LA MERMA DE CRUDO VENEZOLANO PUEDE SER DURADERA

LA MERMA DE CRUDO VENEZOLANO PUEDE SER DURADERA

A pesar de la recuperación reciente en la producción, se espera que la industria petrolera venezolana siga cojeando aún después de que termine el paro cívico actual. Esto podría dejar muy vulnerables los mercados globales ante la posibilidad de una guerra con Irak y de aumentos superiores en el precio de la gasolina. (VER GRAFICA: GOTA A GOTA)

14 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

A pesar de la recuperación reciente en la producción, se espera que la industria petrolera venezolana siga cojeando aún después de que termine el paro cívico actual. Esto podría dejar muy vulnerables los mercados globales ante la posibilidad de una guerra con Irak y de aumentos superiores en el precio de la gasolina.

(VER GRAFICA: GOTA A GOTA).

Expertos de la industria y los trabajadores en huelga dicen que es poco probable que la estatal venezolana Petróleos de Venezuela SA pueda restablecer más de dos tercios de los niveles de producción anteriores a la huelga. Dicen que la empresa tiene dificultades por la falta de trabajadores experimentados. Además, varios pozos fueron dañados cuando los trabajadores cerraron los campos el 2 de diciembre en un intento por forzar al presidente Hugo Chávez a abandonar el poder. Las compañías petroleras extranjeras, que producen cerca de 400.000 barriles diarios de crudo pesado en operaciones conjuntas con Pdvsa, dicen que sus operaciones también han disminuido.

Hasta ahora, Pdvsa ha restablecido cerca de 1,4 millones de barriles diarios de la producción de Venezuela antes de la huelga, de cerca de 3 millones de barriles diarios, lo que la llevó a ocupar el quinto lugar como productor de petróleo del mundo y el cuarto mayor exportador a Estados Unidos. Chávez afirma que la producción es de 1,9 millones de barriles al día, pero aun así, los expertos dicen que Venezuela tendrá muchas dificultades para producir más que eso.

Los expertos dicen que la industria global tiene una capacidad excedente a corto plazo de cerca de 2 millones de barriles de petróleo al día, aproximadamente lo mismo que Irak produce actualmente. Si una guerra interrumpe el flujo de petróleo, la incapacidad de Venezuela de volver a su potencial máximo puede ser un factor clave ante la posibilidad de escasez.

Si Irak deja de producir, será una situación crítica , dijo Leo Drollas, subdirector del Centro de Estudios de la Energía Global, con sede en Londres. Venezuela tendría que sobrepasar con mucho los 2 millones de barriles diarios para ayudar a la situación .

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha buscado compensar las pérdidas venezolanas, pero aun así los inventarios petrolíferos de EE.UU. han caído a 269,8 millones de barriles, su nivel más bajo desde 1975, según la Agencia de Información de Energía de EE.UU. El bajo nivel de las reservas además del miedo a una guerra han ayudado a enviar el precio del petróleo al cielo. El barril de crudo para entrega en marzo se negociaba ayer a US$36,58 en la New York Mercantile Exchange, casi 40% más frente a los niveles de finales de diciembre del año pasado.

Tanto EE.UU. como la Agencia Internacional de Energía (AIE), con sede en París, podrían liberar reservas para ayudar a satisfacer la demanda mundial a corto plazo de cerca de 76 millones de barriles diarios. La AIE controla 4.000 millones de barriles de petróleo, mientras que EE.UU. posee cerca de 600 millones de barriles de petróleo en su Reserva Estratégica de Petróleo.

Pero los expertos dicen que Venezuela ha perdido permanentemente hasta 400.000 barriles diarios, o por lo menos un 10% del total de su producción. Los pozos de baja presión como aquellos de la parte occidental del país se han llenado de arena, lo que los deja inservibles.

Mientras las empresas productoras de crudo pesado han tenido dificultades para reanudar su producción, Exxon Mobil Corp. dijo esta semana que planea volver a embarcar el crudo sintético.

Estos problemas se complican por la tasa natural de caída en la producción del país que es del 20% anual y la sustitución con obreros que no tienen conocimiento de los pozos, especialmente aquellos que requieren de pericia técnica para forzar la salida del petróleo a la superficie. En su afán por eliminar la deslealtad y crear un Pdvsa con menos personal, Chávez ha destituido a cerca de 12.000 de los 40.000 trabajadores de la empresa, y los trabajadores en huelga dicen que sus reemplazos no están haciendo bien lo que se les encomendó. Le ha cortado el corazón a la compañía , dijo Adam Sieminski, analista de Deutsche Bank.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.