CHUBB Y MAPFRE EVALUARÁN DAÑOS

CHUBB Y MAPFRE EVALUARÁN DAÑOS

El atentado terrorista del pasado viernes al Club El Nogal, en Bogotá, sorprendió a la industria aseguradora colombiana, más por el punto de la explosión (interior de las instalaciones) y magnitud y violencia del mismo, que por el monto de las pérdidas materiales que debe asumir.

12 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

El atentado terrorista del pasado viernes al Club El Nogal, en Bogotá, sorprendió a la industria aseguradora colombiana, más por el punto de la explosión (interior de las instalaciones) y magnitud y violencia del mismo, que por el monto de las pérdidas materiales que debe asumir.

El Nogal está asegurado por las firmas Chubb (estadounidense) y Mapfre (española) contra hechos derivados de acciones terroristas y no era considerado, según fuentes del sector, un blanco inminente del terrorismo, "aunque cabía esperar el lanzamiento de petardos, desde la calle, a su sede", dijeron.

Las dos compañías se distribuyeron el aseguramiento: Chubb, que lleva tres años con El Nogal, en un 70 por ciento, y Mapfre el restante 30 por ciento. Sin embargo, el monto del amparo no fue establecido oficialmente, pero se habla de cuantías que van desde 5 hasta 7,5 millones de dólares (entre 14.840 y 22.260 millones de pesos).

El Club aseguró el edificio como tal y todo lo que hay en su interior. Los daños, dijo el vicepresidente Comercial de Chubb, Edgar Saavedra, no ha sido cuantificados todavía, pues el personal de la firma no ha tenido acceso al club.

No obstante, directivos de Seguros Bolívar indicaron que las pérdidas materiales, muy preliminarmente, podrían ascender a por lo menos 25.000 millones de pesos (8,4 millones de dólares).

La diferencia entre la cuantía de las pérdidas y el valor asegurado tendrá que ser asumida por el club, señalaron expertos. Los propietarios de los aproximadamente 150 vehículos destruidos o dañados parcialmente pueden recuperar su valor mediante las pólizas que aseguran todo, que son las que compra el dueño de un auto.

Dicho seguro, explicó William Torres, asesor del ramo, cubre estos riesgos. Para reclamar, dijo, basta que el titular de la póliza (tomador) presente a cada compañía aseguradora la tarjeta de propiedad y el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (Soat) vigente.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.