EL MALETÍN DE SANTA LOPESIERRA

EL MALETÍN DE SANTA LOPESIERRA

El fin del ex senador Samuel Santander Lopesierra, El hombre Marlboro , empezó el 6 de mayo de 1998. Fue su contador, Gustavo Díaz, el responsable del desastre.

20 de julio 2003 , 12:00 a.m.

El fin del ex senador Samuel Santander Lopesierra, El hombre Marlboro , empezó el 6 de mayo de 1998. Fue su contador, Gustavo Díaz, el responsable del desastre.

Sin proponérselo, por un azar del destino, el contador Díaz puso en manos de la Policía y de agentes encubiertos de la Drugs Enforcement Administration (DEA) el maletín personal de Santa Lopesierra y, con él, el dossier contable del contrabandista quizás más veterano, poderoso y versátil de todo Colombia.

Se trataba de un cúmulo de registros contables, plagados de abreviaturas, nombres en clave y escuetas anotaciones sobre pagos, giros y consignaciones en Colombia y en el exterior. Unas en pesos, otras en dólares y varias más en bolívares.

VR. Aporte política. BAQ. $ 7 .000.000. $ 31 728.316. $ 8 000.000. y $ 49 728.316.

Guardia Nacional Venezolana, intocable. Abogado pide copia del proceso en tribunales.

VR préstamos. Regalo Policía Apto. Barranquilla (...) Sueldos. Mayor millón de pesos. Febrero 22. Regalos a policías. 2. turno Maicao. Policía Sijín. Problema Rodrigo.

Propina Indumil Bogotá. Sumas. 10.000, 928.800.

Cuenta denominada VR. Cuenta Santa-Lucki. Oct. 20/97. Saldo viejo. US 400.000. Intereses de marzo, nov. 9 meses. Capital US 28.475.

Confirmar 2 Contenedores. ONT. Cupo para los 2 Contenedores. Confirmar Puerto y Confirmar respuesta de fax (Silvio) Anticipo (100.000). Enrique Cuenta: Santa, efectivo $5i 000.000, $45i .000.000, $7i 000.000.

Recibí de William Curbelo la suma de 200 mil dólares en efectivo. Javier Ocampo 58i 918.025 pesos.

VR US enviado conEl Lisoi a Cali, 100 mil US. $101i 500.000. Abono #... 12. Junio 25/97.

Más revelador aún resultó ser, no obstante, otro documento que también se encontraba dentro del maletín y que suscribía alguien que se identificaba como El Flaco . Textualmente la Fiscalía lo relacionó así:.

Un plano contentivo de coordenadas aéreas, con el dibujo de una pista de aterrizaje y con indicaciones, relacionadas con la descripción del sitio, altura de los árboles, ubicación de antena, luces de posición y hora ideal de llegada .

Los expertos en aeronavegación que descifraron una a una las anotaciones, concluyeron:.

El plano de aeronavegación encontrado en el maletín coincide, en todos y cada uno de los detalles, inclusive el tipo de escritura, con el plano de aeronavegación encontrado en la aeronave de matrícula HK 3894, interceptada por las autoridades norteamericanas y colombianas, el 22 de enero de 1998, realizando un vuelo no autorizado.

La aeronave HK 3894 hizo aterrizaje en pista clandestina, habiendo las autoridades perdido su rastro y apareciendo posteriormente abandonada en el aeropuerto José María Córdoba de Rionegro, Antioquia. No se encontraron residuos de droga estupefaciente .

Las pesquisas siguientes revelaron que la aeronave había partido de algún punto en las costas de México y había aterrizado a las 23:17 horas en una pista clandestina cercana a la población de Mutatá (Antioquia).

Aunque los permisos de vuelo de la aeronave estaban suspendidos y el aparato debía encontrarse en tierra, la Policía halló más de un plan de vuelo tramitado en forma irregular y un cúmulo de reportes sobre el decolaje del aparato del aeropuerto de Rionegro con destino a Eldorado en Bogotá. Las grabaciones aeronáuticas habían sido borradas.

En cuanto a El Flaco , los investigadores revelaron que se trataba en realidad de José Onofre Rojas, piloto y enlace clave de operaciones aéreas del cartel de Bogotá. Un allanamiento a su residencia puso en manos de la Policía mapas con rutas clandestinas de aeronavegación, razón de ser de la orden de captura expedida en su contra. Hoy es prófugo de la justicia.

Enlace Martelo.

Cómo cayó semejante dossier en poder de las autoridades? Sin calcular que era asunto de horas el que policías y fiscales irrumpieran en la edificación, el contador Gustavo Díaz había dejado a guardar el maletín de cuero del ex congresista Santa Lopesierra en el apartamento 503, Interior 2, de la transversal 108 con calle 126, en el norte de Bogotá.

Propiedad de Luis Reynaldo Murcia Sierra, Martelo , el apartamento fue allanado en la madrugada del 6 de mayo de 1998. Acusado de ser una especie de jefe del cartel de Bogotá, éste departía con una hermosa modelo.

Martelo cuya sentencia absolutoria es hoy objeto de revisión no opuso resistencia ni siquiera cuando la Policía encontró su neceser personal: un maletín con costosos anillos, relojes y pulseras, del que había extraído más de un obsequio con destino a las top models con las que había departido y de las que conservaba, en sendos álbumes fotográficos, más de una imagen insinuante.

Aunque en otra habitación, ese 6 de mayo, dentro del apartamento, los agentes también confiscaron el maletín personal de Lopesierra, el mismo que le había encomendado el contador Gustavo Díaz y que contenía, además de los registros contables del ex congresista, un pantalón, algunas camisas y varios interiores talla 42.

Debajo de ellos, un paquete de documentos consignaba detalles sobre una exportación de limones encerado. El embarque debía salir desde un puerto marítimo en Venezuela y su destino era el puerto de Amsterdam, en Holanda.

La firma a cargo de la exportación era Querales, C.A, que al efecto aparecía gestionando una solicitud de reserva de carga en el buque MN/CABELO. Puerto de carga: La Guajira. Destino final: Amsterdam.

Este embarque no tuvo éxito. La Policía Internacional notificó a las autoridades colombianas que el destacamento 58 de la Guardia Nacional de Venezuela incautó, en el puerto de Maiquetía, 500 kilos de cocaína camuflados en un contenedor de limones.

Las autoridades saben que se trata de la misma operación en razón de que el informe de la Guardia Nacional señala como compañía exportadora a Díaz Querales C.A., firma que hoy se considera fantasma.

A estos hallazgos se sumó uno más. Javier Ocampo, J.O. , un nombre que aparece junto al de Macgiver en varios registros contables- J.O. , recibo por 100.000 dólares, Javier Ocampo 58 918.025- es, en criterio de las autoridades, un importante agente del narcotráfico en la zona cafetera. Las autoridades siguen su rastro.

Salvo por una fotografía en la que el ex congresista Santander Lopesierra aparece junto a Martelo en la Navidad de 1997, lo demás es lo que el país ya conoce.

Por un lado el escándalo tras la desaparición de dos toneladas de cocaína en el Atlántico- razón de ser de la salida del general Gabriel Díaz, comandante de la Segunda Brigada del Ejército- . Por el otro, 1.890 horas de grabación realizadas por la DEA y la Dijín sobre los nexos entre Lopesierra y el libanés Ghassan Omar Fakih, El Turco Alberto , ya extraditados a Estados Unidos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.