RAELIANOS HASTA EN COLOMBIA

RAELIANOS HASTA EN COLOMBIA

Es posible que si uno se tropieza en la calle con Alan Rojas olvide su cara unos segundos después, porque nada hay en él que lo haga muy distinto a tantos hombres de talla mediana, cabello negro y ojos cafés.

07 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Es posible que si uno se tropieza en la calle con Alan Rojas olvide su cara unos segundos después, porque nada hay en él que lo haga muy distinto a tantos hombres de talla mediana, cabello negro y ojos cafés.

Tiene 35 años, es boyacense y desde los 12 años vive en Bogotá. Tiene una hija de cuatro años pero no es casado; no tiene fortuna y tampoco aspira a tenerla. Porque si en sus manos estuviera pedir un deseo, ese sería la posibilidad de que los raelianos del mundo- religión a la que pertenece- , construyeran en Colombia la embajada que se necesita para recibir a los Elohim, la raza de extraterrestres que creó a la humanidad hace 25.000 años mediante un avanzado proceso de clonación .

Lo dice con el mismo convencimiento que usa para asegurar que Dios es una invención, que los hombres no tienen alma y que los seres humanos, ayudados por los Elohim desde su futura embajada, no solo podrán crear hasta el infinito clones de sí mismos, sino recargar la memoria de un cuerpo viejo en uno nuevo, con el propósito de garantizar la vida eterna .

Conoció el movimiento hace 15 años. Había pertenecido a varias religiones, hasta que concluyó que solo buscan dinero, así que opté por aceptar que creía en Dios y no en sus iglesias. En esas estaba cuando me encontré en el centro de Bogotá con un cartel que decía: Los extraterrestres me llevaron a su planeta Conferencia única .

Los expositores, dos suecos y un chileno, aseguraron que en diciembre de 1973, Raprofeta y creador de su movimiento (cuyo verdadero nombre es Claude Vorilhon, ex periodista deportivo, ex corredor de carros y ex cantante francés), fue contactado por extraterrestres junto a un volcán en el sur de Francia.

Poco después lo llevaron a su planeta, también ubicado en la Vía Láctea, pero cuyo nombre será revelado a su debido tiempo .

Allí se reunió con figuras de la talla de Mahoma, Buda y Jesús, también hijo de un Elohim y una mujer de la Tierra, razón por la cual es hermano de su santidad Ra.

Cosa de locos.

En este punto de la charla, Alan se contaba entre el grupo de asistentes (la mayoría) que tildaban de locos a los raelianos.

Sin embargo, y contra toda lógica, no solo se reunió con ellos antes de su partida de Bogotá, sino que aceptó asistir a un seminario organizado en Francia por ellos unas semanas después. Allá conoció a Ra.

Ya para entonces tenía claro que los extraterrestres inspiraron la Biblia. Es más, en el texto original la palabra Elohim significa Dios .

Después de ser nombrado sacerdote de la religión raeliana por el profeta en persona, fundó el movimiento en Colombia, que ya tiene 50 seguidores (que se suman a los 55.000 que hay en todo el mundo).

Los raelianos son blanco de burlas por lo contradictorio de sus afirmaciones. Pero ellos siempre tienen lista una respuesta, con base seudocientífica a la mano, para salir del paso.

A la pregunta de por qué apenas ahora logran crear un clon, si los Elohim (con quienes Rase comunica cada año) fabricaron así a la humanidad hace 25.000 años, los raelianos sostienen que los extraterrestres quisieron esperar a que el mundo alcanzara cierto grado de madurez tecnológica y filosófica.

Y frente a su aspiración de vivir por siempre en este planeta, sobre el que pesa el riesgo de ser destruido y agotado del todo por nosotros, responden que los Elohim y los raelianos lo reconstruirán con un batallón de robots microscópicos (nanotecnología), capaces de fabricar desde bistecs a caballo hasta una capa de ozono.

Embajada extraterrestre.

En 1997 Ray su movimiento crearon la firma de ingeniería genética Clonaid, al parecer con los recursos de inversionistas de todo el mundo que aspiran a perpetuar su existencia mediante la clonación. El siguiente paso, claro, es lograr que la memoria de una persona sea pasada a otra.

Mientras perfeccionan el proceso, siguen anunciando el nacimiento de bebés clones (tres a estas alturas), la primera de las cuales fue Eva, a fines del 2002. Aun cuando la directora ejecutiva de la firma, Brigitte Boisellier, prometió pruebas para demostrar la originalidad del clon, ninguna se ha dado a conocer.

Ahora concentran sus esfuerzos en conseguir el permiso de cualquier país (de preferencia Israel) para construir una embajada para los Elohim, pues se niegan a venir a la Tierra mientras no tengan casa propia. Raespera tenerla lista antes del 2032.

FOTO.

Alan Ríos dice que su familia no acepta sus creencias, prenden todos los días una vela por mí para que vuelva al redil .

Rafael Espinosa / EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.