TESTIMONIOS

TESTIMONIOS

* Jorge Velandia, empleado del club Yo mantuve la calma y me fui hacia el lado de las ventanas porque había mucho humo. Luego llevé más personas hacia ese lugar, pues habían muchas heridas y el humo no dejaba ver nada. Después descubrimos que la explosión ocasionó un orificio muy grande y por ahí pudimos salir a la calle .

08 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

* Jorge Velandia, empleado del club.

Yo mantuve la calma y me fui hacia el lado de las ventanas porque había mucho humo. Luego llevé más personas hacia ese lugar, pues habían muchas heridas y el humo no dejaba ver nada. Después descubrimos que la explosión ocasionó un orificio muy grande y por ahí pudimos salir a la calle .

* Santiago Orjuela.

Yo únicamente sacaba y sacaba gente que gritaba. Un señor quedó atrapado en el Mercedes. Había papás que pedían ayuda por sus hijos de solo meses. Algunos se tiraban del Nogal al edificio de al lado. Las personas estaban muy heridas, salían quemadas de la cara, de las manos de los pies. A un señor tuvimos que darle respiración boca a boca porque no podía respirar. Yo solo pensé en ayudar y no me importó si ese edifico se venía al piso .

* Juan Pablo León.

Mis dos hijos estaban en el quinto piso. Pero los empleados del Nogal los rescataron. Gracias a su colaboración se salvaron muchas vidas, fueron muy valientes y mantuvieron la calma. La guardería se había cerrado tan solo unos minutos antes de la explosión y sé que allí había muchos niños .

* Alfredo Muñoz.

Cuando escuchamos la explosión nos vinimos para el lugar y nos sorprendió el panorama que encontramos. Sin embargo reaccionamos y con nuestros vehículos corrimos los carros que estaban sobre la carrera séptima para abrirle paso a laa ambulancias y a los bomberos. Nos es posible que le hagan esto a Bogotá .

* José Amaya, constructor del edificio.

La caldera está ubicada en el último nivel, junto al parqueadero del tercer piso. Funciona a gas. Y no se sabe si se produjo alguna falla que originaria esta tragedia Arriba queda una cancha de juegos y el restaurante .

* Rafael Escalona.

Estaba con Rodrigo Obregón aquí cerca, promocionando el Carnaval de Barranquilla y sin pensarlo nos vinimos en seguida para ver en que podíamos ayudar .

* Rodrigo Obregón.

Este es una muestra más de la barbarie de los grupos narcoterroristas. Estamos aquí para ayudar en lo que seamos útiles porque en momentos como estos todos los colombianos nos tenemos que unir .

Mario Espitia.

Estabamos desesperados, como locos. Caímos del cuatro al quinto piso, pues el piso de derrumbó. Había mucha gente pidiendo auxilio, oímos niños también gritando y debajo de los escombros quedaron algunos compañeros míos. Menos mal que el humo salía por los ventanales que son grandes, corrimos hacia allá y salimos. Un bombero me rescató como a eso de las nueve de la noche .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.