LA GUERRA DE GEORGE W. BUSH

LA GUERRA DE GEORGE W. BUSH

En los meses siguientes al ataque a las Torres Gemelas de Nueva York, fueron muchas las decisiones que se tomaron al interior del gobierno norteamericano y fue un período clave para los Estados Unidos, no solo por la decisión de atacar a Afganistán, en represalia por los actos terroristas, sino porque el mundo estaba pendiente del accionar de un gobierno y sus organismos, en una demostración de su poder frente al mundo.

25 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

En los meses siguientes al ataque a las Torres Gemelas de Nueva York, fueron muchas las decisiones que se tomaron al interior del gobierno norteamericano y fue un período clave para los Estados Unidos, no solo por la decisión de atacar a Afganistán, en represalia por los actos terroristas, sino porque el mundo estaba pendiente del accionar de un gobierno y sus organismos, en una demostración de su poder frente al mundo.

El autor, quién es uno de los periodistas más reconocidos por su trabajo en el caso Watergate, que llevó a la renuncia del presidente Richard Nixon, realizó esta investigación, luego de entrevistar a más de cien personas involucradas en el proceso de toma de decisiones y de ejecución de la guerra, entre otros el propio presidente de Estados Unidos, George W. Bush, miembros del gabinete de guerra, personal de la Casa Blanca y funcionarios que en el momento de los atentados ocupaban cargos de primera línea en los departamentos de Estado y Defensa, así como de la CIA.

El presidente Bush fue entrevistado públicamente en dos oportunidades: por el autor del libro y por Dan Balz, del Washington Post, en una serie de ocho sesiones que se llamó "Ten Days in september" y que fue publicada en ese periódico a comienzos del año pasado.

El libro hace un recorrido muy interesante y anecdótico por los 90 días que siguieron al 11 de septiembre, involucrando a todas las personas cercanas al gobierno que participaron de una forma u otra en el proceso de toma de decisiones, de organismos como la CIA, los asesores principales, la Alianza del Norte y el FBI.

Y sobre algunos de ellos tiene comentarios precisos, en particular sobre quienes acompañaron de cercal presidente Bush:.

Dick Cheney, Vicepresidente: taciturno, pero intransigente, que fue el que más presionó a favor de un conflicto armado contra Afganistán e Irak;.

Colin Powell, Secretario de Estado: el cauto diplomático, que luchó por crear una coalición internacional en una administración proclive a la unilateralidad.

Donald Rumsfeld, Secretario de Defensa: el inteligente agitador que llevó al ejército norteamericano sobre Afganistán;.

Condoleezza Rice, Consejera de Seguridad Nacional: la omnipresente mediadora que se convierte, en el período crítico, en la principal consejera del presidente Bush.

El libro termina con una anécdota dramática y a la vez preocupante. En las afueras de Gardez, Afganistán, un hombre de la CIA, leyó una oración a sus compañeros, que estaban junto a un helicóptero de combate, la cual concluyó así: "exportaremos la muerte y la violencia a los cuatro puntos cardinales del planeta en defensa de nuestra gran nación".

silgom@portafolio.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.