SE DESMORONA CASO A. GÓMEZ

SE DESMORONA CASO A. GÓMEZ

Un juzgado de Bogotá absolvió ayer a cuatro ex miembros de inteligencia del Ejército y dejó así al borde de la impunidad, en lo que autores intelectuales se refiere, el asesinato del líder conservador Alvaro Gómez Hurtado.

26 de marzo 2003 , 12:00 a. m.

Un juzgado de Bogotá absolvió ayer a cuatro ex miembros de inteligencia del Ejército y dejó así al borde de la impunidad, en lo que autores intelectuales se refiere, el asesinato del líder conservador Alvaro Gómez Hurtado.

Se trata de los hermanos Omar y Henry Berrío Loaiza y los hermanos Carlos y Franklin Gaona, conocidos como el grupo Cazador , quienes estaban vinculados al caso acusados como autores materiales del crimen.

Ahora, en el proceso que adelanta la jueza segunda especializada de Bogotá, Lesther María González, solo falta que se tome la decisión con respecto al coronel (r) Bernardo Ruiz Silva, ex jefe de la brigada de inteligencia del Ejército.

El coronel, llamado a juicio por la Fiscalía el 8 de noviembre de 1999, es acusado de ser el autor intelectual del hecho.

Sin embargo, la absolución del grupo Cazador , que en la investigación estaba relacionado con Ruiz, parecería abrir el camino para que también el oficial retirado sea liberado de toda culpa por la justicia.

En esas circunstancias, siete años, cuatro meses y 23 días después de ocurrido el magnicidio, podría quedar prácticamente en la impunidad. Pues hasta ahora solo se han dado dos condenas.

Una contra Héctor Paúl Flórez (en diciembre del 2001), a 40 años de prisión. Según la Fiscalía, se trasladó de Montería a Bogotá para llevar a cabo el asesinato del 2 de noviembre de 1995 en el norte de la capital.

Y la otra, también conocida ayer, contra Hermes Ortiz, a ocho años por concierto para delinquir. Este había sido condenado en el 2001 a 40 años por el atentado contra Antonio José Cancino, abogado del entonces presidente Ernesto Samper.

El coronel Ruiz ha insistido ante la justicia en su inocencia y aseguran que todo se trata de un montaje en su contra.

El asesinato de Gómez, que se dio en medio de un clima de inestabilidad política durante el gobierno de Ernesto Samper, ha estado rodeado de situaciones anómalas.

Uno de los testigos, Giovanny Gómez Galán, que llevó a la detención de algunos de los implicados, fue asesinado. Y la juez del caso que también lleva otros procesos complicados denunció amenazas en su contra.

El jefe paramilitar Carlos Castaño habla del tema en su libro Mi confesión y señala a sectores del narcotráfico y del Estado como los que planearon y ejecutaron el crimen.

Ayer, también conoció EL TIEMPO que la juez segunda condenó a Luis Fernando Jutinico y a Gustavo Adolfo Jaramillo a 40 años por el atentado contra Cancino, que cobró la vida de dos de sus escoltas.

Jutinico fue capturado en Berlín (Alemania) en 1996 por porte de documentos falsos y luego extraditado a Colombia en abril de 1997. Un testigo señaló a Jutinico de participar tanto en el atentado a Alvaro Gómez como en el del abogado Antonio José Cancino.

El 25 de marzo del 2000 fue descubierto un plan de fuga de Jutinico de la cárcel La Picota de Bogotá.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.