LA MANGOSTA POR DENTRO

LA MANGOSTA POR DENTRO

La puesta en escena del concierto de Shakira es similar a un montaje teatral, en el que cada paso y cada palabra está determinado. La artista no canta a capricho. Tampoco improvisa discursos. Decidió el orden de las canciones desde los ensayos, a finales del año pasado. Cada acorde tiene asignado un juego de luces específico, cada estrofa tiene un acompañamiento visual, un movimiento de cadera o una sacudida de melena determinados. Lo mismo pasa con el vestuario. La barranquillera se cambia tres veces de ropa en dos horas y media que dura su show, en secuencias absolutamente cronometradas. (NOTA ENVIADA POR CORREO PARA CORRECCION)

02 de marzo 2003 , 12:00 a.m.

La puesta en escena del concierto de Shakira es similar a un montaje teatral, en el que cada paso y cada palabra está determinado. La artista no canta a capricho. Tampoco improvisa discursos. Decidió el orden de las canciones desde los ensayos, a finales del año pasado. Cada acorde tiene asignado un juego de luces específico, cada estrofa tiene un acompañamiento visual, un movimiento de cadera o una sacudida de melena determinados. Lo mismo pasa con el vestuario. La barranquillera se cambia tres veces de ropa en dos horas y media que dura su show, en secuencias absolutamente cronometradas.

(NOTA ENVIADA POR CORREO PARA CORRECCION).

El espectáculo, que arrancó en San Diego (Estados Unidos), el 8 de noviembre pasado, comienza con la imagen de una cobra y una mangosta enfrentadas sobre un telón rojo. Shakira solo aparece minutos después, bajo la cabeza de otra cobra tridimensional, para cantar la canción Ojos así. Desde ahí, hasta su aparición con un candelabro en la cabeza para despedirse a ritmo de Suerte -o Whenever, wherever, según el idioma del público-, lo que ocurre en escena es el fruto de cuatro meses de preparación suya y de su equipo, aunado al trabajo -que también es de meses- de los productores locales.

Shakira dio el primer concepto con el nombre de la gira. Eligió la mangosta, debido a la fascinación por ese animal. "La mangosta para mí es un milagro viviente -explicó la cantante en el lanzamiento del tour en Nueva York-. Es un animal que puede vencer a la serpiente con un solo con un solo mordisco. Simboliza que podemos vencer el odio del mundo".

El diseño del show estuvo a cargo de la compañía RZO Concert Productions, basado en las ideas de la artista. La empresa encargada de enriquecer sus propuestas había preparado espectáculos para Madonna, U2 y los Rolling Stones. "En la época de los ensayos de Shakira, los Rolling pasaron por Miami, vi su concierto y el de ellos es mucho más sencillo", cuenta Patricia Téllez, representante de la cantante en Colombia y directora de Widevision, empresa que trae el Tour de la Mangosta al país.

Del diseño, se pasó a la construcción de los elementos que aparecen en escena. Una vez quedaron listos la cobra gigante o el video en el que Sadam Hussein y George Bush juegan ajedrez, se alquiló durante un mes el escenario del Miami Arena para sincronizar las coreografías, efectos, pirotecnia, luces e imágenes. Después, se hizo el ensayo con el público que se apuntó a diversos concursos en diferentes emisoras de esa ciudad.

Siguieron los conciertos en Nueva York, Barcelona (España), Colonia (Alemania), Londres (Inglaterra), Guadalajara, Ciudad de México, Panamá y Quito, entre otros. Shakira ve en video la grabación de cada una de sus presentaciones. Es implacable en la autocrítica a la hora de decidir qué cosas deben corregirse para la próxima vez.

El diseño original del show tiene especificaciones precisas. Para cumplir con ellas, Patricia Téllez y el equipo de Widevision han estado prácticamente de gira con Shakira, revisando los detalles. "Traeremos dos techos de fuera del país, uno para Bogotá y otro para Barranquilla -dijo Juan Carlos Pinzón-, porque los que había aquí no tenían la altura exigida de 2 metros con 50. Cada uno pesa 85 toneladas. Vienen por vía aérea. El frente del escenario nos va a quedar más o menos de unos 75 metros".

El equipo de producción recibe planos, requisitos técnicos de medidas, alturas y pesos. "Estamos hablando, por ejemplo, de cerca de 25 motores, unas 20 toneladas de peso sobre el escenario -advierte el productor español Sergio Merino, que participó en el montaje del show en Barcelona y vino a Colombia para colaborar con Widevision-. Nos entregan una lista técnica detallada, desde el tipo de cables y luces del escenario hasta los turnos que debe cumplir el personal que trabaja en el montaje (45 horas continuas de labores, en turnos de 12 horas) hasta, por ejemplo, seis kilómetros de cable".

El resto de la producción, que ocupa 14 contenedores y pesa 70 toneladas, incluye 300 mil vatios de sonido, 500 mil vatios de luz, cableado, plantas generadoras que, en total, llegan al millón de vatios. El trabajo exige la participación de las 80 personas que llegan con Shakira, más 250 de la producción local (sin contar con seguridad y logística), que trabajan a la par para que el Tour de la Mangosta sea memorable. De hecho, ya lo es, porque "se trata del primer espectáculo de esta envergadura, montado por una artista latinoamericana", agrega el productor español.

Cuando Shakira llegue a Colombia, las tarimas de Bogotá y Barranquilla estarán prácticamente listas, ya que el tour tiene prevista la rotación de dos escenarios, para que no haya más de tres días entre sus espectáculos.

Si la estrella sigue la rutina trazada en otras ciudades, realizará la prueba de sonido tres horas antes de cada concierto. La esperarán en el Estadio El Campín de Bogotá y en el Estadio Metropolitano de Barranquilla tres camerinos, uno para ella, otro para los ocho músicos y otro para su corista femenina. Llegará con sus padres, pedirá frutas, limón y miel, hará ejercicios para calentar la voz y rezará antes de salir a escena.

"El show es realmente sorprendente -cuenta Camilo Pombo, manejador de Cabas, que ha sido su telonero en México y repetirá en Bogotá-. Su diseñador, Chris Lamb, es el mejor del mundo. No era fan de Shakira pero después de verla soy el primero, por su profesionalismo. El suyo es superior a cualquier concierto visto en Colombia, incluidos Metallica y Guns n Roses. Los colombianos se sentirán orgullosos de esta chica de La Arenosa , porque ha llegado más lejos de cualquiera pudo soñar".

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.