DESACUERDOS HUNDEN LA VÍA

DESACUERDOS HUNDEN LA VÍA

Pese a que la vía al Llano es una de las carreteras que más recursos ha recibido para su ejecución y reconstrucción -cerca de 650 mil millones de dólares- cada vez que se habla de su estado y de las reparaciones que se requieren para que esté en óptimas condiciones se desata una avalancha de objeciones y reparos que difícilmente tienen una pronta respuesta. (VER CUADRO: RECAUDO TOTAL EN LOS PEAJES DE 1999 AL 2002)

28 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Pese a que la vía al Llano es una de las carreteras que más recursos ha recibido para su ejecución y reconstrucción -cerca de 650 mil millones de dólares- cada vez que se habla de su estado y de las reparaciones que se requieren para que esté en óptimas condiciones se desata una avalancha de objeciones y reparos que difícilmente tienen una pronta respuesta.

(VER CUADRO: RECAUDO TOTAL EN LOS PEAJES DE 1999 AL 2002).

Y no es para menos. Sus detractores argumentan que no es aceptable que en 100 kilómetros existan tres peajes que son los más caros del país y que no es entendible cómo la concesionaria Vial de los Andes (Coviandes) desde hace tres años recauda el valor de los peajes sin que se haga responsable por el mantenimiento y la operación de la vía en su totalidad.

Julio Galán, veedor de la carretera designado por la Cámara de Comercio de Villavicencio, dijo que no todos los cuestionamientos que se le hacen a la vía están bien fundamentados.

Tal es el caso del sistema de ventilación del túnel de Buenavista, de 4,5 kilómetros de longitud, que por ser longitudinal ha recibido muchas críticas, pero que hasta el momento ha funcionado sin ningún contratiempo.

Aunque es cierto que el diseño del túnel es para que éste sea unidireccional, por el momento puede operar permitiendo el paso de vehículos en los dos sentidos pues tiene capacidad para que transiten 250 automotores dentro del túnel y no es común que se llegue hasta ese tope , dijo.

En cuanto al otro túnel que se debe construir, paralelo al actual, el veedor sostuvo que ya existen los diseños y los estudios de conformación geológica del terreno que indican que éste se debe construir a una distancia no mayor ni inferior de 40 metros del actual y que la experiencia adquirida agilizaría la construcción del nuevo.

No obstante, advirtió que la construcción del túnel que también sería unidireccional, se debe iniciar cuando aumente el Tráfico Promedio Diario (TPD) y empiecen a cruzar ocho mil vehículos al día, pues el promedio en la vía al Llano está cercano a los 4.000 vehículos.

En cuanto a los tramos dos y tres que están en observación cerca al túnel del Boquerón y que suman 25,5 kilómetros, Galán dijo que la solución se puede dar cuando se dirima el pleito en el que están metidos el Invías y Coviandes para asumir costos por su arreglo, los cuales pueden ascender a los cien mil millones de pesos, pues presentan serios problemas geológicos que ocasionan hundimientos en la vía.

Igual sucede con el tramo cinco, que va desde Puente Quetame hasta Pipiral, el cual por presentar irregularidades en su proceso constructivo no fue recibido por el Invías al contratista y hoy se requieren de cerca de 16 mil millones de pesos para que esté en óptimas condiciones y sea recibido por la concesionaria.

MAS RECAUDOS QUE INVERSION.

La Concesionaria Vial de los Andes (Coviandes) solo tiene a su cargo tres de los seis tramos en que se divide la vía. Sin embargo, está recibiendo recaudo por toda la vía y únicamente le está realizando mantenimiento a uno, situación que ha provocado los más enconados debates al contrato 444 con el que se negoció la concesión de la vía.

Según cifras entregadas por el Invías, a pesos del 2003 Coviandes ha invertido cerca de 400 mil millones de pesos en la vía al Llano y desde hace cuatro años, según cifras de la Cámara de Comercio de Villavicencio, ha recaudado 122 mil millones 760 mil pesos.

El Estado le debe a Coviandes 71 mil millones 890 mil pesos por el déficit que se ha dado al no cumplirse con el número de vehículos que el Invías le prometió que pasarían por la vía, los cuales se reflejan en tráfico garantizado y gtráfico real. (ver cuadros).

En los cuatro años el Tránsito Promedio Diario del tráfico garantizado estuvo en 4.441 vehículos y el real llega a los 3.481 carros.

FOTO/Hernando Herrera Estrada.

Pese a lo lucrativo del negocio del recaudo de peajes, algunos tramos de la vía al Llano no cumplen con la escala internacional de calidad que regula las carreteras.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.