EMISOR NO PUEDE ECHARSE A LA PENA

EMISOR NO PUEDE ECHARSE A LA PENA

Esta semana el Banco de la República prendió las alarmas de la economía al alertar sobre las presiones inflacionarias que representan el alza en el precio de los alimentos y los combustibles, la reforma tributaria y la devaluación. El codirector del Emisor, Carlos Caballero, le puso el pecho a la situación y con el miedo de soltar mucho la lengua, como él mismo lo dice, aceptó poner en blanco y negro el tema del costo de vida y el precio del dólar.

09 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Esta semana el Banco de la República prendió las alarmas de la economía al alertar sobre las presiones inflacionarias que representan el alza en el precio de los alimentos y los combustibles, la reforma tributaria y la devaluación. El codirector del Emisor, Carlos Caballero, le puso el pecho a la situación y con el miedo de soltar mucho la lengua, como él mismo lo dice, aceptó poner en blanco y negro el tema del costo de vida y el precio del dólar.

El año pasado no se cumplió la meta de inflación del 6 por ciento, pues fue del 6,9, y este año en el primer mes va en 1,17, el 20 por ciento de la meta del año (5,5 por ciento). Qué le puede pasar al Banco y qué se va a hacer?.

Se pierde credibilidad. Pero el Banco no puede echarse a la pena. Uno no puede aceptar que la inflación se le fue, se le fue y dejarla ir. Hay dos instrumentos para actuar. Se ha utilizado uno, el de subir la tasa de interés. El Banco tiene además posibilidades de intervenir el mercado cambiario. El Banco no se puede quedar quieto.

Entonces hoy la alternativa es sacar dólares a la venta o volver a subir tasas de interés?.

La gente está asustada porque cree que se pueda repetir la experiencia del 99 cuando las tasas subieron fuertemente. La tasa de cambio hoy es competitiva, de equilibrio. No hay razones fundamentales para esperar que la devaluación siga a ese ritmo que va. Tampoco uno puede pensar que la situación se va a repetir y que las tasas de interés se van a desbordar.

Pero insisto, vender dólares o subir tasas?.

En economía, inevitablemente las devaluaciones cuando son fuertes tarde o temprano llevan a subir las tasas de interés. El Banco ha estado muy cauteloso. Hizo lo que tenía que hacer en enero, un ajuste porcentual de un punto y no 0,25 para no tener que hacer ajustes cada rato. Si la tasa de cambio se tranquiliza no se tiene que usar más el instrumento de las tasas de interés. Si las reglas del Banco dan para vender dólares, se venden dólares.

Entonces, este año qué se espera en materia de precios y de inflación?.

Cuando se hizo el análisis del año, se vio que los precios de alimentos, que subieron mucho a finales del año, este año tendían a bajar por efectos de la oferta agrícola. Sube la papa, se siembra papa y baja el precio de la papa. La inflación de alimentos debe tender a bajar y sin alimentos debe tender a subir porque recoge el impacto de la devaluación que ya ocurrió y efectos del IVA que es por una sola vez. Una inflación de alrededor del 6 por ciento.

Y, cuál va a ser el efecto referendo en la economía?.

El referendo tiene medidas de política fiscal de fondo como el tema pensional que es muy importante en el futuro. Congelar gastos dentro del proceso de ajuste fiscal es importante.

Si no hay referendo, la devaluación sube y la inflación también, qué va a pasar?.

Si mi tía tuviera ruedas sería una bicicleta. Es una tragedia.

En creación de empleo hay esperanzas?.

Hay un ambiente optimista. El estimativo es que el último trimestre se creció al 2,4 anual. La única receta para bajar el desempleo en el crecimiento de la economía. Si no hay ajuste fiscal no hay crecimiento. Sabemos que este año es duro, de ajuste fiscal, de transición.

Más duro que el año pasado?.

Más duro por el lado del ajuste. Debe crecer la economía un poco más. Con las reformas y la tasa de cambio donde está, sin desborde, este año puede ser mejor que el año pasado.

El Banco va a conjugar el verbo emitir?.

El Banco lo conjuga todos los días. El 54 por ciento de la emisión va para el Gobierno en una u otra forma. El próximo viernes 14 se entregan utilidades de 600.000 o 700.000 millones de pesos y 200 o 300 millones de dólares. Emita usted a ver que le pasa con la inflación y la devaluación, y eso sí es el desastre.

Cuáles van a ser los efectos de la tasa de cambio fija en Venezuela?.

Ha habido sobrereacción con las cosas de Venezuela. Uno entiende que hay unas deudas pendientes que no han pagado los venezolanos. Las exportaciones colombianas hacia Venezuela se pueden manejar a través del convenio de pagos de la Aladi, donde hay garantía de pago de esas exportaciones. El problema complicado es que Venezuela puso licencias de importación. Las exportaciones de Colombia a terceros están aumentando, puede que no compensen lo que se pierda con Venezuela.

En medio de todo esto qué papel juega el euro?.

El peso colombiano se devaluó frente al dólar 32 por ciento en 12 meses y el dólar se devaluó frente al euro otro 18 por ciento. Lo que está siendo tremendamente competitivo para un exportador colombiano es exportar a Europa. El beneficio es gigantesco.

FOTO/Martín García EL TIEMPO.

Carlos Caballero sostiene que el fenómeno del aumento de la devaluación es común en Latinoamérica por la incertidumbre mundial.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.