NO COMPITO CON ROBINSON DÍAZ

NO COMPITO CON ROBINSON DÍAZ

Hace unos seis años llegó a París convencida de que ampliaría sus conocimientos de danza. En la primera clase en la escuela de Jacques Lecocq se dio cuenta de que se había matriculado en una escuela de teatro y no de ballet. La decepción le duró poco, pues sintió que podía explorar otros movimientos. Le fue cogiendo gusto a esa actividad que le había visto desarrollar a su esposo, el actor Robinson Díaz.

13 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Hace unos seis años llegó a París convencida de que ampliaría sus conocimientos de danza. En la primera clase en la escuela de Jacques Lecocq se dio cuenta de que se había matriculado en una escuela de teatro y no de ballet. La decepción le duró poco, pues sintió que podía explorar otros movimientos. Le fue cogiendo gusto a esa actividad que le había visto desarrollar a su esposo, el actor Robinson Díaz.

Al regreso, embarazada de Juan José, estaba definido que quería convertirse en actriz. Lleva solo cuatro años en la pantalla y cuatro dramatizados (Marido y mujer, Alicia en el país de las mercancías, El informante y Francisco el matemático). Ahora es Eugenia, una profesora y esposa de Francisco, en el seriado de RCN.

Adriana Arango es paisa y bailarina desde los 8 años (tiene 28). En su Medellín creció colándose en las presentaciones del Teatro Metropolitano y tratando de que el jefe de seguridad no la encontrara. A los 16, cuando decidió venirse para Bogotá buscando más formación, le dijo a su eterno perseguidor que ya no volvería a colarse: Ojalá un día vengas a presentarte y yo te pueda ver , le dijo él. Un año después conoció a Robinson.

Influyó la admiración en que se enamorara de Robinson?.

Cuando lo conocí, para mí era un hombre cualquiera y no había visto ninguna de sus obras. Además, he pasado mucha parte de mi vida en los teatros y el hecho de que alguien fuera actor no me deslumbraba. Me deslumbró el ser humano.

Qué siente cuando dicen que él es soberbio?.

Algunas críticas son ciertas y hay que aprender de ellas cuando son inteligentes. No creo que sea soberbio, sino perfeccionista. Entre esas dos definiciones hay una línea muy delgada para el que las mira.

Ser la esposa de Robinson Díaz puede hacer que la juzguen duro a la hora de actuar.

No me preocupa lo que piensen los demás. Simplemente me siento orgullosa de ese muchacho del que me enamoré hace tantos años. No compito con él, me lleva muchos años de carrera y de experiencia, y tiene visiones distintas a las mías.

Qué tanto ha servido su relación para conseguir trabajo?.

Cuándo a Robinson le preguntaron qué pensaba de mi nombre para un papel en Marido y mujer, no dijo nada y yo le reproché. Ahora sé que ese ha sido uno de sus más bellos detalles de amor, pues permitió que me fuera abriendo camino sola.

Cómo conservar una relación de pareja en un medio lleno de intrigas, como este?.

Hay pocas personas que se toman la molestia de tratar de separarnos. Tal vez nos queremos más de lo que han intentado. En la casa, solo somos un hombre y una mujer que tienen una vida y un trabajo y a los que les pasan cosas. En nuestra vida no existe la farándula. Además, una relación estable no se busca, simplemente es.

Qué siente al actuar?.

Cuando estoy frente a una cámara o en el escenario, siento que es el lugar donde más segura estoy. La vida es muy dura y tiene momentos difíciles, pero cuando se está protegido por la ficción, nada malo puede pasar.

Es un escape?.

No lo creo, porque eso no significa que corra a subirme a un escenario cuando estoy mal. Es como cuando se hace el amor, que no se piensa en nada y simplemente se mira al otro a los ojos y se está pendiente de su respiración o de su sudor.

Es como un estado cercano a la felicidad?.

Eso creo... Pienso que la felicidad es uno de esos momentos en los que uno flota para luego seguir caminando...

FOTO/Ricardo Vejarano.

Adriana Arango y Ricardo Vélez, durante una de las escenas grabadas en el Eje Cafetero.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.