EL GRAN ESPECTÁCULO DE CHICAGO

EL GRAN ESPECTÁCULO DE CHICAGO

Chicago años 20: ley seca, tabernas ilegales, gángsters (John Torrio, Al Capone, Dion O Banion y la matanza de San Valentín), los partidos de béisbol de los Medias Rojas (donde tocaba la banda de King Oliver) y todo ese jazz que, -según el crítico musical James Lincoln Collier- emanaba de los black and tans (cabarets creados para satisfacer a blancos y negros) del South Side de Chicago como el Plantation y el Nest, donde se revelaba el talento de Louis Armstrong y sus Hot Five.

28 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Chicago años 20: ley seca, tabernas ilegales, gángsters (John Torrio, Al Capone, Dion O Banion y la matanza de San Valentín), los partidos de béisbol de los Medias Rojas (donde tocaba la banda de King Oliver) y todo ese jazz que, -según el crítico musical James Lincoln Collier- emanaba de los black and tans (cabarets creados para satisfacer a blancos y negros) del South Side de Chicago como el Plantation y el Nest, donde se revelaba el talento de Louis Armstrong y sus Hot Five.

Chicago, la película, ubicada en esa década, se aleja de la ilegalidad del whisky y de las ametralladoras mafiosas y concentra sus imágenes en el ambiente musical de la época gobernado por los cabarets, el vodevil y los saloons.

Basada en una obra de Brodway -creada por Bob Fosse (Cabaret)y Fred Ebb-, que a su vez se inspiró en un viejo filme de los años 20, Chicago narra magistralmente los sueños de Roxie Hart (Renee Zelwegger) por convertirse en una gran artista del canto y del baile como Velma Kelly (Catherine Zeta Jones), anhelos que difícilmente puede concretar debido a su infidelidad.

Ella afila, tres veces por semana, los cuernos a su esposo con un hombre que le promete el estrellato en un club, promesas que solo buscan alcanzar las luces fugaces del orgasmo.

Roxie, engañada, acribilla a su amante. En la cárcel conoce a la antipática Velma, quien asesinó a su esposo y a su hermana cuando los encontró realizando la acrobática pose del compás (coincidencialmente, la infidelidad de sus maridos es el motivo de la prisión de la mayoría de las mujeres).

Lo único que separa a Roxie de la libertad son 5.000 dólares y Billy Flynn (Richard Gere), astuto abogado que tiene el mérito de no haber perdido un solo caso, y quien también se encarga del proceso de Velma.

Inevitablemente surge la rivalidad entre ellas, especialmente por la publicidad que genera el caso de Roxie en una ciudad donde los crímenes son titulares de página entera.

Chicago, dirigida por Rob Marshall, es el mejor homenaje que el cine -sin premeditarlo- hizo para cumplir los 75 años del cine sonoro que nació en 1927 con el filme El cantante de jazz, musical de la Warner Bros que fue estrenado el 6 de octubre en el Warner Theater de Nueva York.

La cinta de Marshall es todo un espectáculo de luces, diseño de producción, vestuario, actuaciones y, ante todo, de creatividad.

Estupendas las actuaciones de Renee Zellwegger y de Catherine Zeta Jones, y gran sorpresa produce Richard Gere como bailarín y cantante, faceta que ya había mostrado en Cotton Club, de Francis Ford Coppola, donde hizo de trompetista, pianista y cantante de jazz.

Si bien Chicago semeja una obra de Broadway, hay escenas que como El tango de la cárcel parecen extraídas del Crazy Horse de París por su erotismo y sensualidad.

A su vez, algunos números musicales como el protagonizado por Richard Gere, recuerdan los bailes caleidoscópicos de los musicales de los 30 y 40.

Los nombres de ciertas figuras de los años 20 surgen en los diálogos como el de Sophie Tucker, gran estrella de la época del cine mudo y comienzos del sonoro, y Al Jonson, quien con la cara embetunada protagonizó El cantante de Jazz.

De esta forma Chicago se une a París y New York para conformar ese grupo de ciudades que han sido inspiración de musicales. Hay que recordar que Martin Scorsese hizo New York New York con Robert de Niro y Liza Minnelli en 1977, que contaba la historia de un saxofonista y una cantante en la Gran Manzana de 1945.

Trece nominaciones a los Oscar hacen de Chicago la cinta con más opciones a ser premiada, galardones que se merece por su exhuberancia artística y todo ese jazz.

- Director: Rob Marshall.

Con: Renee Zellwegger, Catherine Zeta Jones, Richard Gere.

FOTO.

Con un ingenioso guión, en medio bailes y cantos, Chicago presenta la corrupción del sistema legal y el amarillismo de los medios de comunicación.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.