con fuertes vínculos con Venezuela, como Procter & Gamble, enfrentarán más burocracia y los costos añadidos de tener que lidiar con los controles de cambio, dijo el director de las operaciones de la firma en la región andina Ed Jardine. Los controles cambiarios provocan distorsiones en el mercado y con frecuencia llevan a controles de precios que forzan a los fabricantes a cerrar plantas en lugar de asumir pérdidas, dice.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.