ALGUIEN MIENTE

ALGUIEN MIENTE

De acuerdo con Johnnier Montaño, su tardía llegada al Piacenza de Italia se debió a que era víctima de unas amenazas contra su familia, algo que captó toda su atención, más cuando en Colombia , según él, se mata por un dólar .

09 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

De acuerdo con Johnnier Montaño, su tardía llegada al Piacenza de Italia se debió a que era víctima de unas amenazas contra su familia, algo que captó toda su atención, más cuando en Colombia , según él, se mata por un dólar .

Sus drásticas declaraciones salieron publicadas en La Gazzetta dello Sport, como una manera, tal vez, de justificar los 15 días que se demoró en llegar al club, donde juega desde julio pasado. Era de suponer que las excusas de Montaño cayeran mal. Hablar de esa manera de Colombia, a mi modo de ver, no tenía más razón que salvar su propio pellejo de una manera desleal.

Pero, sorpresivamente, Montaño negó enfáticamente lo publicado. Dijo, entre otras cosas, jamás atreverse a hablar mal de su país. Es más. En un ataque de rabia, supongo, aseguró nunca haberle dado una entrevista a ese diario italiano. En otras palabras, Andreas Schianchi, el periodista que la escribió, miente.

Esta semana, EL TIEMPO habló con Schianchi. Era lo mínimo para intentar aclarar un asunto del que desafortunadamente sale mal librada Colombia. Schianchi fue contundente: Lo que escribí fue lo que me dijo Montaño. El me concedió la entrevista, él me dio esas declaraciones .

Vaya lío. Mientras que Schianchi dice tener prueba del testimonio de Montaño, este alega que todo fue un invento, de por sí de pésimo gusto. Conclusión: alguien miente. Y en este caso me temo que es Johnnier Montaño, quien no es la primera vez que llega tarde a la concentración de su equipo ni tampoco creo que sea la última.

Entiendo que Schianchi es un periodista serio, así como el periódico donde trabaja. Y deduzco, también, que ni él ni su medio tenían por qué inventarse una historia que en lo particular solo defendía y excusaba a Montaño, que en esos días era merecidamente criticado por los hinchas del Piacenza por el poco profesionalismo de no presentarse cuando se lo indicaron.

Montaño es un buen jugador. Lo es su hermanito, que estuvo en la Sub-20 y que también en un acto de soberbia se reportó una semana después al llamado de Millos. Mal ejemplo y mala actitud para dos jugadores jóvenes que si algo tienen es futuro. Pero también una responsabilidad y respeto por Colombia, eso en el caso del Johnnier, el mayor, que si algo no ha aprendido es disciplina. Tampoco lo que significa ser leal.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.