TERROR EN EL NOGAL

TERROR EN EL NOGAL

Al menos 20 personas muertas y más de 120 heridas era el saldo parcial que dejaba anoche un atentado terrorista ocurrido a las 8:05 p.m. y que destruyó parcialmente el Club El Nogal, ubicado en la calle 78 con carrera Séptima, uno de los más exclusivos de la ciudad y el país. (VER INFOGRAFIA: EXPLOSION EN EL NOGAL)

08 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Al menos 20 personas muertas y más de 120 heridas era el saldo parcial que dejaba anoche un atentado terrorista ocurrido a las 8:05 p.m. y que destruyó parcialmente el Club El Nogal, ubicado en la calle 78 con carrera Séptima, uno de los más exclusivos de la ciudad y el país.

(VER INFOGRAFIA: EXPLOSION EN EL NOGAL).

La acción terrorista, una de las más graves que ha ocurrido en Bogotá, la confirmó a la media noche el alcalde Antanas Mockus, quien aseguró que todas las pruebas analizadas indican que se trató de un carro bomba con al menos 200 kilos de explosivos que estallaron en el tercer piso del parqueadero.

La información que tengo confirma la hipótesis del atentado -dijo Mockus-, fue un acto hecho con explosivos que llegaron allí en un vehículo , anotó el mandatario tras desechar una primera hipótesis que se manejó y que apuntaba hacia un accidente provocado por las calderas del edificio.

De inmediato, Mockus ofreció una recompensa de 500 millones de pesos a quien de información que permita dar con la captura de los responsables. Aunque el Alcalde dijo que ningún grupo se había adjudicado el hecho, Germán Camacho, de la Unidad Especializada de la Fiscalía, informó a EL TIEMPO que se trató de una acción de las Farc en represalia por los operativos que se han venido haciendo contra esa agrupación en la ciudad.

Había mucha gente.

El presidente Alvaro Uribe, quien se encontraba en un Consejo de Seguridad en Palacio, se hizo presente en el lugar de la tragedia para conocer de primera mano lo sucedido.

Según testigos, a la hora del ataque terrorista se encontraban dentro del club más de 700 personas, incluyendo varios niños que hacían una presentación.

Los restaurantes, la zona de deportes y los salones tenían el funcionamiento normal de un viernes por la noche. Ese es un día muy movido en el Club , dijo Clara de Montoya, gerente de Relaciones Públicas de El Nogal.

La fachada de los cuatro pisos de parqueaderos se derrumbó dejando al descubierto un voraz incendio que 14 máquinas de bomberos intentaban controlar. Al parecer otras planchas y vigas de los pisos superiores, donde se encuentran canchas de golf, squash y varios salones de conferencia, también resultaron averiadas.

Los restos de la estructura cayeron sobre transeúntes y vehículos que a esa hora se desplazan por la carrera Séptima. Algunos de ellos fallecieron sobre la vía pública. Mientras tanto, un numeroso grupo de personas salió del Club por la carrera Quinta, otra de las entradas con que cuenta el edificio.

El pánico se apoderó de quienes se encontraban dentro del Club. Varios de los visitantes salieron a las ventanas agitando pañuelos y pidiendo ayuda. En los centros hospitalarios se vivía otra angustia en busca de familiares y amigos.

Se necesita sangre.

La mayoría de las víctimas tuvieron que ser evacuadas a través de las escaleras eléctricas de los carros de bomberos que arribaron al lugar. Hacia el centro del edificio hay un solo hueco y por ahí cayó mucha gente , dijo uno de los testigos que se encontraba en el quinto piso.

Yo sentí un totazo que me tumbó al piso y vi cómo una viga se cayó y rompió el piso. Como pude salí y busqué la salida de emergencia. Subí al sexto piso a buscar a mi esposa. Había mucho humo y polvo, no se podía respirar. La gente salió en toalla, en bata, todo era mucha confusión , relató otro testigo que se hallaba en la escena de los hechos.

Hacia las 9 de la noche el incendio fue sofocado, pero la humareda se prolongó por varias horas más. El fluido eléctrico quedó suspendido, el olor a gas invadió el lugar y la telefonía celular colapsó.

La carrera Séptima se convirtió en un corredor vial exclusivo para las ambulancias que trasladaron a los heridos a la Clínica del Country, Fundación Santa fe, hospital San Ignacio y clínica Santa Rosa de Lima. La Secretaría de Salud reportó que se necesita todo tipo de sangre.

El Club El Nogal fue inaugurado en 1995 y se había convertido en el centro empresarial más importante del país y centro de grandes negocios. El último presidente de la junta directiva del Club había sido el actual ministro del Interior, Fernando Londoño.

FOTO/Carlos Julio Martinez EL TIEMPO.

Escenas de pánico vivieron más de 700 personas que se encontraban dentro del Club el Nogal. Según las autoridades, la mayoría de víctimas fatales se encontraban fuera del edificio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.