LA REBELIÓN DE LOS RICOS

LA REBELIÓN DE LOS RICOS

Un puñado de millonarios estadounidenses se moviliza para mantener a cualquier precio el impuesto más costoso para ellos, el de la herencia, cuando el gobierno anunció recientemente reducciones de impuestos para estimular la economía.

10 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Un puñado de millonarios estadounidenses se moviliza para mantener a cualquier precio el impuesto más costoso para ellos, el de la herencia, cuando el gobierno anunció recientemente reducciones de impuestos para estimular la economía.

Este movimiento, que tiene dos años y del cual Bill Gates padre (padre del fundador de Microsoft, Bill Gates) es punta de lanza, fue reactivado a comienzos de enero tras el anuncio de un plan de reducciones de impuestos que beneficiaría en primer lugar según sus detractores a las clases más pudientes.

"Se trata simplemente de un impuesto (...) que las personas ricas no quieren pagardice disgustado Gates padre. Felizmente, "mi hijo está de acuerdo conmigose consuela.

Todos estos militantes, entre ellos el magnate de los medio de comunicación Ted Turner, el actor Paul Newman, el financista George Soros o incluso miembros de las familias Rockefeller o Roosevelt, firmaron una petición lanzada el 14 de febrero de 2001 para mantener el impuesto sobre la herencia.

Aunque son los primeros afectados por ese gravamen, estiman que su mantenimiento es indispensable para reducir las desigualdades sociales e impedir la creación de una "aristocracia" perpetuada por la transmisión de riquezas de generación en generación.

"La brecha entre ricos y pobres no cesa de aumentar, lo que no es sanodeclaró Soros en una conferencia de prensa a mediados de enero.la supresión del impuesto sobre la herencia reforzaría aún más esta tendencia", añadió.

"Los impuestos, como la muerte, son realidades desagradables", bromeó Soros. "No se puede abolir ni una cosa ni la otra. (...) Pero me parece que el impuesto sobre la herencia es menos perjudicial, ya que no impide la creación de riquezas", añadió.

Quienes se oponen al impuesto sobre la herencia estiman que por el contrario, perjudica a las pequeñas empresas y a las granjas familiares, obligando a numerosas familias a vender su propiedad en caso de muerte de uno de sus miembros.

"Lanzamos actualmente una campaña activa para infundirle nuevo vigor a este debate", explicó Chuck Collins, de la coalición por "el dinero responsable", que es la punta de lanza del movimiento.

Más de 1.300 personas, susceptibles de ser afectadas por el impuesto sobre la herencia o que ya lo pagaron, firmaron su petición, aseguró.

Estos militantes, de un tipo nuevo, reconocen que sus argumentos a veces son mal recibidos. "En los círculos donde me muevo siento un cierto apoyo", dijo George Soros. "Pero una cierta cantidad de personas me preguntan también:" Qué diablos estás haciendo?", acotó.

A la cabeza del movimiento, Bill Gates padre, cuyo hijo es el hombre más rico del mundo, acaba de publicar un libro titulado "Riqueza y comunidad: por qué Estados Unidos debe gravar las grandes fortunas?".

Su hijo, el fundador de Microsoft, posee una fortuna estimada en 43.000 millones de dólares, según la clasificación anual de la revista Forbes. Gates es también el estadounidense más generoso del planeta: habría donado casi 26.000 millones de dólares desde 1998, según la revista Business Week.

LA LEY DE LA DISCORDIA.

Aunque en el pasado el impuesto a las herencias podía representar hasta 55 por ciento del valor de los patrimonios legados, una nueva ley, aprobada por el Congreso en 2001, limita este impuesto a 45 por ciento del patrimonio.

Además, mientras los patrimonios valuados hasta 675.000 dólares estaban exentos de este impuesto, la nueva ley elevó este nivel a 3,5 millones de dólares.

Finalmente, esta ley prevé la desaparición pura y simple de este impuesto antes de 2010, lo que podría acrecentar aún más los déficit públicos estadounidenses, advierten los críticos.

El impuesto federal sobre la herencia afecta actualmente a menos de 2 por ciento de los patrimonios, y debería concernir a menos de 1 por ciento de la población, gracias a esta nueva ley.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.