MEDIO SIGLO CON SU GUITARRA

MEDIO SIGLO CON SU GUITARRA

Sofronín Martínez, Sofro como lo conoce todo el mundo, es un hombre sencillo, feliz, ama inmensamente la vida. Por eso, siempre tiene una sonrisa a flor de labios. Con su guitarra la misma compañera de toda la vida pudo ser el monstruo de la música en el continente, pero su intrañable amor a Cartagena no le permitió salir de ella. Alternó en el país en magníficos conciertos con Olguita Guillot, Chocolate Armenteros, Miguelito Váldez y otras estrellas internacionales, que guarda como recuerdos impreso en los discos.

15 de enero 1991 , 12:00 a.m.

No pierde los bríos de antaño, cuando llega este 10 de febrero a sus 66 años, de los cuales 50 han sido dedicados exclusivamente a la música. A la música le debo lo que tengo, es toda mi vida , señala el reconocido artista cartagenero quien fue homenajeado este domingo por el Club de Profesionales como forma de exaltar su vida y su obra: entrañable, reconocida, amada por nativos y turistas de Colombia y del exterior que miran en Sofro un símbolo más de esta ciudad histórica.

Sofronín Martínez nació en Pasacaballos, un corregimiento de pescadores cerca a Cartagena, pero desde muy pequeño se vino a vivir a aquí. Se casó con Esther Marrugo, el segundo amor que conoció el primero fue su guitarra, aunque señala que ambos son entrañables pero distintos.

De esa unión nacieron Luis Fernando, Cecilia Ester, Adalberto, Jorge Enrique, y ahora tres nietos que adora como a su música. Adalberto y Jorge hacen parte de las orquestas los Hijos del Sol y Checo Acosta, mientras que su nieto Carlos Manuel, de 8 años, toca la batería como un verdadero maestro.

El maestro, por los años 41, en plena adolescencia aprendió a tocar muy bien el tiple y la guitarra con sus hermanas Elodia y Emilia que tenían un dúo bolerista.

Desde entonces como un verdadero profesional recorrió con su guitarra los mejores escenarios del país y cantó en varios programas cuando la radio se hacía en vivo y en directo.

Cantó en orquestas de planta en importantes hoteles de Colombia, y desde hace 20 años es la atracción en la tabernarestaurante La Quemada, un sitio obligado de los turistas por su especial ambiente y su relación con el mundo de la cinematografía.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.