ENTRE LA ESPADA Y LA PARED

ENTRE LA ESPADA Y LA PARED

A buena hora el ex presidente Belisario Betancur promovió en la Fundación Santillana un debate sobre el Referendo, un texto largo que ocupa once páginas, tamaño oficio, confuso e incomprensible para una gran mayoría, que defendieron en esa ocasión el ministro Fernando Londoño y el senador Rafael Pardo; y lo impugnaron, con argumentos varios, el senador Carlos Gaviria, cabeza del Polo Democrático, que propone abstenerse de votar, y el senador Juan Gabriel Uribe, quien con el ex ministro Juan Camilo Restrepo lideran la corriente que propone votar No. Y en la Fundación Santillana se enfrentaron las cabezas de las tres corrientes, en un debate muy democrático que moderó el Defensor del Pueblo, doctor Eduardo Cifuentes.

24 de marzo 2003 , 12:00 a.m.

A buena hora el ex presidente Belisario Betancur promovió en la Fundación Santillana un debate sobre el Referendo, un texto largo que ocupa once páginas, tamaño oficio, confuso e incomprensible para una gran mayoría, que defendieron en esa ocasión el ministro Fernando Londoño y el senador Rafael Pardo; y lo impugnaron, con argumentos varios, el senador Carlos Gaviria, cabeza del Polo Democrático, que propone abstenerse de votar, y el senador Juan Gabriel Uribe, quien con el ex ministro Juan Camilo Restrepo lideran la corriente que propone votar No. Y en la Fundación Santillana se enfrentaron las cabezas de las tres corrientes, en un debate muy democrático que moderó el Defensor del Pueblo, doctor Eduardo Cifuentes.

Al ministro Londoño, quien defendió con su acostumbrada vehemencia los 19 artículos del Referendo, y quien varias veces ha dicho que este no es para leerlo, sino para votarlo, le cayó encima con una catarata de reflexiones y de argumentos en contra el senador Gaviria, tan buen orador, tan erudito y a veces tan vehemente como el Ministro. Y sostuvo que sin formación universitaria no puede entenderse el Referendo; que no vota libremente quien no entiende qué esta votando. Mi oposición al Referendo se origina en mis convicciones democráticas; me opongo a cualquier forma de impostación. Y el Referendo no es para hacer democracia, sino para impostarla , dijo el senador.

También contradijo a Londoño el senador Uribe. Su intervención fue clara y concreta. Y convincente. Para Uribe, el Referendo es una hemorragia de normas que produce una hemorragia legislativa, que puede producir cosas peores . Al final llegó el senador Rafael Pardo, reposado y sencillo. Y sin necesidad de citar a Platón ni a Aristóteles, dijo pan, pan; vino, vino: El Gobierno defiende un referendo, que no será suyo, porque son importantes los cambios que propone. Es la primera cátedra de pedagogía política y promueve un debate democrático. Busca corregir los vicios de la política; no está hecho a la medida de la clase política y en todos sus puntos pisa callos que afectan las costumbres políticas. Hay que leerlo y estudiarlo. No es la perfección, pero es un paso adelante en la reforma de la política, que no ha hecho ni hará el Congreso .

Como ciudadana del montón, me siento mejor informada, pero más confundida. Y a pesar de estar inclinada a votar Sí el Referendo, más por apoyar al presidente Uribe -quien trabaja como no ha trabajado ninguno por sacar al país de este enterradero- y sin ser particularmente influenciable, me impactaron los argumentos de quienes atacan el Referendo. Y como me siento incapaz de entender por mi propia cuenta ese ladrillazo, son 19 preguntas con citas de artículos de la Constitución, más parágrafos y parágrafos transitorios, creo que quienes defienden el Referendo están en mora de emprender una campaña intensa, didáctica y convincente para contrarrestar a los oposicionistas, que están desatados, desbaratando lo que dicen los seguidores del Gobierno.

Y debo confesar que me parecieron más convincentes las tranquilas razones del senador Rafael Pardo en apoyo del Referendo, que la fogosa intervención del Ministro, muy matemática y académica, con innecesarios comentarios hechos con mala leche, que más bien sirvieron para desconcentrar a un auditorio lleno y calificado, que para conquistar partidarios del Referendo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.