ECONOMÍA SE ALISTA PARA LA GUERRA

ECONOMÍA SE ALISTA PARA LA GUERRA

Estados Unidos quemó ayer otro paso hacia su guerra contra Irak, con la presentación de su canciller, Colin Powell, en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, de material que dice que es la prueba de que el régimen de Sadam Hussein desarrolla armas de destrucción masiva. (VER GRAFICO: RESULTADOS DE LAS BOLSAS AYER)

06 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Estados Unidos quemó ayer otro paso hacia su guerra contra Irak, con la presentación de su canciller, Colin Powell, en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, de material que dice que es la prueba de que el régimen de Sadam Hussein desarrolla armas de destrucción masiva.

(VER GRAFICO: RESULTADOS DE LAS BOLSAS AYER).

Aunque ayer no hubo una reacción nerviosa en los mercados, pues en los últimos meses tanto las acciones y el dólar con su caída y el petróleo con su escalada, ya han asimilado el efecto de la guerra, aumenta la incertidumbre sobre la suerte de la economía en todo el mundo como consecuencia de una guerra que cada vez parece más inevitable.

Sin embargo, al presidente estadounidense George Bush, que no ha disimulado sus ansias de atacar, el tema económico no le preocupa. Una vez, interrogado sobre si la economía estadounidense estaba lo suficientemente fuerte como para asumir los costos de una eventual guerra contra Irak, respondió:economía es fuerte, aunque haya algunas dificultades, las tasas de interés son bajas, la inflación está estable, la productividad es fuerteeconomía se recuperará y somos lo suficientemente fuertes como para enfrentar los desafíos futurossostuvo Bush.

De acuerdo con la Economist Intelligence Unit (EIU), dependencia de la revista inglesa The Economist, se está atravesando el periodo de mayor probabilidad de que se inicie el ataque, periodo que comenzó en enero y va hasta abril.

La EIU interpreta que el objetivo del ataque esa Saddam Hussein y sustituirle por un gobierno conciliadorTambién considera que Estados Unidos deberá estar presente en el país después de una eventual ofensiva para supervisar la transición.

"El nuevo hombre fuerte saldrá probablemente de las filas de la Guardia Republicana o de las fuerzas especiales" las tropas de elite de Saddam Hussein, agregó.

En esta página se presentan los cálculos de la guerra, hechos por destacados economistas del mundo.

En los últimos meses el dólar y las acciones han caído tanto, y el petróleo ha subido tanto, como para que la presentación de ayer de lo que Estados Unidos dice que son pruebas contra Irak tuvieran un impacto adicional en los mercados.

Además, los compradores y vendedores de acciones, divisas y combustibles en los mercados internacionales no entendieron lo que quiso decir ayer ante el Consejo de Seguridad de la ONU el secretario de Estado de Estados Unidos, Colin Powell.

Como los agentes de los mercados tuvieron dificultades para dar una interpretación rápida sobre el material presentado por Powell ayer, parecieron como ignorar el discurso y prefirieron guiarse por los buenos resultados de empresas que se anunciaron durante la jornada, como Vodafone en Londres, o Axa y BNP Paribas en París, y la mayoría de bolsas del mundo tuvo ganancias.

Las acciones en Estados Unidos dieron un salto después del discurso de Powell y después de las reacciones de los representantes de cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, y el índice Dow Jones ganó 1,62 por ciento a 8.142,88 puntos, mientras que la bolsa electrónica Nasdaq subió 1,97 por ciento a 1.339,93 puntos.

Algunos analistas juzgaron que Colin Powell no había presentado pruebas formales contra Irak, y que, por este hecho, una guerra no parecía aún inminente. nnLos ]inversionistas tenían miedo de que Powell presente pruebas absolutamente irrecusables contra Irak", estimó Volker Borghoff, estratega de acciones del banco HSBC en Fráncfort. Los inversionistasun pocoexplicó.

Otros analistas estimaron al contrario que el discurso del secretario de Estado disipaba un poco la incertidumbre, tan perjudicial a la buena marcha de los mercados, y que una intervención militar estaba ahora más cerca que antes de la reunión del Consejo de Seguridad.

El discurso de Colin Powell se conforma a lo que se esperaba. Mientras que Estados Unidos tiene una posición dura y que está dispuesto a atacar a Irak. Lo que molestaba un poco en estos momentos era la incertidumbre geopolítica, más que las tensionesresumió Cyril Beuzit, estratega del banco BNP Paribas.

Por su parte, el dólar se mantuvo en los niveles de los últimos días, aunque después de la intervención de Powell el euro bajó de 1,09 dólares a 1,07.

En Nueva York, el precio del barril de crudo de referencia (light sweet crude) para entrega cercana en marzo, subió 43 centavos, a 34,03 dólares.

Mientras tanto, el oro alcanzó en Londres su precio más elevado de los últimos seis años. En el Bullion Market de Londres, la onza de oro llegó a alcanzar los 385 dólares, su nivel más alto desde septiembre de 1996, cuando llegó a alcanzar los 387,20 dólares.

El oro subió cerca de diez dólares en menos de 24 horas, ya que su precio se fijó en 376,55 dólares el martes al cierre.

-Si la guerra es corta.

Hasta para el pesimista premio Nobel Joseph Stiglitz, si hay una"guerra relámpago" y el petróleo iraquí vuelve al mercado haciendo bajar los precios, se podría estimular la economía global.

embargo tenemos que aceptar que hay grandes probabilidades de que se produzcan muchos efectos negativos, bien sea que la guerra se prolongue o termine rápido, ya que habrá mucha agitación en todo el Medio Orientedice Stiglitz.

Por su parte, el director general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Horst Koehler, declaró en una entrevista con el International Herald Tribune (IHT), que una operación militar de corta duración en Irak tendría un efectoo incluso positivo en la economía mundial al eliminar parte de la incertidumbre que impera desde hace varios meses.

se trata de una acción más bien a corto plazo, y si se restringe a Irak, creo que el efecto será insignificante para la economía, y podría incluso tener algún efecto positivo ya que permitiría aclarar la situacióndeclaró.amenaza pendiente, esta situación confusa hace que los inversores estén indecisosprecisó.

Para Michael Mussa, ex economista jefe del Fondo Monetario Internacional,que las operaciones militares, pero no necesariamente sus consecuencias políticas, sean relativamente rápidas y exitosas, el impacto en el mercado mundial de petróleo y en la economía mundial sería comparativamente modesto, probablemente menor que lo que fue en 1990-91señaló.

Para Sal Guatieri, experto en economía internacional de la sede de Chicago del Banco de Montreal, si la guerra es rápida, los precios del petróleo rápidamente se acomodarían a la baja y el ritmo de crecimiento económico estadounidense sería desacelerado por sólo unas pocas décimas de un punto porcentual en 2003.

-Si la guerra es larga.

Impacto limitado.

Según Sal Guatieri, del Banco de Montreal,gran riesgo es si usted tuviera una escalada de la acción militar en Irak y el Medio Oriente y una guerra prolongada. Eso empujaría los precios del crudo a niveles más altos de los que pronosticamos actualmente.

Ese resultado podría significar un retroceso de un medio punto porcentual o aún un punto porcentual en el crecimiento económico de Estados Unidos.

Por su parte, Michael Mussa, ex economista jefe del FMI, dice que luego de tener en cuenta el riesgo que significaría una campaña en Irak redujo su previsión del crecimiento económico mundial en 2003 en un cuarto de punto para situarlo en 4,5 por ciento.

Pero, según Guatieri, ni siquiera una caída de un punto en la economía de Estados Unidos llevaría a la recesión.que haya recesión asumiendo que la tendencia promedio del crecimiento es de tres por ciento se requeriría que el precio del crudo por lo menos duplicara o posiblemente triplicara los niveles actuales: elevándose a 60 ó 90 dólares por barril sobre una base sostenibleindicó.

Los efectos de cualquier desaceleración de la economía estadounidense rebotarían en el mundo, afirmó Guatieri. Un tercio de la economía canadiense depende de los consumidores y los negocios en Estados Unidos. Las economías de la zona del euro y Japón tendrían un impacto menor pero serían más frágiles. Las economías asiáticas también recibirían el golpe por la caída de las exportaciones a territorio estadounidense.

Según un estudio de The Economist Intelligence Unit (EIU), una guerra contra Irak tendría un impactosobre la economía mundial y sus repercusiones se limitarían esencialmente al mercado del petróleo.

La EIU subraya que la confianza de los consumidores no debería decaer en caso de intervención militar contra Irak.

riesgos de una reducción de la confianza de los consumidores en Estados Unidos y en los países de la Organización de Cooperación y de Desarrollo Económico (Ocde) son modestossubrayó el instituto de investigaciones londinense.

El sector más perjudicado sería el de las multinacionales y los que saldrían más beneficiados serían los de infraestructuras públicas y de ingeniería, pero sobre todo los grupos petroleros, estimó EIU.

-Impacto muy negativo.

Para el director del FMI, Horst Koehler, un conflicto de larga duración crearía una situacióny es un riesgo negativo.

La mayoría de los analistas económicos espera que cualquier ataque militar contra Irak sea rápido y tenga lugar en pocos meses, que se logre mantenerlo limitado al territorio de ese país y que resulte exitoso.

Imaginando el peor escenario posible, el ataque militar podría empantanarse, producir un número de bajas muy importante y trascender las fronteras iraquíes e involucrar al Medio Oriente.

Si sucediera un desastre de ese tipo, dice John Lonski, economista jefe del Servicio de Inversiones de Moody s, la economía estadounidense, que busca la manera de recuperar sus ritmos habituales de crecimiento, podría caer nuevamente en recesión.

tenemos una combinación de una estampida de los precios del petróleo, la expansión del conflicto a Medio Oriente y más bajas que las esperadas, todo esto podría deprimir el ánimo de los consumidores y de los empresarios como para disparar la temida doble recesiónadvierte Lonski.

Estados Unidos se desacelerara significativamente eso tendría implicaciones adversas para el resto del mundoEste escenario podría quitarle un punto porcentual al crecimiento mundial en 2003, que se espera sea en torno al cuatro por ciento, dijo el especialista.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.