ENRIQUE VIII MUCHO TILÍN TILÍN Y...

ENRIQUE VIII MUCHO TILÍN TILÍN Y...

El Rey Enrique VIII de Inglaterra, segundo hijo de Enrique VII e Isabel de York, nacido en 1491 en Greenwich y fallecido en Londres en 1547, a pesar de haber pasado a la historia como un hombre de insaciable apetito sexual y de haber tenido seis esposas durante sus 56 años de vida, no fue un monarca viril como se cree popularmente, según documentos revelados en Londres. Los detalles de la vida sexual del Rey Enrique VIII serán expuestos por primera vez al público en el Museo Nacional Marítimo de Greenwich, sur de Londres, en el verano próximo para celebrar los 500 años del nacimiento del monarca británico.

15 de enero 1991 , 12:00 a.m.

A los 18 años, en 1509, cuando murió su padre, subió al trono y su primer acto como rey fue casarse con Catalina de Aragón, de quien se separó en 1528.

Se enamoró de Ana Bolena, viuda de su hermano Arturo y en 1533 unieron sus vidas, a pesar de las amenazas de excomunión.

Pocos meses después de la muerte de su primera esposa, Ana fue enviada al cadalso. Al siguiente día de la ejecución, en 1536, contrajo matrimonio con Juana Seymour.

El nacimiento de su hijo Eduardo lo llenó de alegría, solo empañada por la muerte de la madre, que lo dejó nuevamente en el ruedo de los solteros más apetecidos.

Crammer, su mano derecha, le ayudó a conseguir una esposa en las cortes protestantes de Alemania. La elegida fue la fea, regordeta y mojigata Ana de Cleveris.

Los documentos escritos en inglés antiguo dicen que aunque Enrique y Ana, su cuarta esposa, compartieron la misma cama durante sus ocho meses de matrimonio, éste no llegó a consumarse.

El historiador Davis Starkey de la London School of Economics dijo que el Rey Enrique VIII parece que tuvo severos problemas sicológicos relacionados con el sexo, desde 1.536 en adelante, según revelan documentos dejados por el médico de la realeza de entonces .

Starkey añade que el monarca británico tuvo seis esposas y sólo tres hijos: María (con Catalina de Aragón) Eduardo, (con Juana Seymour) e Isabel (con Ana Bolena) y que no sólo él tenía problemas en cuanto al comportamiento sexual sino también Ana de Cleveris.

Ana era muy inocente y creía que con sólo dormir con el monarca el matrimonio ya estaba consumado , agrega Starkey.

La próxima víctima fue Catalina Howard, sobrina, como Ana Bolena, del dique de Norforlk. Después de dos años, fue ejecutada, acusada de infidelidad.

En 1543, Catalina Parr, tuvo el inaudito valor de casarse con el sanguinario rey.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.