LA INFLACIÓN ARRANCÓ DESBOCADA

LA INFLACIÓN ARRANCÓ DESBOCADA

Estaba previsto que la inflación de enero sería alta. El efecto de la mayor devaluación y el impacto de la reforma tributaria, específicamente el IVA sobre nuevos productos, atizaban las expectativas inflacionistas.

06 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Estaba previsto que la inflación de enero sería alta. El efecto de la mayor devaluación y el impacto de la reforma tributaria, específicamente el IVA sobre nuevos productos, atizaban las expectativas inflacionistas.

Pues bien, aún así, la cifra sorprendió a muchos: una variación de los precios al consumidor de 1,17 por ciento para enero prende las alarmas de las autoridades que se han fijado una meta entre 5 y 6 por ciento para este año.

La inflación para los últimos doce meses se sitúa en 7,39 por ciento, informó ayer el Dane.

El año pasado en enero los precios habían variado 0,80 por ciento es decir la cifra con la que arranca el 2003 es 0,37 por ciento mayor.

En enero de 2001, los precios habían variado 1.05 por ciento.

Los alimentos que tienen el mayor peso en la canasta subieron en su conjunto 1,23 por ciento, inferior al registro de enero del año pasado.

Aunque en el mes de enero se recogió el impacto del IVA sobre nuevos productos alimenticios, el director del Dane, César Caballero, explica que no es posible hacer una medición exacta de su efecto, dado que hubo una especie de período de gracia para entrar en vigencia la aplicación del impuesto. Es decir, no se habría captado en su magnitud.

De todas maneras, algo se vio en enero.

El subgrupo de alimentos varios subió 2.60 por ciento, y allí están incluidos productos como el café y el azúcar que estrenaron IVA del 7 por ciento enero.

Los productos de panadería variaron 5,60 en enero, y ellos también fueron gravados con esta misma tarifa del IVA.

El subgrupo de lácteos, huevos, grasas, margarinas y aceites varió 1,33 por ciento y los tres últimos arrancaron el año con un aumento en la tarifa del IVA del 10 al 16 por ciento.

Otros productos del grupo de alimentos subieron por otros efectos diferentes como las hortalizas y legumbres con 4,11 por ciento y las frutas con 2,79 por ciento.

La papa tuvo un buen comportamiento para las familias, pues presentó una reducción en los precios del 8,45 por ciento en enero.

Pero el premio por las alzas se lo llevó el grupo de Transporte y Comunicaciones.

Allí estuvo el peso de la inflación del mes de enero. Este grupo varió 2,96 por ciento frente a 0,65 por ciento de igual mes del año anterior.

En este incremento de precios se recoge el alza en la gasolina que fue de 1,61 por ciento en enero.

Este aumento se debe a la política de llevar los precios del combustible a lo que le costaría al país si tuviera que importarlos.

Desde que empezó la administración Uribe, el galón de gasolina corriente ha subido 309 pesos.

El aumentó, sin embargo, aún no incluyó el alza en la sobretasa a la gasolina que se empezó a aplicar desde el primero de febrero.

Como quien dice, el impacto se reflejará en la cifra que se entregue a comienzos de marzo.

Dentro de este grupo de transporte también sobresale el alza en transporte público urbano intermunicipal y pasajes aéreos con 5,98 por ciento.

Se destaca el incremento que presentaron los pasajes aéreos del 13,02 por ciento. Aquí está nuevamente el efecto de la nueva tarifa del IVA para los tiquetes. Desde el primero de enero tienen un IVA del 16 por ciento para cualquier temporada del año.

Las comunicaciones que hacen parte del grupo de Transporte subieron 1,06 por ciento aquí está incluido el correo, la telefonía residencial y el celular. Cabe recordar que la llamada por celular arrancó el año con alza del 16 al 20 por ciento en la tarifa del IVA.

Otro grupo que jalonó fuerte en enero fue cultura, diversión y esparcimiento con 1,88 por ciento.

Aquí se combinan efectos del IVA y la devaluación, así el subgrupo de artículos culturales varió 2,50 y allí se incluyen los periódicos que reciben el impacto de las importaciones de papel.

Los servicios de esparcimiento como cines y fútbol subieron 2,07 por ciento. Cabe recordar que servicios de gimnasios y clubes sociales estrenaron tarifa del 7 por ciento.

Ahora bien, los grupos más estables dentro de la canasta fueron Educación con 0,02 por ciento, en enero todavía no se recoge matrículas y útiles escolares.

Vestuario varió 0,31 por ciento, mostrando incrementos muy bajos en vestuario (0,28 por ciento) y calzado (0,21 por ciento).

Vivienda varió 0,43 por ciento. En este grupo el mayor impacto lo presentaron los servicios públicos con un incremento del 1,15 por ciento.

Salud presentó un alza del 0,76 por ciento, sintiéndose el impacto de los medicamentos por mayor devaluación.

En general el factor de devaluación se presentó en artículos de aseo personal, aseo del hogar, joyas, medicinas, llantas y periódicos.

-Medellíncon las mayores alzas en los precios.

Por ciudades, la capital antioqueña fue la que registró el mayor movimiento en los precios con 2,36 por ciento, superior al promedio nacional.

En Medellín, los grupos que más incidieron en el movimiento fueron: transporte y comunicaciones (6,2 por ciento); alimentos (2,76 por ciento); y cultura, diversión y esparcimiento (2,52 por ciento).

Las ciudades que escoltaron a Medellín en el escalafón de las más activas fueron: Pereira (1,61 por ciento); Montería (1,50 por ciento) y Cartagena (1,40 por ciento).

De las 13 ciudades que son objeto del estudio por parte del Dane, Pasto fue la que menor variación presentó. En efecto, la capital de Nariño registró en enero de 2003 una variación de 0,42 por ciento.

En esta ciudad los grupos de bienes y servicios que más incidieron en el comportamiento de precios fueron alimentos (-0,82 por ciento); educación que no varió y salud con 0,29 por ciento.

En orden ascendente, siguieron a Pasto en la menor variación, las ciudades de Bucaramanga (0,64 por ciento) y Villavicencio (0,64 por ciento).

Bogotá se ubicó en el noveno lugar en la variación mensual con 0,89 por ciento, por debajo del promedio total.

Los grupos que más afectaron el índice de precios de la capital de la República fueron: cultura, diversión y esparcimiento (2,28 por ciento) y transporte y comunicación (2,33 por ciento) y gastos varios (1,33 por ciento).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.