NI PARA PROTESTAR NOS PONEMOS DE ACUERDO

NI PARA PROTESTAR NOS PONEMOS DE ACUERDO

Ayer una flor era bienvenida y una consigna contra la guerra se agradecía. Pero el encuentro dejó de ser lo que se esperaba, un acto contra el terrorismo convocado por Redepaz frente a las ruinas de El Nogal, para convertirse en una pelea verbal.

11 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Ayer una flor era bienvenida y una consigna contra la guerra se agradecía. Pero el encuentro dejó de ser lo que se esperaba, un acto contra el terrorismo convocado por Redepaz frente a las ruinas de El Nogal, para convertirse en una pelea verbal.

A la consigna ni un hombre ni una mujer ni un peso para la guerra , dicha por miembros de organizaciones de derechos humanos, varios de los cerca de 300 asistentes que acudieron a la reunión citada a las 11 de la mañana respondieron pidiendo apoyo para Uribe y el Ejército.

No eran expresiones del otro mundo, pero cada quien las tomó como quiso: Mamertos! - decían unos- , esos son los que se oponen al referendo y aceptan las barbaridades de la guerrilla .

Derechistas! - contestaron otros- , esos son los seguidores de Uribe, que quieren hundir el país en la guerra y rechazan el diálogo .

No faltó quien exigió pena de muerte para los autores del atentado al club, y aquellos que se hicieron a un lado y, tras proclamarse defensores del Ejército y del presidente, improvisaron un réquiem por las víctimas.

Sonia Cabrera, una de las asistentes, calificó esta actitud de fundamentalista: Así se construye la paz? De ese edificio salió un primo mío herido, y no por eso estoy pidiendo más guerra .

Uno de los socios de El Nogal no ocultó su descontento: Vine porque pensé que esto era un evento de apoyo a las víctimas, y me encuentro con un acto politizado. Para mí es claro que hay que ponerse del lado de Uribe y el Ejército .

Ana Teresa Bernal, presidenta de Redepaz, aseguró que la convocatoria se hizo para rechazar el ataque del viernes y pedir respeto por la vida de los civiles: Casi al final resultó que había asistentes a favor y en contra del presidente, cuando la idea era rechazar la violencia .

Al medio día, luego de que los grupos partieron por costados opuestos de la carrera Séptima, solo quedaban curiosos como Lucía Huertas, que esperaban rendir un homenaje más personal: Todos estamos tristes, pero está visto que ni para protestar por lo que nos duele podemos ponernos de acuerdo .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.