SE VE ORO AL FINAL DEL TÚNEL

SE VE ORO AL FINAL DEL TÚNEL

Hace alrededor de un año, Ken Anderson renunció a sus inversiones en acciones y se volcó sobre el oro. (VER GRAFICO: LAS ACCIONES BAJAN, EL METAL SUBE)

25 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Hace alrededor de un año, Ken Anderson renunció a sus inversiones en acciones y se volcó sobre el oro.

(VER GRAFICO: LAS ACCIONES BAJAN, EL METAL SUBE).

Anderson, un inspector de construcción de Nueva Jersey, había desarrollado una pujante cartera a finales de los 90 que se evaporó cuando estalló la burbuja.

Así que, como una especie de último recurso, a principios del año pasado comenzó a probar suerte con el oro. Ahora, toda su cartera de alrededor de US$200.000 está en oro o acciones relacionadas, y duda sobre si volver al mercado accionario.

Durante tres años, los denominados expertos han venido predicando un auge bursátil y no lo hemos visto , dice Anderson, que tiene una hija de 14 años que quiere ir a la Universidad de Princeton. Necesito el dinero en unos años, por lo que no tengo tiempo para esperar por un repunte que en realidad no creo que vaya a ocurrir .

Una inesperada variedad de inversionistas está impulsando el mercado del oro. En el pasado el oro era el territorio de los verdaderamente convencidos, pero recientemente se ha convertido en el refugio de inversionistas temerosos del terrorismo y la guerra. Yahora el metal precioso empieza a atraer a una audiencia mucho más amplia, incluyendo gente que, como Anderson, nunca habían invertido en el metal.

Este renovado interés de los inversionistas en el metal refleja el escepticismo sobre el mercado bursátil, que todavía está sacudiéndose de las secuelas de unos de los más dolorosos períodos de auge y desplome de su historia.

Probablemente esté algo paranoico, pero he perdido la fe en la opinión generalizada sobre las alternativas de inversión , dice Betty Gray, una vendedora farmacéutica jubilada de Texas que estima que ha trasladado cerca de dos tercios de su cartera a lingotes de oro y títulos de mineras desde 1999. Cuando tienes miedo, intentas ser conservador .

Gran parte de las ganancias en oro se han producido a partir de los atentados terroristas de septiembre de 2001, cuando muchos inversionistas contemplaron por primera vez el metal como una alternativa al tambaleante mercado bursátil. Pero el impulso se ha prolongado también este año, con una subida del 2,3% en el primer mes y medio de 2003 mientras que todos y cada uno de los índices bursátiles están a la baja. Los precios del oro se han recuperado un 38% desde los mínimos registrados en 1999.

Pero no todo ha sido tranquilidad. Por el aumento en nuevos inversionistas, el oro ha tenido últimamente un comportamiento volátil, incluyendo una caída de US$9 por onza el miércoles y un avance de US$4,80 el jueves, seguido de una caída de US$5,25 el viernes, día en que cerró a US$351,25 en la Bolsa Mercantil de Nueva York.

Aunque la recuperación del oro es ciertamente un factor menor en el desplome del mercado, los analistas dicen que es un buen barómetro del estado de ánimo de los pequeños inversionistas. Los institucionales, de mayor tamaño, ven el oro como una cobertura útil frente a la volatilidad bursátil y como una inversión alternativa al vapuleado dólar. Aunque el empuje del oro se ha ido reforzando durante meses, la guerra y el terrorismo claramente han sido los catalizadores recientes.

Joe Foster, gerente de Van Eck International Investor Gold Fund, dice que está convencido de que hay una prima por la guerra de alrededor de US$25 incluida en el precio del oro, pero señala que, según una medida clave, el oro y las acciones relacionadas con el oro todavía pueden estar subvaloradas.

Si se toma en cuenta que las acciones mineras son la forma en que muchos pequeños inversionistas apuestan por el oro, ya que así no tienen que pagar por guardar el lingote, Foster dijo que el sector podría estar listo para subir más, sin importar lo que ocurra en Irak. La creencia generalizada entre los que son optimistas frente al oro es que incluso después de que termine una guerra en Irak proseguirá la debilidad en la economía de EE.UU., haciendo que los precios del oro se mantengan al alza.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.