LOS JÓVENES

LOS JÓVENES

En las normas establecidas por la convención de Ginebra y de La Haya, se encuentran numerosas herramientas a disposición del Estado, la sociedad civil y sus organizaciones, cuyo empleo beneficiaría a toda la humanidad, especialmente a los jóvenes. En la actualidad no existen programas que redunden en beneficio de los jóvenes y hasta ahora el Presidente Uribe anunció la activación de créditos para estudio y para la creación de microempresas.

07 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

En las normas establecidas por la convención de Ginebra y de La Haya, se encuentran numerosas herramientas a disposición del Estado, la sociedad civil y sus organizaciones, cuyo empleo beneficiaría a toda la humanidad, especialmente a los jóvenes. En la actualidad no existen programas que redunden en beneficio de los jóvenes y hasta ahora el Presidente Uribe anunció la activación de créditos para estudio y para la creación de microempresas.

Los jóvenes del siglo XXI vienenempujandoi con fuerza y con el deseo de cambiar diferentes aspectos del diario vivir, con la firme intensión de ser artífices activos en acciones como la economía, lo social, lo cultural, lo deportivo y lo político, con un solo ideal: romper con los viejos esquemas mañosos que casi acaban con la nación. Hay que reconocer que no es tarea fácil, porque ese viejo sistema influye en casi todas las actividades del orden oficial o privado, usufructuando constantemente los recursos del erario público.

Las acciones de las diferentes organizaciones juveniles están orientadas a la formación de ciudadanía y de sociedad, a reclamar sus derechos y la libertad de su pensamiento, la movilización y creación de lazos de pertenencia a determinados valores culturales. Por eso, la creación de redes sociales y familiares son importantes en beneficio de sus conciudadanos, formando un solo pensamiento con visión futurista y capacidad de convicción, enfocando todas sus baterías hacia un liderazgo sólido, capaz de transformar a nuestro país para que los hijos de sus hijos tengan un mejor porvenir. No es fácil hacerlo, les espera un camino tedioso y espinoso, sembrado por la vieja clase política, por la guerrilla, por el narcotráfico y por la corrupción.

Entonces, jóvenes boyacenses y colombianos, fíjense el gran reto que les espera y lo deben afrontar con grandeza y fortaleza, porque ustedes son los llamados a sacar adelante nuestra nación o en su defecto a dejarla hundir, caso que no se espera por parte de ustedes, porque para eso se están preparando en sus colegios, universidades y en su diario vivir, con una sola visión: sacar adelante este pedazo de tierra llamada Colombia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.