IRAK: NO TODOS SON SADDAM

IRAK: NO TODOS SON SADDAM

Más de medio millón de refugiados en países vecinos. Dos millones de desplazados internos. No menos de 500 mil personas heridas o víctimas de enfermedades y epidemias. Y cerca de 250 mil muertos en el campo de batalla o por los bombardeos. (VER MAPA: RIESGO DE UNA CRISIS DE REFUGIADOS EN IRAK)

09 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Más de medio millón de refugiados en países vecinos. Dos millones de desplazados internos. No menos de 500 mil personas heridas o víctimas de enfermedades y epidemias. Y cerca de 250 mil muertos en el campo de batalla o por los bombardeos.

(VER MAPA: RIESGO DE UNA CRISIS DE REFUGIADOS EN IRAK).

De esta magnitud es el cálculo de la tragedia humanitaria que se vivirá en Irak si finalmente hay un ataque militar contra en ese país, como lo anticipan todos los indicios y la enconada demostración de pruebas del secretario de Estado de Estados Unidos, Colin Powell, el pasado miércoles ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

No lo dice una Ong pacifista, de las que se oponen a la acción bélica, sino un estudio de Naciones Unidas.

El reporte, titulado Hipótesis Humanitarias Probables , es un documento de análisis interno con fecha 10 de diciembre de 2002, cuando se iniciaron las inspecciones de armas de la ONU, y la inminencia de un ataque no había alcanzado la claridad a que llegó esta semana. Y aunque está marcado con el sello de estrictamente confidencial , ha terminado filtrándose a la prensa internacional.

Un país destrozado.

Los cálculos de la ONU señalan que entre 4 y 10 millones de iraquíes necesitarían algún tipo de ayuda humanitaria urgente, inmediatamente después de una intervención militar.

La razón de esta proyección es la crítica situación social en que se encuentra el pueblo iraquí como consecuencia de la devastación causada por la Guerra del Golfo, en 1991, y del embargo que le decretó la ONU a las exportaciones de su principal producto, el petróleo, para presionar el desarme del régimen iraquí.

Dos datos para entender la magnitud del problema. Según cifras de Unicef, desde la imposición del embargo más de medio millón de niños iraquíes han perdido la vida, al dantesco promedio de entre 5.000 y 6.000 niños por mes. La mayoría por consumir agua no potable, por falta de medicinas y problemas derivados de la desnutrición.

Y según un estudio de la Ong Oxfam, que coincide con datos de la prestigiosa revista médica científica Lancet, hoy, 15 de los 24 millones de iraquíes dependen de ayudas alimentarias para sobrevivir: es decir, el 62 por ciento de la población.

Si el país colapsa, como seguramente sucederá en caso de un ataque, esas personas quedarán sin medios de subsistencia.

Oxfam también advierte que uno de los mayores riesgos son los ataques aéreos contra las centrales de energía, pues si esto se repite con la misma intensidad que en la Guerra del Golfo el sistema de abastecimiento de agua, que ya se encuentra en estado crítico, colapsará. Y esto anota la Ong provocará que millones de personas sufran enfermedades y epidemias , como el cólera y la disentería.

El informe de la ONU coincide: El brote de padecimientos en proporciones epidémicas o incluso pandémicas es muy probable . Algo muy grave en vista de la escasez de medicamentos en Irak y el precario estado de sus hospitales.

A esto se suman los estragos de la contaminación por armamento revestido con uranio empobrecido que utilizaron los aliados en 1991, causantes del denominado Síndrome de la Guerra del Golfo .

Según datos de Naciones Unidas, en Irak se ha puesto en evidencia una multiplicación de las tasas de leucemia infantil, abortividad y malformaciones congénitas; amén de varios tipos de cáncer.

Uno de los problemas más difíciles de manejar será el tema de las personas que huyan de Irak. Una portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) confirmó a EL TIEMPO que desde ya se trabaja en un plan de emergencia, que contempla la instalación de campamentos y ayudas básicas en puntos fronterizos estratégicos, aún no está nada claro que todos los países vecinos estén dispuestos a abrir sus puertas al ingreso de estas personas.

Y como si todo lo anterior fuera poco, la gente de Irak sigue la cuenta regresiva para el inicio del bombardeo con un dilema macabro: qué es peor, quedarse en casa o ir a los refugios?.

Si Estados Unidos vuelve a atacarnos la gente se quedará en sus casas. Ya nadie confía en los refugios , le dijo al diario El Mundo, de España, Ahmed, un joven iraquí de 28 años. Ahmed sabe bien de lo que habla. El es uno de los 14 sobrevivientes de la masacre de Al-Amiriyah: un refugio que Estados Unidos atacó bajo la presunción de que era un búnker militar del régimen iraquí. Un total de 408 civiles iraquíes murieron, pero la mayoría eran mujeres, niños y ancianos.

Hace unos días el diario The New York Times informó que el Pentágono prevé lanzar 3.000 misiles de precisión en las primeras 48 horas de su muy probable guerra contra Irak.

Varios de esos misiles serán del tipo Tomahawk, cada uno con un costo de alrededor de un millón de dólares. El cálculo de lo que se podría hacer con semejante cantidad de dinero en salud, educación e infraestructura para Irak es sencillamente abrumador.

La dificultad es que en Estados Unidos la visión parece no haber cambiado mucho desde 1996, cuando una periodista del programa 60 Minutos le preguntó a la entonces secretaria de Estado, Madeleine Albright, su opinión acerca de los miles de niños iraquíes que han muerto por las sanciones a ese país. Y Albright respondió: Es una decisión difícil, pero creo, creemos, que el precio vale la pena .

QUE SIGUE CON IRAK?.

Los jefes de Inspectores de armas de la ONU, Hans Blix y Mohamed ElBaradei volvieron este fin de semana a Bagdad para una nueva ronda de pesquisas. Blix y ElBaradei intentarán conseguir que Saddam Hussein por fin acate las exigencias de la resolución 1441, entre ellas, que permita que aviones de inteligencia U2 acompañen desde el aire la labor de los inspectores.

Tras la presentación de las pruebas de Colin Powell en la ONU, Hussein parece más abierto a la cooperación. El viernes permitió, por primera vez, que los inspectores se entrevistaran a solas con un científico iraquí. Hussein también podría anunciar un decreto mediante el cual se autoriza la presencia de inspectores en Bagdad por término indefinido .

Las concesiones (entrevistas con los científicos, aviones U2 y el decreto) serían claves pues la principal queja de los inspectores, y de la comunidad internacional, ha sido la falta de cooperación de Irak.

Simultáneamente, el presidente George Bush, secundado por el primer ministro británico, Tony Blair, comienza nueva ronda de esfuerzos diplomáticos que busca sumar aliados para que apoyen una Segunda Resolución, más dura, del Consejo de Seguridad. Esta, cuyo borrador ya se está redactando, autorizaría el uso de la fuerza o declararía a Hussein en violación de la anterior resolución (1441), ambas opciones abrirían la puerta para una acción militar.

El 14 de febrero Blix y ElBaradei rendirán ante el Consejo de Seguridad un nuevo informe sobre la cooperación de Irak en las dos últimas semanas. El viernes los inspectores afirmaron haberse entrevistado con un científico iraquí y el gobierno de Bagdad aseguró que otros científicos tambíen podrían ser interrogados.

Los escenarios.

Del resultado de la misión de Blix y ElBaradei, dependerá el alinderamiento de las grandes potencias, Rusia, China, Alemania, y Francia, con respecto a Gran Bretaña y E.U. Hay tres escenarios posibles:.

1. Informe positivo:.

Reafirma que el trabajo de los inspectores marcha por buen camino. No habría necesidad de segunda resolución. Y si la hay, sería para otorgar un nuevo plazo de un mes, al término del cual se volvería a estudiar la situación.

2. Informe negativo:.

Abriría la puerta a la segunda resolución, que presentaría Gran Bretaña. Los opositores a la guerra se quedarían sin argumentos. Habría autorización tácita o explícita de una ofensiva y fecha límite para esta.

3. Informe ambivalente:.

Reforzaría la posición de las partes y mantendría al Consejo dividido.

Fecha prevista.

Del 28 de febrero en adelante, si la resolución no avanza, E.U. lanzaría con sus aliados un ataque contra Irak sin el aval de Naciones Unidas.

FOTO/AP.

Según estudio de Naciones Unidas, entre 4 y 10 millones de iraquíes necesitarían algún tipo de ayuda humanitaria urgente, inmediatamente después de una intervención militar. Mujeres, niños y ancianos, entre los civiles, están en mayor riesgo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.