COMA BARATO Y ENGÓRDESE

COMA BARATO Y ENGÓRDESE

Es una ironía que mientras en unas regiones del mundo hay crisis de hambruna, en otras hay epidemia de obesidad.

08 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Es una ironía que mientras en unas regiones del mundo hay crisis de hambruna, en otras hay epidemia de obesidad.

Pero es una ironía con una explicación: en su lucha por la supervivencia, a la especie humana la ha impulsado la escasez, no el exceso de comida , como explicó el investigador Xavier Pi Sunyer, del Centro de Investigación de Obesidad en el Hospital St. Luke s-Roosevelt, de la Universidad de Columbia en Nueva York (Estados Unidos).

Y la revista Science, en la edición que comenzó a circular ayer, dedica una sección especial, con estudios y artículos a lo que su editorial define como la irónica política de obesidad .

La publicación ratifica lo que ya se había convertido en una hipótesis con bastante cuota de credibilidad, que la abundancia de comida buena y barata contribuye a la epidemia de obesidad que ahora se propaga desde los países ricos a los pobres, y solo se podría contrarrestar con moderación del apetito y más ejercicio .

Pi Sunyer agregó que a lo largo de miles de años, el cuerpo humano ha desarrollado los mecanismos para defenderse del hambre: cuando falta la comida baja el metabolismo basal -es decir el uso de energía- y se presenta el estímulo para buscar comida e ingerirla .

En Estados Unidos, el 65 por ciento de la población tiene peso excesivo lo cual no es sorprendente cuando el sistema de producción provee el equivalente a 3.800 calorías por persona y día, el doble de la cantidad necesaria para una vida saludable.

Marion Nestle, del Departamento de Nutrición y Estudios Alimenticios en la Universidad de Nueva York, escribió que existe todo un sistema de producción y distribución de los alimentos que incentiva el consumo excesivo y que dificulta un cambio de rumbo.

La abundancia excesiva de alimentos fuerza a las compañías a competir por las ventas mediante la publicidad, los anuncios de productos saludables , productos nuevos, porciones cada vez más grandes y las campañas dirigidas a los niños , afirma.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.