LE FALTARON 10 METROS PARA PASAR

LE FALTARON 10 METROS PARA PASAR

Aunque es prematuro tratar de establecer las causas del accidente de la Piper en que viajaba el ministro de Protección Social, Juan Luis Londoño, ya es claro que las investigaciones deberán centrarse en determinar por qué razón a la aeronave le faltaron apenas 10 metros para superar el cerro San Julián, en Cajamarca (Tolima).

12 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Aunque es prematuro tratar de establecer las causas del accidente de la Piper en que viajaba el ministro de Protección Social, Juan Luis Londoño, ya es claro que las investigaciones deberán centrarse en determinar por qué razón a la aeronave le faltaron apenas 10 metros para superar el cerro San Julián, en Cajamarca (Tolima).

Sin embargo, la tarea no será fácil porque este tipo de aeronaves carece de caja negra. Es decir, no tiene ni grabador de voz ni de vuelo, que permitan conocer la trayectoria mediante el reporte de cualquier viraje, ascenso o descenso del aparato.

El capitán Gilberto Zamora, coordinador del Sistema Nacional de Bomberos, dijo que al pequeño bimotor le faltaron apenas unos metros para superar el cerro, situado en inmediaciones de la finca La Diamantina. En el sobrevuelo, vimos el avión clavado en un bosque. Calculo que la distancia entre el punto del impacto y la copa de los árboles es de 10 metros .

Según las cartas de navegación del piloto Julián Pinzón, miembro de la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles (Acdac), la avioneta iba en la ruta correcta.

Ese corredor, que comunica al Tolima con el Eje Cafetero, se conoce como El Paso. Es la parte más baja de La Línea, en la Cordillera Central, y dispone de una radioayuda , explicó.

En esa parte de la cadena montañosa hay varios cerros, entre ellos el de San Julián.

Para cruzar por allí, un piloto tiene que volar a 10.500 pies de altura, siempre y cuando tenga visibilidad. Cuando hay condiciones adversas, como neblina, las aeronaves deben alcanzar una altura mínima de 15.000 pies. Al parecer, Vanegas sobrevoló a un nivel en el que supuestamente se deben ver los cerros de El Paso. Seguramente pensó que se metía en una nube y se estrelló contra la montaña , especuló Pinzón.

El capitán Zamora expuso una hipótesis similar: el piloto siguió conduciendo la nave de manera visual, a pesar del mal tiempo.

Vanegas agregó que existen 50.000 razones que pueden impedir que un avión tome determinada altura, como que se quede sin un motor o que se despegue el tren de aterrizaje después de decolar. Por eso resulta muy atrevido atribuirle alguna de estas fallas a la avioneta que se accidentó .

Los investigadores también tendrán que establecer si la tormenta reinante en la zona entre la 1 y las 4 de la tarde del jueves pasado influyó en la altura errada de la aeronave.

Según un reporte mencionado por la revista Cambio y atribuido al meteorólogo Max Henríquez, en ese momento había un cúmulo nimbus, es decir una masa de nubes negras con fuertes vientos y tormentas eléctricas en su interior, de entre 8 y 9 kilómetros de altura.

Ayer se barajó la hipótesis de que la avioneta tenía peso excesivo, que le habría impedido alcanzar la altura de 12.500 pies, como era el propósito del comandante Germán Vanegas, según le informó a la torre de control.

Esta se basó en el hecho de que el avión aterrizó en Flandes (Tolima) para reabastecerse de combustible. Sin embargo, según el capitán Pinzón, el peso del combustible no influye en la pérdida de altura del bimotor.

Itinerario de la tragedia.

Jueves 6 de febrero.

2:15. p.m. La avioneta bimotor Piper Star, con matrícula HK 3645, despega del aeropuerto de Guaymaral, cerca de Bogotá, con destino a Popayán.

2:35 p.m. La aeronave aterriza en el aeropuerto Santiago Vila, de Flandes (Tolima) para reabastecerse de combustible.

3:23 p.m. Despega con destino a Popayán.

3:27 p.m. Aparece por última vez en el radar de Bogotá.

3:37 p.m. El piloto reporta: Crucé Ibagué a 10.000 pies (de altura). Asciendo a 12.500. Reporto El Paso (La Línea) a las 4 y 3 (3:43) .

3:39 p.m. Bellsouth deja de recibir la señal de los teléfonos celulares de Londoño y Lena Bloss, su asistente. Se presume que esa fue la hora exacta del choque contra el cerro San Julián.

4:00 p.m. El avión en el que viajaban el Ministro de Protección Social y cuatro personas más es reportado desaparecido por la Aeronáutica Civil.

REACCIONES.

Noemí Sanín.

Embajadora en España.

Yo perdí mi compañero y el país perdió su mejor líder social. Nos corresponde hacer de su legado, de su pensamiento, una realidad que alivie la vida de la mayorías de los pobres de Colombia, que fueron la razón de ser de su vida, de su estudio, de su trabajo, de su esfuerzo.

Luis Alfredo Ramos.

Presidente del Senado.

Lo recuerdo como un colombiano brillante y creativo que siempre tenía en mente una solución para los problemas de la nación. Es una pérdida para el Gobierno y para el país. El Congreso también siente la desaparición de este colombiano.

William Vélez.

Presidente de la Cámara de Representantes.

Es una gran pérdida para el país. Juan Luis enriqueció los debates con sus aportes. Era un hombre tranquilo, que jamas se salía de casillas. Siempre mantuvo la compostura y con su sonrisa desarmaba a los más críticos y a sus opositores.

Rodrigo Rivera.

Senador liberal.

Lo recuerdo como un hombre brillante, humilde, alegre y comprometido con los cambios que requiere el país. El año pasado se puso de rodillas en una actitud jocosa para pedirnos que apoyáramos la reforma laboral. Era un hombre bastante brillante y sin falsas vanidades.

Carlos Holguín Sardi.

Senador conservador.

Siempre tuvo buenos gestos conmigo. Una vez se enteró de que me habían tratado mal en un ministerio y me llamó a ofrecerme disculpas. Le dije que le habían dado una falsa información, pero él insistió en ofrecerme las disculpas.

Carlos Rodríguez Díaz.

Presidente de la CUT.

Lo recordamos como un buen contradictor, tenía argumentos defendiendo las tesis del Gobierno y lo hacía con vehemencia. Condujo con mucha intensidad los planteamientos en la perspectiva de buscar defender la posición oficial. Yo lo recuerdo afable, cordial, sincero y con vehemencia para defender sus tesis. La controversia con él era con argumentos.

Myriam Luz Triana.

Secretaria general adjunta de la Cgtd.

Tuvimos bastantes diferencias con él pero primero está el ser humano y luego sus políticas. El obedecía a un mandato y le cumplía al FMI en contra de los trabajadores. Parecía ser un hombre honesto y manifestaba las cosas de frente. Desde el punto de vista personal lo recuerdo como muy activo, no se estaba quieto, siempre estaba movilizándose por todo el salón.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.