EL TRATAMIENTO DISCRIMINATORIO DEL FMI

EL TRATAMIENTO DISCRIMINATORIO DEL FMI

Es realmente triste confirmar que las políticas y estrategias del FMI no se aplican por igual a todos los países, sino que por el contrario existe una discriminación y un trato preferente para algunos.

06 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Es realmente triste confirmar que las políticas y estrategias del FMI no se aplican por igual a todos los países, sino que por el contrario existe una discriminación y un trato preferente para algunos.

Si se estudia el comportamiento de Colombia con respecto de los acuerdos y compromisos, encontraremos que siempre los ha venido cumpliendo de manera rigurosa, es más, nos extralimitamos porque introducimos compromisos no exigidos. Un ejemplo reciente fue la ampliación del monto de nuestras reservas internacionales en plena recesión, cuando lo que necesitamos es hacer inversión social y no ahorrar más. Tener U$10.700 millones en reservas es un absurdo con respecto al monto de nuestra deuda y obligaciones financieras; más aún si comparamos las reservas versus la deuda de los demás países de la región vemos claramente la desproporción, países con una mayor deuda, tienen menores reservas que las nuestras, el caso Argentino es la prueba.

Nos obligan a hacer un ajuste fiscal excesivo, frenando nuevamente la reactivación, al realizar tres reformas tributarias en cinco meses, récord sin igual en Latinoamérica. La primera, el impuesto al patrimonio del 1,2 por ciento, que como lo pronostiqué se recogerán 2.6 billones, es decir, más de 500 mil millones de lo esperado. La segunda, la reforma tributaria que también está subestimando su recaudo colocando tan solo en 2.8 billones de pesos porque no tienen en cuenta ni las dos amnistías incluidas de manera poco ortodoxa, ni los incrementos reales de tarifa y base. Y la última, la más absurda que entrará en vigencia en enero del 2005 donde se crea la tarifa del IVA del 2 por ciento para todos los productos exentos y excluidos de la canasta familiar, e incrementa la tarifa del 7 por ciento al 10 por ciento. Todo con el objetivo de disminuir el déficit fiscal aumentando impuestos y disminuyendo gastos, política que se viene practicando sin éxito desde 1990, como se puede ratificar al observar el déficit fiscal actual del 4.1 por ciento del PIB. Por qué será que los señores del FMI no se apartan de su receta tradicional y permiten que en Colombia ataquemos los problemas reales como son; el incremento de las transferencias que hoy están en 23,5 billones y el pago de la deuda externa e interna que crece de manera exponencial llegando a un monto sin precedente de 25,7 billones? Si queremos realmente acabar con el déficit fiscal no solo debemos concentrar el esfuerzo en la disminución del gasto de funcionamiento, ya que éste tan solo es de 7.7 billones, cifra poco representativa con respecto a las dos anteriormente mencionadas.

Como nos gusta ser modelo, nuestro esfuerzo no solo fue tributario sino que realizamos simultáneamente la reforma pensional y laboral en contra de los estratos populares, rematándolos al incluir en el referendo un artículo que espero no sea aprobado, ya que de manera errónea pretende congelar por dos años, el salario de los trabajadores impidiendo el crecimiento de la demanda agregada real.

Cuál creen que es el premio a todo este sacrificio que hacemos los colombianos por parte del FMI? La respuesta es ninguno. Nosotros les solicitamos que nos dejen reestructurar la deuda, de tal manera que nos permitan postergar el pago de los intereses por un solo año, con lo cual nuestro país no tendría que pagar en el 2003 $10,1 billones de pesos, eso si manteniendo nuestro compromiso de pagar 14,6 billones en amortizaciones. La respuesta a esta pretensión fue un No rotundo, aunque en ese mismo momento Argentina, Brasil y otros países que firman acuerdos con ellos todos los años y no los cumplen, entraron en moratoria y reestructuración de la deuda de manera unilateral. Pese a estos antecedentes y sin hacer los sacrificios y reformas nuestros vecinos reciben como premio la benevolencia del fondo; se les condonan intereses, se les pasa por alto el no pago del servicio de la deuda y se les castiga otorgándoles más créditos con mejores condiciones que las nuestras y aprobándoles un stand by que se utilizará de acuerdo a las condiciones que los incumplidos coloquen. Como se ve existen países de primera, segunda y tercera para el tratamiento y políticas del fondo. Nuestros gobiernos nos siguen sacrificando sin exigir lo que por derecho nos corresponde, mejores condiciones que la de los Estados desobedientes e incumplidos. Seguimos sumisos sin que nadie logre que nos den el salvavidas real que nos permita obtener 10,1 billones del ahorro por el no pago de los intereses, para hacer crecer la inversión social de 7,6 billones de pesos a por lo menos el doble y con el remanente poder afrontar simultáneamente los gastos de la guerra; con lo cual tendríamos una real oportunidad de reactivar nuestra economía y recuperar la senda del desarrollo y bienestar. Al lograr el cambio de modelo podremos por fin una reforma tributaria final de manera estructural, como se la ofrecimos los liberales al gobierno con una tarifa final de manera estructural, como se la ofrecimos los liberales al gobierno con una tarifa única del IVA del 10 por cinto para todo, excluidos tan solo 35 productos de la canasta familiar, y otra tarifa única para la renta del 35 por ciento pero eso si desmontando por fin el 3X1000 cosa que también apoya el FMI. Con la propuesta anterior, se terminan los privilegios e inequidades, y además mejorara el recaudo. Dr. Junguito exijamos lo que nos corresponde al Fondo por nuestro esfuerzo y trayectoria, dejemos atrás la etapa de sumisión y súplica.

Por último Ministro no siga cuidando el puesto en el FMI ya se lo ganó con nuestro sacrificio. Más bien pelee por un tratamiento digno y recíproco para todos los Colombianos, nos lo debe.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.